Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Corredor, tranvía y soterramiento

Pedro Mena Enciso
Profesor de Historia

Hablamos de tres asignaturas pendientes dignas de figurar en esta sección dedicada a Almería en el Tiempo ya que llevamos décadas de promesas incumplidas. La verdad es que a esta provincia no se le hace ni caso porque con crisis o sin crisis la realidad es la constante ignorancia por parte del poder. Ya me produce cierto hastío hablar de estos temas (véanse mis artículos al respecto aparecidos en prensa en  la última década) porque nos da la sensación de que no hay interés alguno por nuestra tierra.

Alcaldes del PP, a favor del Corredor
Las infraestructuras a las que hoy nos referimos son de vital importancia para el futuro de Almería. Comenzando por el corredor mediterráneo, hemos de destacar la reunión celebrada la pasada semana por los alcaldes de las once capitales implicadas en el proyecto del citado pasillo ferroviario por el Mare Nostrum con claras exigencias al Gobierno y a Europa. El diario El País recogía la noticia en los siguientes términos: “sin distinciones partidistas, los alcaldes consensuaron un decálogo para "impulsar, aglutinar y reforzar" la reivindicación conjunta de las capitales del arco mediterráneo con el fin de que el corredor ferroviario se incluya, como infraestructura prioritaria, en la revisión de la Red Central Transeuropea de Transporte, un trámite que comenzará a mediados del mes de octubre”.

Los representantes políticos dicen que apoyan porque son conscientes de la importancia que supone para la economía almeriense que el corredor ferroviario del Mediterráneo sea declarado prioritario por la Unión Europea en toda su extensión, desde la frontera francesa hasta Algeciras, siguiendo la franja costera de Almería, Granada y Málaga. Esperemos que una vez más no estén jugando con los almerienses porque si lo hacen deben responder ante los tribunales por tanta demagogia.

En cuanto al tranvía, ya hemos hablado en numerosas ocasiones de sus ventajas como solución no sólo al tráfico, que ya es bastante, sino también a la salud y calidad de vida de los ciudadanos. Desde Asafal (Asociación de Amigos del Ferrocarril de Almería) venimos reclamando esta infraestructura fundamental para conectar la ciudad por los cuatro puntos cardinales y llegar a esa Universidad almeriense muchas veces caótica a la hora de aparcar o con un servicio de autobuses lento y con frecuencias escasas, sobre todo por la tarde. El sueño tranviario que desde finales del siglo pasado empieza a ser una realidad en otras ciudades no llega, como tantas otras cosas, a Almería y ¡qué pena no poder conectarse hacia el Levante o el Poniente!

Como hemos dicho en otras ocasiones, la seguridad, escasa contaminación y rapidez exigen esta solución para mejorar la convivencia. Es inaudito que, en pleno siglo XXI, la ciudad de Almería siga manteniendo la estructura de una red de transporte público de mediados del siglo pasado que no responde a las necesidades de movilidad de su población y que obliga a la masiva utilización del vehículo privado para cualquier desplazamiento. Las consecuencias las sufrimos diariamente: atascos, contaminación, imposibilidad de aparcar... Todo esto va en contra de la calidad de vida y supone una agresión al medio ambiente.

Por último y, por enésima vez, hablamos del soterramiento del ferrocarril,  tema en el que debemos exigir responsabilidades que lleven a sancionar a los portavoces de las distintas administraciones que desde  comienzos de la década de los 90 nos vienen anunciando esta obra eterna que nunca llega a comenzar. Aquí a lo más que hemos llegado en los últimos 20 años es a la aprobación del estudio informativo por parte del Ministerio el pasado mes de Mayo. ¡Ah!, menos mal que hemos conseguido que el modelo de soterramiento de las vías del tren en Almería sea integral.  Desde aquí nos atrevemos a pedir tanto al alcalde de Almería como al nuevo líder del PSOE que demuestren su fidelidad por nuestra provincia movilizando ambos a los ciudadanos para que el clamor de la calle haga posible una obra, anhelada por todos y  que tenía que haber sido realizada hace muchos años. Estoy seguro de que tanto Luis Rogelio como José Luis Sánchez Teruel sienten vergüenza cuando observan que la ciudad de Almería sigue dividida. El propio alcalde, en su videochat, respondía a los ciudadanos el pasado mes de mayo con las siguientes palabras: ”Lo primero es el soterramiento del ferrocarril… Esta obra fundamental va a cambiar la fisonomía de la ciudad y será la obra del siglo XXI en la ciudad”. Y ustedes que la vean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario