Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

A la alcaldesa de Garrucha

Adolfo Pérez López
Alcalde de Garrucha entre 1979 y 1999

Con fecha 10 de este mes y registro de entrada número 795, he presentado en el Ayuntamiento de Garrucha un escrito dirigido a la alcaldesa, que íntegramente dice así: “Comienzo por decirle que en mi casa ya no damos abasto a recoger continuamente la infinidad de trocitos negruzcos de yeso amasado expandidos por el suelo de todas las habitaciones. Y es que con el aumento constante de la carga portuaria de ese granel la situación empeora cada día. Se trata de algo que nos preocupa, que se tiene que acabar. Está claro que el yeso que se acumula en mi piso, y supongo que en otras viviendas, está directamente vinculado a la aplicación de las medidas correctoras de esa actividad, que obligan a quien debe cuidar por su cumplimiento.

María López, alcaldesa de Garrucha (Loa)

Al respecto, he recibido copia del escrito de unos vecinos de Las Marinas de Vera dirigido a la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA). Estos vecinos dan cuenta detallada a la Agencia de quince medidas correctoras que no se aplican o dudan de que así sea. Una medida de obligado cumplimiento es la prohibición de que los montones de yeso rebasen la altura del espaldón del muelle. La simple vista desde el Paseo muestra la frecuencia casi diaria de que esa medida no se cumple. Si a eso se añade que, según informe de la APPA, los días de calma en Garrucha son el 16% del año, o sea 58 días, es fácil concluir que esa brisa, más o menos intensa, arrastra hacia la población partículas de yeso de los montones pasados de altura, situación que se agudiza con el trasiego de las máquinas cargando el yeso en los barcos Y es que una población no puede estar a merced de lo que se quiera hacer con ella sin que la vigilancia de los poderes públicos pongan fin a situaciones de ese tipo; de modo que el Ayuntamiento, como poder público, en uso de sus competencias y medios, está obligado a velar por un saludable medio ambiente del municipio.

Y esta situación nos conduce a la pretensión que tiene la APPA de ampliar el puerto para aumentar el embarque de minerales a granel, convirtiendo al puerto de Garrucha en el referente de ese tipo de carga en el Levante almeriense, de modo que el aumento de la contaminación atmosférica estaría servido, o sea, más polución para la población. Como es público, la Corporación municipal está dividida al respecto, así se vio en pleno de 3 de septiembre de 2020: usted no opinó, pero sí informó sobre una reunión en la que se le expuso la posibilidad de ampliar el puerto prolongando el dique de abrigo hacia el sur (una auténtica infamia), que usted rechazó, según dijo. El portavoz del Partido Popular se puso de perfil. El de Ciudadanos suspirando porque se haga la obra, ya que, según dijo, "ése es el futuro de Garrucha". Solo el representante de ‘Garrucha para la Gente’ se interesó por el asunto. Y es que todo son plácemes para la APPA, que sólo actúa en su beneficio económico, la misma que se burla de Garrucha no cumpliendo con la construcción de la playa a la que está obligada, sin que aquí nadie mueva un dedo, aunque sigo luchando en la confianza de que se hará realidad.

De todo cuanto le digo he dado cuenta y, en su caso, reclamado, a la consejera de Fomento de la Junta de Andalucía, al director – gerente de la APPA y a la directora general de la Costa y el Mar.

En virtud de lo que le expongo, solicito de usted que actúe en consecuencia. Atentamente.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario