Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

El fiasco de la "gira" de Rosario Mohedano por EEUU

Tania Artajo
@opinionalmeria

A principios de septiembre, Rosario Mohedano anunciaba en las redes sociales la que consideraba que era la noticia del año en su carrera profesional. Próximamente iba a realizar una gira nada más y nada menos que por Estados Unidos para extender su arte por aquel continente. "Terminando las fechas que me quedan en España...  –decía, ufana-, ¡nos vamos a Nueva York. Aquí en España siempre es lo mismo y yo he apostado por ponerle música a la vida, no más dramas (bueno, si es cantando, dramatizamos). Empezamos un proyecto con muchísimas ganas y donde todo mi equipo está implicado al máximo, así que os podéis imaginar las ganas y lo que vamos a disfrutar. Y no nos quedamos ahí... ¡Nueva fecha en breve!".

Dos carteles distintos para un mismo acto

En el momento de su marcha, la revista ¡Hola! escribía: "Rosario Mohedano ha cruzado el charco para triunfar en América. La cantante, de 43 años, acaba de aterrizar en Nueva York con la intención de darse a conocer. "Voy a presentarme allí. Esa es la meta, que vean mi manera de compartir el arte. Ojalá que guste y que sea una ciudad que tenga que visitar mucho para cantar", dijo antes de embarcar en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. La hija de Amador Mohedano y Rosa Benito afronta este reto con nervios y mucha expectación. "La última vez que fui a Nueva York fue hace 18 años. Han cambiado muchas cosas. Es la primera vez que viajo siendo madre, pero lo hago para seguir avanzando", explicó"

Y proseguía ¡Hola!: "La artista presentará sus temas a la prensa y hará una gira promocional por Nueva York. Después, pondrá rumbo a República Dominicana, donde tiene previsto acudir a varios programas de televisión y radio. "Han invertido en mí, cosa que aquí en España siempre ha costado mucho por asuntos varios, pero estoy muy contenta y muy agradecida", aseguró".  

En las semanas previas a iniciarse la gira, la polémica saltó a la palestra en España por un tema no menor, vistas las disputas de los últimos meses sobre la relación entre la cantante y su prima Rocío. Mientras ella anunciaba su actuación con un cartel nada sospechoso de su concierto en un escenario con nombre rimbombante, el Ascent 10 Columbus Circle, la persona responsable de llevarla a aquellas tierras anunciaba la misma gira con otro cartel en el que se decía expresamente que la cantante era la sobrina de Rocío Jurado y que a lo que iba era a hacer un homenaje a su tía. En la ilustración que acompaña a este artículo se pueden ver los dos carteles distintos para un mismo acto.

Como se sabe, los derechos artísticos de Rocío Jurado corresponden en exclusiva a su heredera universal, Rocío Carrasco. ¿Habían pedido Chayo y los organizadores de la gira permiso para utilizar el nombre de La Más Grande? Rocío Carrasco no se ha pronunciado sobre la cuestión. Chayo, tampoco. Alberto Sánchez, la persona que lleva a Chayo a EEUU, tampoco. La impresión es que ese permiso no existió. No obstante, Rocío Carrasco sí ha asegurado en su docuserie "En el Nombre de Rocío" que le ha ayudado a su prima "y lo sigue haciendo", algo que niega la presunta beneficiada.

Las preguntas que se hacen en las redes sociales son las propias de la situación: ¿En cuántos escenarios estadounidenses ha actuado Rosario Mohedano en su gira neoyorquina? ¿Qué tal la acogida del público? ¿Ha sido un éxito de crítica? Para responder a estas preguntas habría que hacer una dura afirmación que no deja en buen lugar a la cantante: todo ha sido un auténtico fiasco. La tan publicitada gira no ha existido y lo que sí ha existido ha sido la puesta a punto de la imaginación de la cantante. Chayo Mohedano ha sido a Nueva York a hacer turismo -se ha llevado hasta a su madre- y su creatividad artística se ha limitado a una humilde actuación en un local destinado a servir cócteles. Si a eso se le quiere llamar concierto, llámesele; si se le quiere llamar gira, pues llámesele gira

Obviamente, ni hay imágenes de la actuación de Chayo, ni hay críticas de los medios de comunicación neoyorquinos ni referencia alguna a las dotes de la cantante en los medios estadounidenses. Rosario Mohedano ha pasado por Nueva York sin pena ni gloria. Eso sí, junto a su madre se ha hecho en la Gran Manzana las típicas fotos de un turista típico.

Una persona residente den Nueva York interesada en asistir al concierto de Rosario Mohedano hizo una llamada, unos días antes del día "d", al lugar donde supuestamente se iba a celebrar el concierto. Nadie supo decirle nada de nada. “Será un acto privado, del que no tenemos detalles”, fue lo último que dijeron. De la actuación de Chayo en República Dominicana hablaremos en otro momento. Porque aquí también hay "tela que cortar". En este caso se repitió el patrón de utilizar como gancho a Rocío Jurado y su socorrido homenaje de la sobrina más querida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario