Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

“Enfermos de cáncer dejarán de viajar a Granada”

Antonio Torres
Periodista

La presentación libro de Miguel Díaz en el que narra cómo ha superado el cáncer sirvió para el anuncio de la implantación del PET-TC en Almería.

Antonio Torres, Orlando Fuentes, Miguel Diaz y Juan de la Cruz, en la presentación del libro / Loa

El delegado territorial de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía Juan de la Cruz Belmonte Mena acudió a la presentación del libro y anunció la implantación en el Hospital Universitario Torrecárdenas para marzo o abril del próximo año de la tecnología Tomografía por Emisión de Positrones (PET-TC) que detecta la mínima presencia tumoral. Se consiguen imágenes de una mayor resolución desde el punto de vista anatómico. La puesta en marcha, que lleva retraso, implica que miles de almerienses dejen de viajar hasta otras provincias, especialmente Granada, para confirmar un diagnóstico tan duro como es el del cáncer. “Es un orgullo para Almería y en concreto para la Unidad de Medicina Nuclear de Torrecárdenas contar con este aparato revolucionario que evitará derivaciones a Granada con todo lo que ello representa de trastorno para las familias”, vaticinó Juan de la Cruz quien animó a todas las administraciones autonómicas y del Estado que destinen dinero para mayores investigaciones. Sobre la realidad de la Facultad Medicina en Almería subrayó lo que supone para el futuro de la provincia. Tuve el privilegio de ser copresentador de la nueva obra de Miguel Díaz Martínez (Cuevas del Almanzora, 1951), ampliada, junto a Juan de la Cruz y del cirujano en el Hospital de Torrecárdenas Orlando Fuentes Porcel, quién con una serenidad y madurez impresionante, lanzó varios mensajes claritos y rotundos a lo largo de su amplia y detallada intervención ante un público atento: “El primer momento es de incredulidad en el que la persona se pregunta por qué a mí…”. “El cáncer no es una sentencia, pero la enfermedad tumoral no esta vencida”. “Hay avances notables”. Es importante la actitud, el afrontar la confianza entre el enfermo y el médico y al revés facilita las cosas. “Es una guerra con batallas diarias…”. “Se han de superar momentos psicológicos duros entre el paciente y el equipo multidisciplinar que es amplio y muy cualificado”.  

El autor del libro afirmó que la vida es un regalo. Alabó la profesionalidad del doctor Orlando Fuentes. “Ese comité multidisciplinar toma las mejores decisiones. Don Orlando es un ejemplo destacado de sensibilidad, empatía y que se pone a la altura de los enfermos. Si es que hasta estuvo todo un día conmigo sin comer, pendiente de mí”. Si siempre es pronto para morir que no se te haga tarde para vivir es el mensaje que nos dejó Miguel Díaz, quien ha desarrollado su carrera profesional como asesor fiscal y gestor para toda la provincia. La primera edición de su libro ¡¿Si lo hubiera sabido antes!? en el que contó sus vivencias tras sufrir dos episodios de cáncerha tenido tal éxito que va por una edición ampliada con avances clínicos y también amparado en las nuevas investigaciones que dan esperanza para superar episodios como los de nuestro protagonista. “En cuanto a la alimentación, que es pilar fundamental desde la infancia de cada uno, debe tener hábitos de vida saludable como el ejercicio, evitar situaciones de estrés y una calidad de vida para disfrutar de las pequeñas grandes cosas. No se valoran hasta que no te ves en el otro lado. Disfrutad de un café rodeado de buenos amigos, huir de la gente tóxica, o tomar una copa de vino rodeado de buena gente. La peor experiencia es la mejor maestra”. El domingo dentro de su implicación y solidaridad con los enfermos asistió a una comida solidaria en Terraza Carmona impulsada por la Junta Local del cáncer de Cuevas del Almanzora que preside Encarna Valero.

Fue una lección de vida acompañar al autor, al delegado de Salud y Consumo Belmonte y cirujano Fuentes Porcel en la Biblioteca Municipal José María Artero, nombre que celebro personalmente porque fue el primer editor de Almería, en el umbral de la democracia, que publicó títulos en clave andaluza, escapando del provincianismo con su Editorial Cajal. Quiso que sus escritores tuvieran suficiencia para que la aportación al conocimiento científico saliera de la geografía provincial. Además, fue en su calidad de consejero delegado del diario La Crónica, quien firmó uno de mis primeros contratos profesionales. Una amistad, admiración y lealtad que se mantiene después del fallecimiento del catedrático y editor Artero en 1991.

Diaz es un aliado de los profesionales de la Salud. Sigue con decenas de actividades relacionadas con la trilogía de la vida, la salud y el voluntariado. Nieto de mineros e hijo de emprendedores, sabe de dónde viene. Hasta que no tienes algún contratiempo serio en tu salud, dice, no se es consciente de su importancia. “Desde ese día que te dicen usted tiene un cáncer ves cómo te cambia la vida. Lo que vale es el presente, el mañana no existe. Has de creer en ti y en la medicina, e intentar luchar hasta no se sabe para ayudar a superarlo, y hasta ahora, tanto con el cáncer colorrectal intervenido en La Inmaculada de Huércal Overa, como cuando te dicen que tienes metástasis en el hígado, intervenido en Torrecárdenas, en ambos casos, grandes profesionales han conseguido que siga disfrutando de la vida. Son motivos más que suficientes para estarles muy agradecidos”, dice Miguel Díaz, nacido en una casa-cueva. Inició su actividad profesional en el mundo del automóvil con el añorado Andrés Díaz. Es un elemento activo en la asociación Los Amigos del Vino del Levante Almeriense. 

Su pasión por la música, el deporte y estar con la gente que le importa son evidentes. Fue uno de los pioneros en jugar y enseñar el deporte en la provincia.  Es cofundador del Club de Tenis Cuevas del Almanzora del que salieron dos campeones provinciales, José Manuel Díaz García en infantiles y Fran Ros en amateur absoluto. “Ambos salieron de la escuela de tenis que se creó en el club, junto a mi hermano Diego Antonio. El título de monitor me lo otorgó el gran Manuel Santana, a quien vi por televisión las dos finales de Copa Davis que España jugó en Australia. Esa televisión Telefunken la trajo mi padre de Alemania, en Navidad de 1965. El tenista que más le ha impactado ha sido Rafael Nadal”. Su libro es de autoayuda y una herramienta muy útil. El libro vuela, editado por Círculo Rojo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario