Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Dioses

Gabriel
Guirado Crespo

Parecen personas normales como usted y como yo. Es posible que se haya cruzado con ellos en un paso de peatones o que haya compartido su proximidad en la barra de una cafetería. Y nada lo hará sospechar que son ellos. Sin embargo, se diferencian de  nosotros en que los podemos encontrar instalados en el Olimpo, donde toman grandes decisiones que solo están al alcance de los dioses del panteón griego.
                                                                                                                  
En el año 2006 se inaugura en Almería, tras un largo periodo de 22 años y 600.000 euros de inversión, el Centro de Interpretación "Puerta de Almería". Un magnífico museo de una impecable factura técnica y estética, dependiente de la Junta de Andalucía, que alberga los restos arqueológicos más antiguos de nuestra ciudad: unas balsas de época romana con seis piletas de salazones, unos de los pocos restos que han aflorado de la presencia romana en Almería; así como un lienzo de 45 metros de la antigua muralla califal construida por el fundador de nuestra ciudad, el califa Abderramán III.

La apertura fue un éxito por el número de visitantes, pese al poco interés que mostró en su promoción la Junta; pero tan solo cuatro años después, en el 2010, se justificó su cierre por la falta de visitantes. Casualmente, este momento coincide con el periodo de mayores recortes debidos a la crisis económica.

Estas decisiones las toma esa gente que aparentemente es como usted y como yo. Y que en la incompetencia de sus sueños mesiánicos encuentran la inspiración para vaciar nuestros bolsillos e ilusiones. Son los mismos que construyen tranvías sin pasajeros, aeropuertos sin aviones o museos que habla de nuestra vida pasada, pero que no tienen quienes los visiten.

Concentración en defensa del patrimonio

Esa gente que, a diferencia de nosotros, permanece impasible en sus pedestales, como estatuas talladas en el frío mármol del Pentélico, e insensibles ante el maltrato, la conservación y divulgación de nuestra historia y su patrimonio, y los beneficios económicos que puede aportar para nuestro casco histórico y nuestra ciudad. Son oportunidades que no puede permitirse desaprovechar una tierra que históricamente esta harta de recoger solo las migajas del progreso.

Pero hay otra gente, como usted y como yo, que no somos como ellos: es la sociedad civil, cada vez más dinámica ante la pasividad de quienes nos gobiernan.

En esta ocasión quien toma la iniciativa, como ya ocurrió con la celebración del Milenio, es la  Asociación Amigos de la Alcazaba de Almería que convoca a la sociedad almeriense a una concentración a las puertas del museo para exigir su apertura inmediata. La cita ha sido seguida por gran número de personas y colectivos de diversa índole, como una muestra de la pujanza y la sensibilidad de un pueblo que empieza a valorar su patrimonio.

Tras una decisión claramente insuficiente, la Junta ya ha anunciado su voluntad de abrir el Centro dos mañanas a la semana, en un intento de enmascarar una fingida receptividad a nuestras reivindicaciones, que ya  la hubo también en el pasado y siempre fuimos engañados; pero esta vez Zeus tiene que saber que la gente normal no desfalleceremos y seguiremos expectantes llamando a la puerta del Olimpo hasta que la diosa Niké se alíe con nosotros.