Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Roquetas: en los vertidos a la Rambla del Cañuelo el PP ve la paja en ojo ajeno, pero no la viga en ojo propio


Jesús García Lozano
Exsecretario de Medio Ambiente del PSOE de Roquetas

La semana pasada la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, Eloisa Cabrera, se quejaba de que en estos momentos se están produciendo bombeos para reducir el nivel de agua de la Balsa del Sapo y, como consecuencia de ellos, la Rambla del Cañuelo se ha convertido en un “Río Caudaloso”, produciéndose  problemas de tráfico y daños medioambientales. Según la portavoz del PP, el bombeo se está realizando desde hace tres semanas y  dice que  en los días que lleva el vertido se han tirado al mar un total de 1.160 metros cúbicos de agua, motivo por el cual pide la dimisión del delegado de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Rambla del Cañuelo
La denuncia realizada por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento del PP es algo insólita. Ahora resulta que les preocupa el medio ambiente. Enhorabuena, ya que hasta ahora se trata  del Ayuntamiento más incumplidor y menos insensible del mundo mundial con relación al medio ambiente.

En principio, los problemas de tráfico, que efectivamente se están produciendo, en Roquetas al pasar agua por la Rambla del Vínculo son debidos a que el Ayuntamiento de Roquetas no ha cumplido con su obligación. Es lógico que por las ramblas pase agua. Lo que no es nada lógico y normal  es que no se hayan realizado puentes (competencia municipal) para atravesarlas y más si tenemos en cuenta que los grandes presupuestos propiciados por la especulación urbanística que se han manejado durante años se han gastado en plazas de toros para dar dos corridas al año, en aparcamientos subterráneos que no se utilizan, en situar cada medio metro una palmera, en subvenciones a los medios de comunicación, en fuentes faraónicas y en monumentos aprovechando cualquier motivo como por ejemplo el monumento a la peseta y muchos otros gastos superfluos.

Mientras tanto, lo necesario no se realizó, como es el caso de los puentes en las ramblas, las aceras o la solución al grave problema de vertidos por aguas fecales en nuestro municipio.

Resulta paradójico ver al Ayuntamiento roquetero quejarse por aguas, aparentemente limpias, que van por la rambla y, sin embargo, no soluciona el gravísimo problema del vertido de aguas fecales en la Rambla el Vínculo, que se lleva produciendo durante años desde la depuradora hasta nuestras aguas de mar y denunciado por partidos políticos, asociaciones y particulares. Este vertido atraviesa más de tres kilómetros nuestro municipio, por zonas densamente pobladas pasando junto al Teatro Auditorio, Acuario y Aguapark, dejando un rastro de pestilentes olores y proliferación de mosquitos en verano, que nada benefician a la imagen de Roquetas. Además, llega al mar contaminando nuestras playas de baño, afectando a un lugar, declarado Monumento Natural de Andalucía en el año 2000, como es la barrera de Posidonia en la Playa de Los Bajos.

Cada año se están vertiendo al mar desde la depuradora  más de 3.000.000 de metros cúbicos de aguas fecales. Esta agua se podría utilizar, una vez depurada, para riegos de jardines y otros usos. Pero además de este punto negro de vertido incontrolado existen muchos otros denunciados por vecinos y asociaciones continuamente.

Señores del PP, dejen de echar la culpa al resto de administraciones, dejen de confundir a los vecinos de Roquetas y de una vez por todas  solucionen los graves problemas de nuestro pueblo. Nosotros y el Medio Ambiente se lo agradeceremos.
(La Gaceta de Almería)

El Consejero Luis Planas se pronuncia sobre el desagüe de la Balsa del Sapo en declaraciones a Europa Pres

N. de la R. de La Opinión de Almería: Como complemento de los diversos artículos publicados estos días sobre el desagüe de la Balsa del Sapo, reproducimos a continuación la noticia distribuida por la agencia Europa Press:

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Luis Planas, se ha pronunciado este viernes sobre el vertido de agua procedente de la Balsa del Sapo que discurre por la rambla del Cañuelo, ubicada en Roquetas de Mar (Almería), al que se ha referido como un "cauce público" destinado al "paso de agua".

En declaraciones a los periodistas en Cuevas del Almanzora (Almería), Planas ha puntualizado que la Junta actuó sobre la lámina de agua de la Balsa del Sapo aunque "no era competencia" del Gobierno andaluz, ya que se había "comprometido" ante el "problema de seguridad" para los ciudadanos a que su desbordamiento había afectado a explotaciones agrarias y viviendas colindantes.

"La solución definitiva es una conducción que tendría que realizar el estado pero que aún no se ha efectuado. La Junta ha hecho su tarea y obviamente el vertido se produce en un cauce público", ha subrayado el titular andaluz de Medio Ambiente, quien no ha precisado que se estudien nuevas actuaciones en el desagüe de la balsa.

Asimismo, Planas ha pedido "prudencia" y ha recordado que "los cauces públicos hidráulicos como ramblas o cañadas son para el paso de agua", sobre los que ha indicado esta prioridad. "Es verdad que por tradición se destinan a otros usos pero si un día hay agua pueden producir problemas" ha abundado el consejero un día después de que el alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat (PP) señalara que el cauce cortaba cinco "arterias muy importantes" para el muncipio.

"Espero que el sentido común se imponga y este tema tenga una solución facil", ha apostillado el consejero, quien ha declinado pronunciarse sobre la propuesta del primer edil roquetero, quien trasladó a la Junta su intención de actuar subsidiariamente y "de urgencia" desde el Consistorio para encauzar el caudal, de forma que en caso de obtener el visto bueno, habría iniciado obras el lunes.

1 comentario: