Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Las ciudades están apáticas

Manuel Enríquez Becerra


La verdad es que da pena salir a la calle a partir de los días 20 y 21 de cada mes. Cuando la gente está dando los últimos toques a los bolsillos y deseando que llegue el primero de mes sobre todo los pensionistas y las personas privilegiadas que tienen hoy en día un trabajo para cobrar nuevamente. Pues la gente se ve indecisa a la hora de entrar a los establecimientos para hacer la compra diaria. Vas al supermercado y no hay cola para pagar en la caja, le preguntas a la cajera ¿qué pasa aquí hoy? Y te contesta; está la cosa muy tranquila, y es que los bolsillos están vacios y no sabemos cómo llegar hasta principio de mes para salir del estado de precariedad en el que nos encontramos los finales de mes.

Como digo en el título de este artículo las ciudades están apáticas y las personas desconcertadas de cómo va a quedar todo esto, con una huelga general a la vuelta de la esquina, como  sucederá el día 29 de septiembre. Y sin saber si Zapatero dejará La Presidencia del Gobierno o se aliará con su opositor señor Rajoy. Entonces sí es que lo llevamos claro.  Hay una incertidumbre inquietante y preocupante como nunca la hemos tenido en España, ni con Felipe González de Presidente del Gobierno, que fue una huelga general triunfalista.

Los autónomos dicen que no cerrarán esta huelga general sus negocios. Pero se exponen a que los piquetes les rompan los cristales y les hagan daño. Y te contestan: "bueno, para eso están los seguros, para que me los repongan". Eso es agravar a otras empresas. Eso no es querer salvar al país, a sus compañeros de empresas. Esto es querer decir sálvese quién puede y reviente a quien le duela. Esto es muy fuerte. Esto es cómo querer emprender una guerra entre David y Goliat. Esto lleva mal camino. También quieren decir justicia, pero por mi casa no.

El país está desengañado de gobiernos socialistas que se inclinan cuando llegan al poder por la banca, por la patronal que le cede, lo que quieren los empresarios (despido libre, pagar menos por antigüedad al despedir a un trabajador, pagar menos desempleo etc.). Ya la gente dice que a la hora de votar está harta de ir a las urnas, que no  van a ir a votar más. En definitiva un  buen caos, pero gordo. Todo el que lea este artículo no se lo puede ni imaginar. Yo leo, y oigo a las personas de sueldos y pensiones ínfimas y esto puede estallar como en Grecia. Y volver la policía  a pegar por manifestarse en plena democracia, como hacía con el régimen Franquista. Y eso es grave, ya que la Constitución dice que los trabajadores españoles tienen derecho a manifestarse y a reivindicar sus derechos como trabajadores firmado y refrendado por el Monarca de España. Esto se puede liar y España tener serios problemas con un Gobierno salido de unas urnas democráticas.

Por favor dejémonos de tonterías y apoyemos la huelga en armonía y paz; para que el Gobierno Socialista que tenemos en estos momentos se dé cuenta que el pueblo no está contento. Que hay mucha miseria, y que las personas no pueden vivir más tiempo de esta manera y deje de gastar en cosas innecesarias y ayude al que no tenga para comer, más de lo que lo hace. Y que no tengan que ir a pedir limosna a las iglesias, como en otros tiempos. Que deje de apoyar a la banca, y ayude al pobre, y a los más desfavorecidos del país. Porque dinero hay en el país, lo que no lo puede tener es la Iglesia y los esquiroles guardado en acciones. En vez de crear industrias y puestos de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario