Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

In memoriam: Francisco Gor, periodista de tribunales

Antonio Torres
Periodista

El periodista Francisco García, Paco Gor, falleció el viernes a la edad de 83 años, según la información de su compañero en El País Lluís Bassets, quien lo calificó como generoso, sabio y obrero progresista del periodismo. Paco Gor cubrió la vista oral del Caso Almería. Tuve el privilegio de conocer su estilo sereno y con una trayectoria intachable. De los periodistas que vinieron de fuera, contribuí a formar un grupo sólido de amistad. Casi siempre estaban, entre otros, la urcitana Pity Alarcón, la única mujer periodista cubriendo el juicio en la Audiencia Provincial de Almería, el maestro Antonio Ramos, Melchor Miralles, Sebastián Serrano y Paco Gor, que se vino más de una vez con los tres últimos.

Paco Gor (Periodista Digital)

Pasé muchas cenas memorables de conocimiento, con la mayoría de ellos, y hasta les di un paseo por varios puntos de la provincia. Trabajamos mucho, pero las conversaciones con la “copita” en las terrazas de Aguadulce sirvieron para humanizarnos. Gor era el más callado. Como cronista de los tribunales franquistas en sus inicios profesionales, cuando hablaba sentaba cátedra. Nos contaba historias reales de persecuciones y condenas injustas ordenadas por el temible TOP contra los antifranquistas.

Rescatamos decenas de contradicciones, en aquellas noches de verano del 82, con las que caían una y otra vez los procesados durante la vista oral y algunos testigos con una “cara dura impresionante” para los que pensábamos que aquella sala, presidida por el albojense José Jiménez, era sagrada. Ahí maduramos un poquito sobre las miserias humanas.

De un libro que está cerrado, a la espera de editor, recojo una de las crónicas de Gor desde Almería, en junio de 1982: “En la sesión de la tarde se produjo un momento de tensión en el juicio, cuando el acusador particular se refirió al télex enviado en la mañana del día 10 de mayo (día del asesinato de los tres jóvenes en 1981) a la Dirección General de la Guardia Civil como el que "sirvió de base para que el ministro del Interior (Juan José Rosón) engañase a todo el país". Declarada la pregunta impertinente por el presidente del tribunal, el acusador particular (Darío Fernández) matizó en el sentido de que dicho télex sirvió "para la información errónea del ministro del Interior". El presidente del tribunal siguió considerando impertinente la formulación de esta pregunta. El procesado (teniente coronel Castillo Quero), que utilizó con frecuencia la respuesta "no sé" o "no recuerdo", respondió de esta manera a toda una serie de preguntas respecto a la manera en que fue sustituido en el mando de la comandancia. Así, dijo que no podía determinar la hora en que fue dado de baja, no saber quién le sustituyó en el mando, tampoco a qué persona le correspondía reglamentariamente sustituirle y no recordar quién tomó el mando durante el tiempo que estuvo de baja”.

Francisco Gor fue editorialista y Defensor del Lector, durante varias etapas, en El País. Aquí fue cofundador y accionista con aquel equipazo, dirigido por Cebrián, que lideró la Transición. En 2012 escribió un libro sobre su experiencia de cronista de tribunales. Con anterioridad, publicó El juicio de Atocha sobre el asesinato de los abogados laboralistas de la calle madrileña de Atocha, ocurrido en enero de 1977. Su colega Bassets escribió: “En este oficio en el que nadie es imprescindible, Paco Gor, desde su modestia y su buen hacer, lo fue realmente durante muchos años. Nadie sabía más, nadie tenía criterios tan sólidos y tan bien asentados en el Estado de derecho, la división de poderes, la independencia de los jueces y, en definitiva, el sentido de la justicia democrática”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario