Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Roquetas de Mar merece un alcalde como Dios manda


Manuel Olmeda Carrasco
Articulista
Soy un profesor jubilado, oriundo de Cuenca, que suele establecer en Roquetas el cuartel general (centraliza su estancia, en otras palabras), al menos, una vez al año por obra y gracia de su clima, de sus individuos y de sus hoteles. La reiteración, lo “dèjá vu”, debiera producir desencanto, hastío. Curiosamente, descubro en cada viaje nuevos matices que recrean una Almería desconocida, interesante, sugestiva. El viajero, aquí, va hinchiéndose de naturaleza, embriagándose de gentes que compendian hospitalidad y pragmatismo, cortesía y rentabilidad. Lo aprendieron a base de miseria e instinto vital; instrumentos imprescindibles para superar un aprendizaje complejo, oneroso: vivir.
Gabriel Amat
El azar (siempre antojadizo, nebuloso) permitió que llegara a mis oídos, con pruebas fidedignas, la dificultad sufrida por las Agencias locales en informar y repartir propaganda, a los visitantes ocasionales, relativa a viajes para recorrer la zona. Este chocante obstáculo que propicia el regidor munícipe, adscrito al PP, se convierte en algo casi absurdo por estas tierras donde el turismo aporta vigoroso, raquídeo, auxilio económico. Una de estas Agencias de Viajes, me mostró la denuncia por transgredir una supuesta Ordenanza Municipal que prohíbe dispensar publicidad informativa de excursiones (según puntualiza el contenido de la notificación) por la calle. Mi confidente, incluso, dijo conocer una admonición realizada por Mundo Sénior para que el Ayuntamiento dificultara la providencia legítima realizada por las Agencias de la localidad. La petición venía acompañada de una amenaza específica: disminuir las plazas del INSERSO que se otorgan a Roquetas.
Al parecer, nunca antes los agentes locales habían intervenido para acabar con estas prácticas consuetudinarias, comunes en otras zonas. Mis pesquisas para constatar la legalidad o no de esta modalidad de propaganda, dieron un resultado inequívoco. Era tan evidente su registro legal que el boletín de denuncia, entre los distintos posibles casos para reflejar la infracción cometida, no indicaba ninguno al que acogerse. Por ello, el agente de policía local tuvo que cumplimentar el apartado “observaciones” para ubicar la naturaleza del hecho imputado
Tal circunstancia me llevó a la inferencia de que el señor alcalde cometía un grave pecado de ligereza, improvisación y, si acaso fuese cierta la confidencia sobre las amenazas vertidas por Mundo Sénior, una presunta prevaricación; delito penal que planea con firmeza sobre todas las siglas preeminentes. Quiero pensar que estas trabas transversales, sufridas con estoicismo por las exhaustas agencias de viajes en Roquetas, provengan de un simple arrebato cuyo origen se encuentre adosado a las limitaciones del ser humano; deseo que este dictamen, de consecuencias mal tasadas, pueda subsanarse cuanto antes; hago votos porque se imponga no sólo el sentido común sino ese encomiado afán de servicio a la comunidad, exigible a todo buen político.
Voy a tomarme la libertad de recordarle a don Gabriel (epígono, mientras no demuestre lo contrario, de tantas alcaldadas cercanas -aun lejanas- que violan intereses aledaños), pidiéndole excusas por tamaño atrevimiento, un par de tópicos. Cualquier país democrático, libre y donde se despliegue una economía de libre mercado, no debe obstruir la iniciativa privada. Por el contrario, toda institución pública, asimismo ente privado, tiene obligación de asistir, cooperar, para hacer posible su objetivo en aras al Estado de Bienestar. Al tiempo, los excesos de un liberalismo corrupto son el mejor talismán para anhelar la justicia revolucionaria (surgida en la Revolución Francesa) como método ideal para ajustar cuantas y reequilibrar un statu quo pervertido.
Lo demanda la situación económica, laboral y ese partido político, bien conocido por usted, que airea con machacona frecuencia su apoyo incondicional a los emprendedores. Por otro lado, para un buen regidor no hay nada fuera de ese empeño en conseguir lo mejor para su pueblo. Triturar el pequeño comercio acarrea perjuicios individuales y familiares; sin contar aquellos municipales por remisión de impuestos que contribuyen al esplendor de una comunidad.
Roquetas, crisol de razas, espectáculo variopinto, centro neurálgico de una exuberante agricultura intensiva, junto a la bien estructurada plataforma turística, merece un alcalde probo, con crédito, como Dios manda (que dijeran en mi pueblo), alejado de protagonismos incomprendidos u otras debilidades cuyo efecto pudieran padecer ciudadanos, tal vez empresarios. Reflexione, deje de ser un alcalde insólito, refractario a los suyos. Que su quehacer se oriente a conseguir el bienestar de todo conciudadano de derecho o de hecho. Es su responsabilidad y debiera ser su vocación.

6 comentarios:

  1. De dónde ha salido el seudo-poeta éste, manda huevos, otro, desencantado del MOvimiento Nacional.............la jubilación es júbilo, a divertirse hombre, y a descansar de tanto ajetreo mental...............

    ResponderEliminar
  2. Gran artículo. A algunos les costará entenderlo y deberán hacer uso del diccionrio para desentrañar el mensaje. Con respecto al anterior comentarista, prefiero la retórica de este artículo a las parrafadas de nuestro "Grabié I". Señores derechones, tanto que defendeis el uso del castellano, deberían apreciar el uso de este. Claro... que a lo mejor están acostumbrados a otras expresiones como "apotema".

    ResponderEliminar
  3. Hay que ser corto de luces, un tio que ha levando en 18 años una zona como es Roquetas, y apludimos a otro tio que está en las nubes, sin oficio ni beneficio; un agricultor hecho asi mismo, anónimo CURTO.

    ResponderEliminar
  4. Francisco Alcaide25/3/13 09:54

    Anónimo curto de las 17:40 poquitas luces tienes que ver tu si para ti levantar roquetas de mar significa prostitución...drogas...asesinatos. .. secuestros y demas tragedias que estan paseando por nuestras calles día a día. No me meto a hablar de política porque si no no terminaría de escribir. Me quito el sombrero y me subo a las nubes con el anónimo de arriba haber si ese culto que dejo la agricultura vuelve a ella aunque no creo que sepa ni lo que es un pimiento.

    ResponderEliminar
  5. http://www.youtube.com/watch?v=qDRPoSACjy0&sns=em

    ResponderEliminar
  6. me callo me callo

    ResponderEliminar