Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Miedo a las encuestas

Rafael M. Martos
Director de noticiasdealmeria.com

Pero qué cauto se mostró el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez, cuando el compañero José Luis Villalobos le preguntó en Onda Cero sobre la encuesta que Noticias de Almería había venido publicando días atrás, y que daba unos muy buenos resultados al Partido Popular.

Se le oía un poco contrariado al responder. Se le notaba cierto disgusto por haberse hecho públicos unos datos que forman parte del material de trabajo del PP y que no está pensado para ser difundido sea cual sea su resultado. Más de cuatrocientas páginas y más de 1.500 entrevistas es un trabajo demasiado elaborado como para que su fin sea animar a los propios de cara a las próximas elecciones municipales.
 
El problema de esta encuesta realizada en marzo de este año es que es demasiado buena para el Partido Popular de Almería, y el alcalde, consciente de si eso se asume desde el electorado, éste puede acabar fallando el día clave y además movilizar a la oposición, dando al traste con las buenas previsiones.
 
Al final las encuestas electorales suelen resumirse en cuántos concejales tendrá cada formación, pero para sostener el resultado final no es suficiente preguntar a quién votará el encuestado, ya que debe venir avalado por otras cuestiones que permitan apuntar la veracidad o no de su respuesta.
 
El resultado sería que el PP volvería a ser el único partido de la capital que aumentaría en número de votos, como ya pasó en las últimas municipales. En mayo de 2011 tendría 15 concejales, mientras que GIAL no tiene seguro el uno que sale y que en caso de no ser suyo podría ir a parar también al PP; Izquierda Unida sí confirmaría nuevamente un edil mientras que los socialistas se quedarían en 10. Ninguno de los demás partidos tiene a priori posibilidades de entrar en el Ayuntamiento ya que el Partido Andalucista estaría en casi un dos por ciento en la intención de voto.
 
Otros datos de la encuesta y que no hemos publicado en Almería confirman que el candidato del PP es el más conocido de todos los que se presentan o hubieran podido presentarse y también el mejor valorado por quienes dicen conocerles. También es el que concita más adjetivos positivos por parte de los encuestados.
 
Se pregunta sobre los posibles candidatos que en ese momento barajaba el PSOE, y el menos conocido resultaba ser Antonio Cantón, quien además arrastraba muchos adjetivos negativos por parte de quienes respondían, y el más conocido era Martín Soler, pero la primera impresión que tienen de él quienes dicen conocerle es que "sólo se preocupa de sí mismo", eso sí, el segundo adjetivo era trabajador y el tercero luchador, pero a partir de ahí... mejor no relatarlo.
 
Juan Carlos Usero, el finalmente designado candidato, a pesar de ser presidente de la Diputación es conocido por menos de la mitad de gente que el propio Soler, algo de lo que sus medios de comunicación se están encargando de contrarrestar. Y es verdad que la primera impresión que da a quienes le conocen es que es buena persona, pero menos del 3% cree que le preocupan los problemas de Almería. También son muchos los que piensan que le preocupa su propio interés.
 
El concejal más conocido y valorado, con diferencia notable sobre el resto, es Paco Amizián, quien quizá por su paso por Deportes en la Corporación anterior y su presencia constante en los barrios ahora al frente de Obras Públicas, le garantiza ese conocimiento. Le sigue Pablo Venzal, el edil de Hacienda, y que sólo es visible ante los almeriense los viernes en rueda de prensa tras la junta de Gobierno.
 
Quien tampoco es muy visible en la actualidad pero sigue siendo muy conocida es María Muñiz, en tanto que el secretario general del PP de Almería y la portavoz andaluza del PP-A, Javier Aureliano García y Rosario Soto, aparecen más atrás en ese conocimiento general. Vamos a obviar decir quién es la última en el ranking.
 
Para calibrar la fuerza del reparto de asientos se puede destacar que la encuesta recoge que los almerienses tienen la percepción de que el PSOE es quien impide el progreso de la ciudad en los aspectos más importantes, y así, son más los votantes socialistas que tienen buena impresión del equipo de gobierno de Almería que al revés, es decir, votantes del PP que valoran positivamente al PSOE.
 
Estos detalles son prácticamente los mismos en todos los distritos de la capital y en casi todas las franjas de edad, y en casi todas las capas sociales.
 
Los almerienses, a pesar este apoyo tan claro al PP, tienen su punto crítico, ya que este año es menos la cantidad de personas que piensa que lo está haciendo "muy bien" que se apuntan al "bien", que aumenta respecto al año anterior, bajan los que piensan que lo hace "muy mal" y aumentan los que lo ven "regular".
 
Unos quince puntos en intención de voto llega a sacarle el PP al PSOE en la capital en ese mes de marzo.
 
Claro que no entonces no se conocía quién iba a ser el candidato socialista. Ahora, sabiendo que es Usero, igual todo esto da un vuelco. Por eso se le notaba intranquilo a Luis Rogelio. Sí, será por eso.
(Publicado en noticiasdealmeria.com el día 16 de septiembre de 2010).

No hay comentarios:

Publicar un comentario