Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Francisco Gomis, el pianista desconocido

Antonio Torres Flores
Director de Canal Sur en Almería

Almería ha perdido a un ciudadano ejemplar y la historia de la radio a uno de los arquitectos destacados. Otros ámbitos de la vida cotidiana se han quedado sin la voz autorizada de Francisco Gomis Peinado (Almería, 1910-2011), maestro de muchas generaciones,  pianista y compositor. Un hombre profundo y con un voluminoso equipaje cultural. Sabía de la vida por su trabajo de cartillas de racionamiento, del hambre, el analfabetismo y el exilio de muchos de sus contemporáneos.  Contribuyó,  junto a su amigo el musicólogo Gaspar Vivas (Almería, 1872-1936),  a imponer las señas de identidad de la radio local. El primer signo de identificación de la radio lo representó la emisión de El Fandanguillo de Almería, de Visas, que acudió varias veces a la emisora para acompañar al pianista desconocido, tal como se le denominaba  a Gomis Peinado, la persona que arrancaba la programación de las emisiones que existieron en aquel periodo de los años veinte y treinta del pasado siglo. “Nadie cobraba un duro y nadie quería cobrar. La radio era una fuerte pasión aunque lo triste de aquellos años de hambre es que la mayoría de la gente desconocía la existencia de la radio. De ahí es que nuestras mayores alegrías se producían cuando regalábamos aparatos de radio por la provincia para ir creando afición. Esas respuestas cada vez mayores eran nuestras mayores satisfacciones, pero insisto en esa época sin luz eléctrica y analfabetismo casi nadie sabia nada de nada”.
Hasta 1929 las grabaciones se realizaban en discos de piedra que se rompieron o desaparecieron. El teléfono se implantó en la provincia en 1926 y aunque la automatización no llegó hasta 1935 pronto se convirtió en un aliado fundamental de la radio. La Crónica Meridional de 14 de noviembre de 1926 recoge la  programación de Radio Club, EAJ-18 Radio Almería. La primera programación de la emisora de aquel domingo histórico estaba comprendida entre las 18 y 20 horas. La cita radiofónica se arrancó con un “selecto programa de música por la orquesta de la Estación , dirigida por Francisco Gomis”.

Hijo de maestro de escuela, era un hombre lúcido hasta su último suspiro y atento con todo el mundo y especialmente con sus hijos y nietos con los que compartía el cariño más tierno y grato. Tuvimos el privilegio de entrevistarle en los primeros años del siglo para documentarnos en la tesis doctoral sobre la génesis de la radio. Posteriormente, en compañía de María Jesús Recio y de la operadora de cámara Pilar Rodríguez. Al conocer su fallecimiento por el historiador de temas locales Antonio Sevillano, llamé a su hija Marisa.  El técnico de sonido Antonio Sánchez Joya, hijo de otro histórico de la radio,  recuperó de la fonoteca un resumen de las distintas entrevistas que le formulamos en su domicilio  para Canal Sur Radio y Canal Sur Televisión.

Nunca estaré lo suficientemente agradecido cuando, pese a su edad,  acudió a la presentación de Soñar la Radio (2004), editado por el Centro Andaluz del Libro. Por Gomis Peinado y por el  también desaparecido, el primer técnico de Radio Almería, Antonio Sánchez Moreno (Almería, 1921-1998), abuelo de Juan Antonio Manzano,  actual redactor de deportes de Onda Cero. Ambos fueron los artífices para que sentara las bases del inicio de la radio en Almería y que otros autores tuvieron que beber de dichas fuentes que estaban abastecidas con la generosidad de ambos, personas muy vocacionales, cultas y pegadas a la realidad. Hasta el punto que conservo en mi domicilio, generosidad de Sánchez Moreno, el   auricular del primer teléfono de hierro y madera con el que se inauguró la emisora decana de Almería en 1934, propiedad de Miguel Soto y que en los años cincuenta se asoció a la SER para dar frescura. 
  
Almería, sin radio
La pobreza extrema de Almería  hizo que la reproducción de la Alcazaba llevada a la Exposición Universal de Sevilla del año 1929 no fuera inaugurada por ningún representante de instituciones almerienses que no pudieron acudir a la capital andaluza. Tampoco la Cámara Oficial Uvera que aglutinaba al sector empresarial. Dicha pobreza afectó a la radio, quedando Almería sin emisora en el periodo 1929-1934. “A la hora de la verdad, nadie llegó con la cartera abierta y tampoco entiendo cómo las autoridades de Madrid dejaron sin emisora a Almería”, así lamentó la desaparición de la emisora.

Obras de Gomis
El Ayuntamiento de Almería agradeció en 1999 las obras y composiciones donadas por Francisco Gomis a su tierra. En su fuero interno le habría gustado un gesto mayor de recibir, al menos, el Escudo de Oro por su contribución a la formación musical de varias generaciones.

Primera locutora
Si María Sabaté se convirtió en la voz femenina de la inauguración de Radio Barcelona en 1924 y Josefina Carabias la primera periodista que vivió de su trabajo como redactora en el informativo La Palabra de Unión Radio, Margarita García Salvador “Margot” fue la primera mujer locutora de la historia de la radio de Almería, en la emisora de Miguel Soto,  que llegó en 1934,  procedente de la céntrica  pastelería El cañón. Para Francisco Gomis era: “simpática, agradable y valía mucho, pero su destino estaba en Argentina hasta el punto de que se casó por poderes”,  Sobre Gaspar Vivas, el autor de la música que se oye en el carillón del reloj del Ayuntamiento de Almería,  el fandanguillo de Almería, decía don Francisco Gomis: “si leía una letra musical y le convencía para sus composiciones,  pisaba fuerte y  hacía gestos expresivos de gozo”. Gomis compró el piano a la viuda de Vivas por 475 pesetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario