Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Todo falla cuando desconoces lo que ha pasado en tu pueblo

Antonio Torres
Periodista

Editorial de la Universidad de Almería (UAL) acaba de publicar La Paz no nace cuando la Guerra termina. Guerra Civil y represión en Roquetas de Mar (Almería) 1936-1945. Los autores, José Manuel Alarcón Martínez y Francisco Manuel López López, son dos personas silenciosas y sin aires de grandeza. “Se estudia el Imperio Romano y, sin embargo, no conoces lo que ha pasado en tu pueblo durante los últimos cien años. Hace poco estuvimos en Huércal Overa con el editor Juan Grima presentando un libro del poeta, periodista y maestro Carlos Camacho Muñoz (Huércal Overa, 1873-1945), que fue un personaje durante el primer tercio del siglo XX, y nadie lo conocía”. 

José Manuel Alarcón y Pako López, del Grupo de Investigación Estudio del Tiempo Presente de la Universidad de Almería / A Torres

Del trabajo sobre Roquetas de Mar muestran su satisfacción por el tiempo dedicado y el rigor con el que han sido felicitados.. En este municipio, en ese periodo, gracias a la intervención del alcalde, Manuel Rivas Marín, y del presidente del Comité Revolucionario, Antonio Martínez “Peroles”, no se produjeron mayores desgracias personales. Ambos avalaron a Máximo Cuervo Radigales, propietario de una finca en Aguadulce y puso en marcha los primeros regadíos de la zona roquetera.

Manuel Rivas, que se jugó la vida para proteger a personas de la derecha, y el general Cuervo mantuvieron una amistad durante el resto de sus vidas. Rivas y Peroles contribuyeron a salvarle la vida a una persona que fue director general de Prisiones, tal como se plantea en el libro de Manuel Gutiérrez Navas. José Manuel Alarcón Martínez es bisnieto de José Martínez Salmerón “Campito”, que fue concejal del Ayuntamiento de Almería en diferentes periodos durante el periodo 1931-1936.. "Campito" hizo de traductor de la XIII Brigada Internacional que permaneció en Aguadulce y El Parador para el avance de los sublevados hacia Almería.

La historia requiere de rigor, precisa López, hijo de militar cofundador de la Base Militar de Viator. “El relato de los vencedores de la Guerra Civil se ha mantenido machaconamente y eso ha calado en parte de la sociedad. Y hay personas que sin informarse se oponen de forma casi agresiva a cualquier investigación que contradiga el relato que le enseñaron en la escuela o en su propia familia”. 

Con este trabajo quieren recuperar y dar a conocer a los ciudadanos de Roquetas de Mar y a todos aquellos interesados en lo acontecido en dicha localidad una parte de la historia de esta gran ciudad. Roquetas tenía una población de algo más de 3.000 habitantes y vivían fundamentalmente de la pesca, algo de agricultura y por la actividad salinera. El Puerto roquetero se construyó durante el periodo republicano entre 1931 y 1936, aspecto que aparece de forma amplia y detallada del trabajo.

Una historia local, pero que abarca unos acontecimientos cruciales en la Historia española que marcaron profundamente el devenir posterior, y cuyas consecuencias están aún hoy día presentes en la sociedad actual. Abordan el análisis de la represión franquista partiendo del marco histórico que la originó, incluyendo los aspectos sociales y económicos que son en gran parte responsables de los posicionamientos políticos de la población.  “Hemos estructurado el trabajo en tres partes. La primera, dedicada a establecer el marco histórico, la subdividimos en dos capítulos: un primer capítulo en el que se apuntan algunos aspectos socioeconómicos; un segundo capítulo en el que se hace un recorrido por la situación política, recogiendo las asociaciones y partidos existentes, analizando los procesos electorales y las actuaciones de las corporaciones locales. “El Frente Popular acabó con el estatus de la clase que había dirigido Roquetas secularmente”. 

“Las muertes de Roquetas no estuvieron provocadas por roquetero. Durante la guerra no hubo matanzas, todos se conocían y hubo una solidaridad. En la segunda parte; en el tercer capítulo hacemos un breve análisis de los acontecimientos más significativos ocurridos en la localidad durante la Guerra Civil, excluyendo la represión en la retaguardia republicana que la tratamos, de forma más pormenorizada, en el cuarto capitulo. Hemos reunido en el mismo bloque de estudio tanto el análisis de la Segunda República como el de la Guerra Civil, pues consideramos, en contra de la opinión de algunos, que la segunda no fue consecuencia de la primera.
La tercera parte del trabajo la constituye el análisis de la represión de posguerra, tanto física como económica, a través de otros dos capítulos. Contemplamos globalmente la represión en cuanto a delitos, tribunales, condenas, procesados y procedimientos; en el segundo se recogen, de forma individualizada, los procedimientos sumarios seguidos contra ciudadanos de Roquetas de Mar por diferentes hechos ocurridos desde la llegada al poder del Frente Popular hasta la finalización del conflicto. Concluimos con un estudio dedicado a la represión económica a través de la Ley de Responsabilidades Políticas”. “Ofrecemos con nombres y apellidos todas las personas que fueron procesadas después de la Guerra Civil. Es importante porque las familias pueden conocer el proceso judicial y los que no son familiares el martirio de lo ocurrido a 110 vecinos de Roquetas de Mar” precisa Alarcón, autor entre otros trabajos de “Las elecciones locales de 1979 en Roquetas de Mar. Importancia de las agrupaciones de electores” dentro Grupo de Investigación Estudios del Tiempo Presente del que ambos investigadores forman parte bajo la batuta del catedrático Rafael Quirosa-Cheyrouze y Muñoz. Presentaron el libro República, Guerra Civil y Represión en Benahadux. “Percibimos como avanza la sociedad y nos animan a seguir investigando, nada de invención y con fuentes muy documentadas”, muestran con orgullo. El trabajo ha superado decenas de filtros en busca de la calidad que exige la Editorial de la UAL que dirige Miguel Gallego Roca. 

Roquetas de Mar. El citado libro se presentará en el otoño en Roquetas de Mar con la figura invitada de Ignacio Jiménez Carrasco, amigo del añorado historiador Gabriel Cara, creador y director del museo. Consiguió en el Archivo General de Simancas los planos del castillo que entregó para su reconstrucción actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario