Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Tres horas con Amat y Soler

Pedro Manuel de la Cruz
Director de La Voz de Almería

Una conversación compartida con Gabriel Amat y Martín Soler es un ejercicio que hace creer en que la Política puede imponerse a la política. Tres horas de conversación distendida dan para mucho. Como también hablan los silencios inteligentes ante algunas preguntas impertinentes. ¿Qué pasará en el PSOE si el PP se hace con todas las capitales andaluzas en las municipales? ¿Qué pasará en el PP si Arenas no llega a la presidencia de la Junta en 2012? ¿Quién será el presidente de la Diputación si el PP tiene la mayoría? Interrogantes desvelados (o no) con sutileza y realismo.

Pero lo mejor de todo fue que dos políticos de la capacidad de Amat y Soler no se abandonaron ni un minuto en la pestilencia de la salsa rosa de la política tribal, ahora tan habitual (sobre todo en el PSOE y en algunos de sus escribidores de cámara). Hablaron de la provincia sin más armas que la opinión razonante, el argumento sensato y el respeto (y el afecto) mutuo. Sobre la situación provincial la discrepancia en el diagnóstico fue menor que en el tratamiento. La realidad es tozuda y la economía, más. Sobre la angustia financiera con que los ayuntamientos abren cada día sus puertas, el que esté libre que tire la primera piedra.

Amat y Soler tienen dos posiciones políticas distantes -desde sus expectativas personales, tan variables siempre, hasta su ideología- pero, tras tres horas de conversación con ellos, la principal conclusión a la que se llega es que, como escribía al principio, hay tipos con los que se puede hablar de Política provincial y tipos que sólo saben hablar de su política personal. Será el escepticismo que da la edad o el descreimiento que aporta el conocimiento, pero cada vez resultan más atractivas las ideas y más insoportables los rencores. De aquéllas escuchamos algunas; de éstos, ninguno. Nada más que por eso la conversación ya había merecido la pena.
(Publicado en el blos de Pedro Manuel de la Cruz el día 14 de septiembre de 2010).

No hay comentarios:

Publicar un comentario