Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Garrucha: dos por cuatro calles


Emilio Ruiz
@opinionalmeria

➤ Desde el retorno de los Ayuntamientos democráticos, en 1979, los sucesivos alcaldes de Garrucha siempre han disfrutado de mayoría absoluta. Primero, Adolfo Pérez López, que fue alcalde durante veinte años y hasta 1999 con cuatro formaciones políticas. Después, Andrés Segura Soler (PSOE), entre 1999 y 2007. El siguiente fue Juan Francisco Fernández (PP), hasta 2015, y por último, María López Cervantes (PSOE), alcaldesa en la actualidad.

María López, candidata del PSOE, y au sequipo

No es arriesgado aventurar que va a ser muy difícil que en las elecciones del 26 de mayo algún candidato a alcalde consiga la mayoría absoluta de la que disfrutaron sus predecesores. Por una razón: porque las dos formaciones políticas que se enfrentan al PSOE y al PP son, en el fondo, hijuelas de aquellas, formadas a raíz de disputas entre compañeros.
Ciudadanos es una candidatura formada tras una segmentación del Partido Popular en 2015, cuando Bernardo Simón concurrió a la alcaldía por el GIGA
Ciudadanos es una candidatura formada tras una segmentación del Partido Popular en 2015, cuando Bernardo Simón concurrió a la alcaldía por el GIGA (Grupo Independiente de Garrucha). La división de electores conservadores entre ambas formaciones favoreció la llegada del PSOE al Gobierno municipal.

Con la derecha dividida ahora entre PP y Ciudadanos, la socialista María López contaba con todas las papeletas favorables  para repetir victoria, pero la vuelta a la escena política del exalcalde Andrés Segura Soler, que ha formado una candidatura denominada Garrucha para la Gente, le puede complicar las cosas.
El problema de Garrucha no estriba solo en la práctica imposibilidad de que alguna candidatura consiga mayoría absoluta, sino en la dificultad de formalizar un acuerdo postelectoral
El problema de Garrucha no estriba solo en la práctica imposibilidad de que alguna candidatura consiga mayoría absoluta, sino en la dificultad de formalizar un acuerdo preelectoral. Los que presumiblemente se presentan como partidos más votados, el PSOE y el PP, no tienen precisamente “amigos” entre las candidaturas afines, que son  Ciudadanos y Garrucha para la Gente, respectivamente. Por primera vez desde 1979 Garrucha se puede sumar al grupo de pueblos donde resulta difícil configurar una mayoría de Gobierno estable. Los acuerdos con los “ex” siempre son los más difíciles de conseguir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario