Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


El elástico avance de la sanidad

José Fernández
Periodista

Todos los partidos políticos guardan en su fondo de armario la figura del joven sobradamente preparado que, a pesar de no haber tenido vida laboral conocida fuera de las siglas, ha alcanzado puestos de relevancia orgánica y de proyección social. Son los perfiles adecuados para ofrecer ruedas de prensa que en realidad son lecturas públicas (en algunos casos, no sin cierta dificultad expresiva) de los productos salidos del obrador de pastelería que existe en cada partido. Y así pasan las cosas que pasan.

Noemí Cruz

La otra mañana, la parlamentaria socialista Noemí Cruz, un perfil que encaja en la catalogación previamente descrita, fue nominada para salir a leer un documento de corte lisérgico con el que el PSOE almeriense intentaba responder a las recientes críticas que el PP había hecho sobre el estado del sistema público de salud en Almería. Con admirable disciplina, la señora Cruz se plantó ante el atril y dijo que las camas cerradas en los hospitales de Almería “demuestran que el sistema sanitario es flexible”.

Es decir, que los 25.000 almerienses que según la propia Consejería de Salud están en lista de espera deben entender como un avance que el hospital de Cruz Roja tenga cerradas dos de sus cuatro plantas. Y eso no es por falta de personal o de medios para su contratación, sino porque, como dijo la parlamentaria socialista, “los almerienses necesitan menos hospitalización que la media española”. Así que no diga almeriense; diga espartano.

En fin, qué distintas serían las cosas si en la Junta de Andalucía dedicasen el mismo esfuerzo a la gestión ordenada que a la elaboración de embelecos que, además, ni son nuevos. Descubro un dato para la señora Cruz y su maestro pastelero: cuando, tras la derrota en Stalingrado, las tropas nazis emprendieron una penosa retirada que terminó en Berlín, el Völkischer Beobachter, que era el periódico del partido, titulaba que el ejército alemán había iniciado un “avance elástico sobre la retaguardia”. A ver si para la próxima vamos mejorando en creatividad, porque en gestión sanitaria creo que será imposible.