Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Enciso, un protagonista indeseable

Eugenio Narbaiza

Ya está bien! Una vez más, el alcalde de El Ejido e imputado en el "Caso Poniente", Juan Enciso, no quiere abandonar el protagonismo político e informativo en la provincia de Almería y ahora nos anuncia su intención de volver a presentarse candidato a la alcaldía de la ciudad, en las próximas elecciones municipales, además de una remodelación en los cargos ejecutivos de su corporación, que demuestran su enrocamiento y empecinamiento para hacerse la víctima de la justicia y de no se qué cientos de conspiraciones contra su persona.

Verdaderamente, esta situación se está convirtiendo en insostenible y desvergonzada, porque ¿cómo es posible que un alcalde que ha sido acusado de cinco graves delitos y que ha permanecido en prisión ocho largos meses sea tan altanero? Lo cierto es que este tema no tiene lógica y habría que acabar de una vez con él.

Lo que está sucediendo en El Ejido no es propio de un sistema democrático, un alcalde imputado y que después de estar en prisión sigue ejerciendo el poder sin control alguno, una población esquilmada que no acepta a su gobernante y pide que se marche, unas instituciones que no responden a la lógica y mantienen a una corporación no sabemos bajo que parámetros juridico-políticos y en definitiva lo más deleznable que puede ocurrir en democracia como el pan nuestro de cada día en la política ejidense.

A esto hay que ponerle solución por el bien de todos. Resulta necesario que a pesar de las cercanías de los comicios municipales, las instituciones de grado superior, tomen cartas en el asunto si no quieren que el clima social y político, que de por sí esta enrarecido y deteriorado, se convierta en casi guerra civilista en El Ejido y todavía veamos cosas peores de lo que estamos comprobando cada día. Se vulneran derechos ciudadanos, se sacan fotografías e imágenes de los asistentes a una manifestación, se conocen nuevos trozos de unas escuchas en donde algunos dirigentes del partido que gobierna la Diputación hablan con los imputados de recados que provienen de Chaves y Pizarro y no sé qué de unas cuentas corrientes, y aqui no pasa nada ni nadie da explicaciones y, lo que es peor, nadie dimite ni se le cae la cara de vergüenza por todo lo que se está conociendo.
¿La sociedad almeriense se puede permitir que El Ejido siga siendo un reino de Taifas de esta gente? Sinceramente creo que no, que a esta situación es necesario ponerle coto ya y que la normalidad democrática y política nuevamente prevalezcan en la ciudad. Es importante que se comience a hablar de los problemas reales de la ciudad, de las necesidades que existen de cara al futuro, de lo que van a hacer los partidos políticos para solucionar los problemas que han causado Enciso y su gente al esquilmar las arcas municipales, pero ¿no está siendo de alguna manera excesivo el protagonismo innecesario que se le está dando a Enciso y sus compañeros de partido?
Enciso no es más que un cadáver político sin ética ni moral, que pretende escudarse en no se qué historias para seguir engañando a los ciudadanos, pero a quién no puede engañar es a la justicia, que le tiene en sus manos, al haberle acusado de cinco delitos gravísimos por los que va a tener que dar cuentas en un tiempo por determinar, Por eso, pienso sinceramente que ya es hora de volver a la realidad, tanto en El Ejido como en la provincia y no dar el protagonismo a alguien que únicamente tiene como objetivo alterar la normalidad democrática para seguir engañando a los ciudadanos que en su día confiaron en él, dándole la alcaldía y a los que les ha correspondido con todo el sucio tema que se observa en la Operación Poniente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario