Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Tenía que ser verde y blanca

Juan Carlos Usero
Presidente de la Excma. Diputación Provincial de Almería

La asociación Verdiblanca, germen del movimiento asociativo de las personas con discapacidad, tanto en esta provincia como en el resto de Andalucía, ha cambiado su imagen corporativa y con motivo de su presentación hemos tenido ocasión de medir la importancia de haber contado con los gobiernos socialistas para todos los hombres y mujeres de esta tierra.

La Verdiblanca forma parte de los Centros Especiales de Empleo, una herramienta tan positiva como fundamental para la integración de las personas discapacitadas en el mercado laboral. Estos centros son una garantía de acceso a un puesto de trabajo en igualdad de condiciones y una herramienta que diferencia la visión de un Gobierno de izquierdas y socialista, como el de la Junta de Andalucía, frente a otros, que no creen en los servicios y ayudas públicas, y que aplican criterios de rentabilidad económica a ideas, incluso, como la solidaridad.

Por eso mismo, el Gobierno de la Junta de Andalucía, desde mediados de los años 80, no ha dejado de apoyar y acreditar centros especiales de empleo que, en la actualidad han permitido crear casi 14.000 puestos de trabajo entre jóvenes, mujeres y mayores de 45 años. En Almería, y en parte gracias al esfuerzo de los miembros de la Verdiblanca, se han creado a través de los centros especiales de empleo, casi 500 puestos de trabajo.

Son 500 familias integradas con normalidad en el llamado mercado ordinario de trabajo. Eso ha sido posible gracias a los incentivos de la Junta de Andalucía a la creación de empleo indefinido o los destinados a la adaptación de puestos de trabajo. La Junta ha destinado casi 9,5 millones de euros en lo que va de 2010, en subvenciones que han servido para crear en toda la Comunidad Autónoma 830 puestos de trabajo.

Una apuesta clara para un sector que podría quedar más expuesto en los tiempos de crisis que nos sacuden. Sin embargo, no es así en Andalucía. Desde que se aprobara el Plan para la Empleabilidad para personas con Discapacidad hace tres años, la contratación de personas con este perfil no ha parado de crecer hasta alcanzar 14.000 contratos. Durante los 8 primeros meses de este año, cuando la crisis está mostrando su peor cara, las personas con discapacidad han firmado casi 18.000 contratos, lo que supone un 4,6% más que el mismo periodo del año anterior, ratio que está por encima incluso de la media nacional.

Por nuestra parte, desde la Diputación, atendemos a las personas que sufren alguna discapacidad en la red de Servicios Sociales Comunitarios que se extiende por toda la provincia, y les facilitamos la posibilidad de disfrutar de unos días de vacaciones, así como el acceso a una gran variedad de actividades culturales. Sólo en estos tres últimos años hemos destinado a la Verdiblanca 76.000 euros.

No todas las políticas son iguales ni todos los Gobierno hacen lo mismo, y el Gobierno de la Junta de Andalucía tiene muy claro su compromiso con todos y todas, en especial con los colectivos más vulnerables. La Junta de Andalucía invierte más de 72 euros por cada persona activa con discapacidad. Si comparamos esta cifra con la que invierten comunidades gobernadas históricamente por gobiernos de la derecha, se aprecia que la diferencia es muy importante. Por ejemplo, esa cantidad es más de un 19% de la inversión que realiza la Generalitat valenciana de Camps en el mismo colectivo, y un 36% superior a la que realiza Murcia. Por eso, la nueva imagen de la Verdiblanca no podía ser otra que la de los colores de Andalucía, los de su propio nombre, y la de los gobiernos socialistas que dignifican esta tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario