Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Carta abierta de María Jesús Manzano

María Jesús Manzano
Concejal de IU en El Ejido

N. de la R.: María Jesús Manzano, concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de El Ejido, ha remitido una carta abierta a sus compañeros, que por su interés reproducimos. Respetamos la redacción original del texto hecho público por María Jesús Manzano.

Estimad@s compañer@s:

Me dirijo a todos vosotros con la intención de exponer mi punto de vista sobre la situación del partido en El Ejido y explicar la decisión que he tomado, al respecto de mi condición de concejala de Izquierda Unida.

Para empezar debo dejar claro algo que injusta e interesadamente han cuestionado algunas personas durante estos últimos días: el único motivo por el que accedí a participar en la candidatura para las elecciones municipales y el afán que me ha movido durante todo el tiempo de vinculación con la organización ha sido el de luchar y colaborar por conseguir devolver la dignidad a mi pueblo, especialmente tras la cantidad de años en los que la corrupción y las malas prácticas de unos desgobernantes sin escrúpulos han sumido en la bancarrota económica y ética al Ayuntamiento de El Ejido.

Estoy vinculada al mundo del asociacionismo y el Trabajo Social desde que tengo conciencia como persona, y decidí dar este importante paso que después me ha situado en la palestra de la Corporación Municipal, con empeño, ilusión y esfuerzo. Aunque mi camino no haya sido de rosas, precisamente, en muchas ocasiones, y que desafortunadamente algunos de los sinsabores que he padecido no hayan venido "desde fuera", sino incomprensiblemente "desde dentro" de mi propia Organización.

Creo que ninguna persona movida meramente por un interés económico, o por un afan de situarse laboral o socialmente "escoge" una organización como IU para intentar medrar, por muchos motivos objetivos, como el hecho de que se trata de un partido limpio ajeno a la corrupción, y de la seguridad (en el caso de El Ejido y tras dos legislaturas sin representación municipal) de que no existe ninguna posibilidad de acceder a la alcaldía por lo que, llegado el caso y como mucho, las personas situadas en los primeros puestos de la candidatura accederían a constituirse como Grupo Político en el ingrato estrado de la oposición.

Que Izquierda Unida sea un partido limpio y constituído por personas honestas, con valores y principios, luchadores y en muchos casos sufridores durante las largas travesías del desierto propias de cada localidad, no obsta para que también existan otras que una vez que adquirieren una responsabilidad orgánica, desarrollen comportamientos de ética dudosa y tiendan a asemejarse a los líderes de otras formaciones políticas a las que generalmente denostamos y criticamos.

Desafortunadamente mi breve experiencia como cargo electo en El Ejido, me ha proporcionado un desgaste en mi salud y a nivel personal importante, y no solo por el hecho de que mis ideas y principios me hayan situado enfrente de una mayoría absoluta, aplastante, avasalladora, constituída por la "ultraderecha ultracatólica" más rancia, porque para ello si estaba preparada, porque ya era consciente de que iba a ser así, sino fundamentalmente porque no concibo el activismo social, la pertenencia al único partido de izquierdas que existe en el país como un acto de sumisión, ni jamás asumiré la aceptación sistemática de la opinión de otras personas como un acto de fe ya que soy atea. El ser humano tiene la obligación de cuestionarse también aquello en lo que más cree.

Personalmente me niego a continuar en la situación actual en la que me encuentro y que me ha venido impuesta, en la que jamás he tenido un mínimo espacio para desarrollarme ni como política en ciernes, ni como simple ciudadana con derecho a una ínfima capacidad de movimiento. Si la otra persona que me "acompaña" en el camino ha tomado la decisión de hacerlo sin fisuras ni cuestionamiento alguno de las "verdades absolutas", es algo que respeto pero no estoy dispuesta a compartir.

Responsabilidad organizativa: SI, disciplina de Partido: SI, consulta a los órganos: SI, pero acatar por decreto las decisiones de terceros como dogma religioso: NO.

La Coordinadora Local en funciones de El Ejido ha tenido a bien recordarme en varias ocasiones, que yo no soy militante de IU, que no conozco en absoluto la organización, y que no manejo los códigos de funcionamiento interno, y personalmente considero que : asumo extremadamente bien las posiciones basadas en el debate, que comprendo magníficamente las instrucciones tácticas basadas en la lógica, y que me desenvuelvo perfectamente en el consenso y la discusión ideológicas. Además soy de la opinión de que tampoco nadie nace "enseñao". ¿Se me ha intentado "enseñar" a mi?, lo dudo seriamente.

En realidad considero que existe un grupo de personas en IU de El Ejido que establece los baremos de izquierdismo de los demás, desoye el clamor mayoritario que pide democracia interna, participación y consulta, y convierte a la organización en el Ente abstracto, alejado de la ciudadanía y de la realidad social, sin movimiento, silente y bizarro del que ha huído la ciudadanía durante 8 años.

La Refundación ha sido un éxito en El Ejido y ha llevado a la consecución de volver a adquirir representación municipal, dos caras nuevas, dos independientes con amplio bagaje en los diferentes ámbitos sociales de El Ejido, dos hijos de familias obreras y honestas, paridad al 100 % , perfecto pero existía un oscuro interés detrás en posicionar a dos personas "no problemáticas". En realidad existen otras personas que ostentan el PODER y se sientan fácticamente en el escaño que les correspondería a los concejales que SÍ HA ELEGIDO EL PUEBLO.

En esta ceremonia de la confusión que se ha producido durante estos últimos días, a raíz de mi disconformidad con que accediera al puesto de Auxiliar de Grupo Municipal, una persona que ha sido seleccionada a mis espaldas y de un modo manifiestamente irregular, se ha abierto una Caja de Pandora en la que se ha incluído un intento de desprestigio de mi imagen, de cuestionamiento a todos los niveles de mi persona, incluyendo la distorsión de la información.

Se ha explicado a quien deseara escucharlo, las posibilidades de que me convirtiera en la promotora de otro partido político en El Ejido (algo que simplemente es una mentira interesada), e incluso esta misma mañana han cuestionado mi capacidad para desempeñar la labor para la que he sido elegida delante de un militante del Partido.

En definitiva, considero que es urgente un cambio de esquema en la dirección local del Partido, o de lo contrario se volverá al ostracismo y gran cantidad de electores considerarán que con su voto, inconscientemente han propiciado que se mantenga una estructura que antes no les interesaba y por ello no le votaron en las últimas convocatorias. Persisto en mi idea de que cuatro personas pueden acabar con todo lo construído a base de tenacidad, esfuerzo y dedicación, durante años, por una inmensa mayoría que además desconoce gran parte de lo que aquí reflejo.

Perdonad por la extensión de este escrito, que me gustaría que se facilitara a las personas que componen los Consejos Local y Provincial y a toda aquella que pudiera estar interesada.

Todo mi respeto y afecto a quienes, a pesar de todo confían en mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario