Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Imparable

Juan Carlos Pérez Navas
Secretario de Programas y Análisis del PSOE de Almería

Facebook me recordaba esta semana que hace cinco años – un 7 de marzo de 2017-, le reprochaba en el Senado al Partido Popular la paralización total de las obras del AVE en nuestra provincia. En aquel momento, Rajoy llevaba cerca de seis años al frente del Gobierno de España y, en ese tiempo, las únicas obras que había visto esta infraestructura eran las del tapiado de los túneles de Sorbas, algo que el PP había consumado tres años antes. 

Sin embargo, lo peor estaba por llegar: El último de los conejos que se sacó de la chistera aquel gobierno de Rajoy fue el de redactar de nuevo todos los proyectos existentes con el fin de proyectar un AVE ‘low cost’ para mayor humillación de los almerienses. Fue el propio Íñigo de la Serna, por entonces ministro de Fomento, el que se plantó en Almería y se lo contó a los empresarios a la cara sin que – que se sepa- nadie rechistara. Aquella faena nos dejó muy tocados, pero el poder económico de la provincia lo asumió con la naturalidad que asumen las cosas cuando gobierna la derecha. 

Mariano Rajoy abandonó La Moncloa en junio de 2018, tras prosperar la moción de censura que planteamos los socialistas. Atrás quedaban siete años y pico sin que se moviera ni una sola piedra de las obras del Corredor Mediterráneo en la parte almeriense. Siete años en los que, uno tras otro, fuimos engañados de manera inmisericorde con presupuestos que no se ejecutaban y anuncios que no se cumplían. 

Si he decidido hoy hacer memoria de todo esto es porque, en esa etapa, no recuerdo ni una sola foto de aquellas llanuras sin obras por las que tenía que atravesar el tren ni tampoco ni un solo golpe de pecho empresarial por aquel despecho que nos hizo Rajoy, sino más bien todo lo contrario. Y me llama la atención que sea ahora, -con todos los tramos adjudicados, con una inversión de más de 1.000 millones de euros sobre la mesa en obras que se ven, que se pueden fotografiar-, cuando se quiera escudriñar al centímetro el avance de su ejecución. 

La realidad, le pese a quien le pese es que la ejecución del AVE ya es imparable gracias al Gobierno de Pedro Sánchez, que entendió, como en su día lo hizo Zapatero, que la provincia las necesitaba para su desarrollo. Ese es el compromiso que nunca se le vio al Partido Popular. De hecho, los almerienses estaríamos disfrutando ya del AVE si el Gobierno de Rajoy hubiese cumplido con Almería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario