Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

30 Historias sobre el Almería y otro Ascenso Palpitante

Antonio Torres
Periodista

 El libro 30 Historias sobre el Almería y otro Ascenso Palpitante, escrito por dos abonados de la UD Almería, César Vargas y Alejandro Asensio, tiene el prólogo del capitán Fernando Martínez. La respuesta de los lectores les ha llevado a una tercera edición.

Alejandro Asensio es coautor del libro. Es maestro de Primaria, especializado en Educación Física en el colegio público San Luis, de Almería, donde el 40 por ciento de sus alumnos son de origen marroquí. Tiene el acento de ilustrar a sus alumnos con métodos que conducen a pensar más que a memorizar. La madurez de los niños de Almería la capta en su colegio. Ya casi no le preguntan, como en cursos anteriores, por los grandes de la elite. Se preocupan más por el Almería y lo expresan en la vestimenta. “He observado que en el triunfo de Marruecos los alumnos aceptan más las alegrías compartidas que los mensajes negativos. He disfrutado del ambiente de absoluta normalidad y se dan cuentan que los dos países compartimos más cosas de las que nos unen que de las que nos separan”.

Tras la derrota de España ante Marruecos, el docente destaca que los niños españoles han felicitado por el triunfo de la única selección árabe que ha pasado a semifinales, hito histórico, en el Mundial de fútbol Qatar 2022. Los niños han estado por encima de lo que se vaticinaba en algunas casas y bares sobre disturbios. Ha habido fiesta de niños en puntos del desarraigo que existen con condiciones penosas de vida. La convivencia fue destacada, sin incidentes en las calles de Almería. En clase, ya pasada la digestión del referido partido, la alegría por el vecino se trasladó a las aulas. Hubo algunos reportajes en la víspera que asustaron. Manipulación de imágenes y griterío en redes sociales. Interesados más por motivos y enfoques racistas para quebrar la convivencia, el racismo latente, que por propuestas sociales para conocernos mejor. Es consciente que en la escuela se enfrenta diariamente a una generación digital, hiperconectada. Esa multiculturalidad le da esperanza para que los niñ@s, hijos de padres integrados, muchos de ellos con más de un trabajo precario, sean unos adultos tolerantes y respetuosos con la religión o la forma de pensar del otro. Asensio lleva en su mochila 11 años de profesor, distribuidos por distintos puntos como Roquetas de Mar donde la convivencia y los logros escolares son más que evidentes. Son profesores y alumnos del siglo XXI que tienen la sinergia de educar en el desafío permanente por la interacción. El fútbol no quita el hambre, pero ofrece sonrisas a la gente. Más que banderas o banderazos, la alegría está en el alma y el respeto por el otro.

Tras la presentación en la sala de conferencias del Power Horse Stadium, el libro ha alcanzado su tercera edición. Los autores son el periodista César Vargas y el profesor Alejandro Asensio quien subraya que el fútbol representa algo más complejo que un mero espectáculo deportivo. Es un acontecimiento social. “Desde niño”, rememora, “recorrer junto a mi padre el camino hasta el estadio se ha convertido en un ritual de palabras, expresiones y viajes emocionales. Una llegada ilusionante o plagada de inquietudes y una salida condicionada por el resultado del partido. Pero, entre una y otra, hay un durante, y este consiste en vivir y analizar lo que sucede en el césped. El fútbol, el deporte en general, se tiñe culturalmente de aquello que lo rodea. Creo que durante estos más de veinte años he podido ver crecer a mi equipo y madurar a su afición, cosa que me llena de satisfacción. Haber vivido todo esto con mi padre no es ni más ni menos que un lujo. Por muchos años más”. 

Los autores han recibido el apoyo de dos colegas como Miguel Rodríguez y Sebas Guirao de la Peña Francisco Javier Balbín con los que lanzaron el pódcast “Un tiro en la olla”. Todos ellos han ido juntos a los partidos. Les ha crecido la barba viendo al Almería desde principio de siglo en las gradas del Juan Rojas hasta instalarse en el Estadio de los Juegos Mediterráneos Almería 2005, remodelado y que ha dado paso al nombre publicitario, nuevos tiempos, del Power Horse Stadium. Alejandro Asensio García (Almería, 1985) destaca de las historias del libro una que tiene una sensibilidad especial porque ve relacionado su crecimiento personal con la del club y la de sus colegas y cuyo primer párrafo comienza: “Cómo la llegada de Turki me ha hecho darme cuenta del paso del tiempo. Son muchos años sentado en un mismo sitio, rodeado de la misma gente. Tantos que ya no son simplemente conocidos sino algo entre eso y amistad. Una especie de relación fraternal entre personas acostumbradas a vivir en la misma montaña rusa emocional cada quince días desde hace décadas. Eso te une, quieras o no. Puedes ser amigo de un señor que te saca cincuenta años o saludar efusivamente por la calle a un niño que conoces simplemente de la grada. El fútbol es así”. 

Modelo Real Sociedad. Para Alejandro Asensio en conversación telefónica el Almería debe fijarse en el modelo de cantera y de sueños europeos realizados que mantiene la Real Sociedad con todo San Sebastián entregado al club. “El modelo Villarreal es interesante. Creo que debemos pensar en el modelo Real Sociedad. Tienen solera, base de cantera, masa social y llega culturalmente a cualquier rincón”. Le planteo que el dinero no es todo y puede que se nos tenga envidia entre los equipos de la clase media baja en cuanto a patrimonio. “Es normal”, dice, “que exista cierta inquietud entre equipos de un escalafón similar al Almería ante los cambios de calado que está experimentando el equipo y el reciente fichaje de un delantero interesante como Luis Suárez”.  No quiere caer en provincianismo, pero confía que en la cantera surjan los Francisco y Ortiz, o que se tenga paciencia con los que se han tenido que ir como Robles. Confía en la permanencia durante esta temporada para dar un salto en la próxima y así consolidad la Ciudad Deportiva.

El capitán de la UD Almería Fernando Martínez afirma en el prólogo que vivir un cambio de propiedad como el que se produjo en Almería nunca es sencillo. “Si ya de por sí el proceso de compra de un club está lleno de incertidumbres en cualquier entidad, pasar de una gestión familiar como la de Alfonso García a un proyecto de la magnitud que buscaba Turki Al-Sheikh supuso todo un reto para la plantilla”. Fernando concluye que ya no hay incertidumbre. Solo ilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario