Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

El Centro Andaluz de la Fotografía (CAF), tres años sin director

Miguel Cabrera
La Voz

El Centro Andaluz de la Fotografía (CAF) va camino de cumplir tres años sin cabeza, después de que en julio de 2019 fuera cesado su último director, Rafael Doctor.  Hace unos días, Miguel Ángel Blanco opinaba en este periódico que desde entonces el  CAF “deambula sin dirección y sin rumbo, a las órdenes de la Delegación de la Consejería de Cultura en Almería”, de forma que se estaría echando tierra sobre un prestigio ganado a pulso en sus treinta años de vida tras su creación por Manuel Falces.

Blanco lamentaba que la gestión esté ahora en manos del “delegado o delegada de la Consejería”, y que ha quedado reducido prácticamente a un lugar de exposiciones que nada tiene que ver con la identidad que quiso darle Falces, es decir la de “un proyecto vivo, dispuesto para recoger toda nuestra memoria fotográfica, una especie de conservatorio de la fotografía…o sea todo lo contrario a un museo”. 

Pero estos 31 meses sin director también están marcados  por un polémico  proceso abierto a finales de 2019 por la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales de la Junta para cubrir, a través de un concurso público, la Dirección de Artes Visuales, que tendría entre sus cometidos tanto la dirección del CAF -desde Sevilla-,  como las tareas de dirección y gestión de las actividades y programas de la agencia en materia de artes visuales, programas audiovisuales y de cinematografía y Filmoteca de Andalucía”, así como la “coordinación, programación, ejecución y supervisión de todos los programas . 

Y es que nueve meses después de la convocatoria, en  julio de 2020 y de forma sorprendente, el concurso fue declarado desierto porque según el comité calificador “ninguna de las candidaturas resulta idónea para el puesto”.  

Esto sucedió en pleno verano, después de que de todos los aspirantes presentados se admitieran cinco. José Manuel D’Acosta, profesional de reconocido prestigio, obtuvo la máxima puntuación posible en la fase valorada, la de  estudio del historial profesional, con 4,75 puntos. Pese a esto, el proceso se dio por finalizado sin llevar a cabo las otras dos fases contempladas en la convocatoria, entre ellas la de valoración de la idoneidad, en la que estaba prevista una entrevista a los candidatos. 

Se da la circunstancia, de que D’Acosta es uno de los mejores conocedores del contexto andaluz de las artes visuales y de los más respetados por  los profesionales del sector, alguien de prestigio y experiencia. Asimismo, de entre los candidatos con opciones al puesto es el único andaluz y relacionado con Almería, el único que ha vivido en la ciudad y que mantiene un contacto con ella y quien podría pasar temporadas del año en la capital almeriense.  

Ha escrito, además, el texto de La Chanca (2022) y La Chanca en color (2020), los dos últimos libros publicados de Carlos Pérez Siquier, de quien fue un buen amigo; y ha realizado la guía de fotografía andaluza (2012), el único manual de referencia que existe sobre esta materia, así como el único archivo sobre arte contemporáneo andaluz. 

Esta inopinada resolución del concurso fue llevada a los tribunales por uno de los aspirantes, por supuestas irregularidades y al entender que no se había concluido como es preceptivo. El juzgado de lo social número 6 de Sevilla ha admitido su demanda y ha fijado el próximo  25 de marzo como fecha para el juicio 

La plaza de alta dirección de Artes Visuales ha quedado congelada por orden judicial, aunque la Consejería ha convocado ahora una nueva convocatoria por el sistema de provisión y promoción interna, con funciones muy similares, al que solo se habría presentado… la técnico que elaboró el informe que determinó que ninguno de los candidatos era idóneo para el puesto, algo que ha levantó todo tipo de suspicacias, que todavía no se han despejado. Todo puede depender ahora de la resolución judicial. 

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha desmentido que su gabinete trate de otorgar el puesto de Dirección de Artes Visuales, que según ha dicho sigue vacante, de forma que el puesto que se ha convocado recientemente y por concurso de provisión interno “no tiene nada que ver en sus cometidos con el de alta dirección y va por convenio colectivo”, como dijo a primeros de este mes en el Parlamento andaluz en respuesta a una pregunta del diputado socialista almeriense José Luis Sánchez Teruel.  

Teruel le había recriminado el abandono del CAF, a lo que la consejera respondió que el puesto de director estuvo vacante entre 2006 y 2016, bajo mandato socialista, durante 10 años -aunque en realidad lo ejerció mediante un contrato de asesoría técnica Pablo Juliá-.  

“Y en 2016 el puesto de director no solo no se ocupó, sino que se quitó de la Relación de Puestos de Trabajo”, añadió Del Pozo, que lamentó también que el PSOE dejara en el CAF solo dos plazas de funcionario. 

Sobre la declaración como desierto del último concurso, la consejera afirmó que “se presentaron excelentes candidatos, pero exigíamos el conocimiento de las dos áreas, tanto plásticas visuales como audiovisuales, y ninguno cumplía los dos perfiles”. “Y no se preocupe, que el CAF está entre mis prioridades”, concluyó Patricia del Pozo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario