Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Asfixia a los ayuntamientos


Luis Rogelio Rodríguez-Comendador
Alcalde de Almería

La ruinosa gestión del ruinoso bipartito PSOE-IU es la responsable del estado de dificultades por el que atraviesan los ayuntamientos andaluces, gobernados en su mayor parte por el PP, y asfixiados financieramente por la Junta por haber cometido los ciudadanos el "pecado" de votar al PP en lugar de al PSOE. Y mientras tanto, Andalucía lidera el paro de la UE y está a la cabeza de los recortes al Estado del Bienestar por no querer tocar su régimen de privilegios y la administración paralela.

Por eso hace unos días los alcaldes de las ocho capitales de provincia de Andalucía firmamos una carta recordándole al presidente Griñán los demoledores datos que desveló en el Parlamento el presidente del PP Andaluz, Juan Ignacio Zoido: la Junta debe cerca de 400 millones de euros a los ayuntamientos andaluces, estableciendo una deliberada estrategia de asfixia política en la que los únicos damnificados son los ciudadanos andaluces.

Este sectarismo político ha tenido consecuencias tan lamentables como los daños causados por las recientes inundaciones en la localidad de Écija después de que la Junta paralizase allí las obras de encauzamiento fluvial por el simple hecho de que el PSOE dejase de gobernar el Ayuntamiento tras las últimas elecciones municipales.

En el caso de Almería capital, la Junta de Andalucía es el principal deudor de nuestro Ayuntamiento, al que debe ya siete millones y medio de euros en concepto de convenios incumplidos. Y es que la deuda de la Junta sólo con las capitales supera los 128 millones de euros, que no se han ejecutado 895 en transferencias desde 2010 y que se ha recortado el presupuesto del Plan de Cooperación Municipal en 517,8. Son los datos del Gobierno bipartito PSOE-IU, el más moroso y antimunicipalista de la historia autonómica.

Del mismo modo, hemos vuelto a pedir al presidente Griñán que nos reciba como ya lo ha hecho el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Lo que no puede ignorar el presidente de la Junta es que los ayuntamientos, con independencia de su color político, son la primera puerta a la que llaman los andaluces cuando tienen un problema, independientemente del reparto de competencias y de las garantías de financiación establecidas. Se trata de un agravio evidente e irreponsable que no recae sobre los alcaldes o sobre el PP: es un lastre directo sobre las economías y la calidad de vida de miles de familias andaluzas que ven que sus ayuntamientos no pueden ofrecerles los servicios que demandan por esos impagos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario