Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


La Rural de Granada abre dos oficinas en Almería y Cajamar abre 14 en el resto de España

Emilio Ruiz

El Banco Central Europeo ha establecido los requisitos mínimos de capital de las entidades financieras españolas para 2016. El regulador exige una ratio mínima de capital ordinario del 4,5 % para todas las entidades sometidas a evaluación, al que se añaden porcentajes para cada entidad en función de distintas variables, como el tipo de negocio, la calidad de sus activos, el perfil de riesgo, las buenas prácticas, etc… El banco español que goza de mayor exceso de capital es Kutxabank (supera las exigencias del BCE en 5,08 puntos), al exigírsele una ratio del 9,05 % y disponer de una del 14,13 %. Todos los bancos españoles cumplen con la exigencia mínima, si bien unos de forma más holgada que otros. Cajamar supera en 0,72 puntos la ratio exigida por el regulador al disponer de una ratio del 10,97 % mientras la exigencia es del 10,25 %, según ha comunicado la entidad almeriense a la CNMV. Los bancos españoles tienen en general una menor exigencia de capital que el resto de bancos europeos.

 
Capital exigido por el BCE / El País


Esta situación de solvencia del sistema bancario español llega tras un duro periodo de ajustes. El número de entidades bancarias se ha reducido de 62 a 19, se han cerrado 14.811 sucursales y más de 70.000 empleados del sector han perdido su puesto de trabajo desde 2008. En Almería se han cerrado cerca de 200 oficinas bancarias en los últimos cuatro años. Afortunadamente, las tres entidades financieras más fuertes de Almería, Cajamar, Unicaja y Caixabank, no ha realizado despidos traumáticos en la provincia. Los ajustes de Cajamar se han centrado principalmente en la Comunidad Valenciana por la absorción de entidades locales.

Sin embargo, aún no se puede afirmar que el sector financiero español ha llegado a su punto de estabilidad. El BCE insiste en que sobran entidades y oficinas y el run-run de las fusiones no cesa. Actualmente hay activas en nuestro país algo más de 30.000 sucursales. Son siete oficinas por cada 10.000 habitantes, mientras la media europea está en cuatro. Francia tiene 5,8; Italia, 5; Alemania, 4,3, y el Reino Unido, 1,7. Se considera que entre 2016 y 2018 la ola de ajustes destruirá más de 20.000 empleos. Ahora rondan los 280.000.

Mientras unas entidades siguen con su programa de ajustes, otras, por el contrario, se encuentran inmersas en periodo de expansión. Durante el pasado año 2015, Caja Rural de Granada ha abierto en Almería dos nuevas oficinas, en el barrio de La Cañada y en el Bulevar de Vícar. En Vera también va a abrir de inmediato ocupando el local que dejó libre Bancaja. Cajamar también cierra 2015 en plena expansión por todo el territorio nacional. Ha abierto nuevas oficinas en Castilla-La Mancha (Villarrobledo y Valdepeñas), Andalucía (Pozoblanco y Palos de la Frontera), Castilla y León (Santa María del Páramo y Guijuelo), Comunidad Valenciana (Algemesí, Cox y Onda),  Navarra (Tafalla y Pamplona) Santa Cruz de Tenerife (la capital y Tacoronte) y Baleares (Palma de Mallorca).