Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Es tiempo de plantar los árboles monumentales del futuro

Antonio Torres
Periodista 

EL AFA, revista cultural de Sorbas, presentará, el lunes 16, en la terraza de las Cuevas de Sorbas, un nuevo número que aborda decenas de temas de interés.  

Los Molinos del Río Aguas (El Afa)

Varios de los reportajes escapan de la esfera provincial. El acto de la presentación del número anual concluirá con un recital de Sensi Falán y con la garantía de todas las medidas que recomiendan las autoridades sanitarias por la Covid-19. El contenido de la revista abarca termas de gran nivel y de aportación científica como La Piedra Seca como eje del paisaje del Chive y Las Moletas de Juan Antonio Muñoz Muñoz y Francisco Checa y Olmos. El historiador, Eusebio Rodríguez Padilla, titula su trabajo Los sorbeños en los frentes de la Guerra Civil y el escritor turrerro, José González Núñez, Pepe de Piedad, aporta un trabajo científico sobre El habla de la Axarquía almeriense. Hay más escritores y temas. Reiteramos que merece la pena hacerse con el nuevo número de El Afa que edita la Sociedad de Amigos de Sorbas.

El artículo sobre la histórica y monumental encina de Montahur donde cuentan se apareció la Virgen de la Cabeza, el trabajo de investigación trasciende la geografía regional y enlaza con otros árboles históricos de las provincias desérticas de Granada, Murcia y Almería. Desde el abrigo de la barriada de La Mela, cuyo friso principal, ilustra la portada, tiene como autores a tres personas que tienen como pasión la defensa del patrimonio. Destaca el gran arboriforme entorno al que aparecen diferentes figuras antropomorfas destacando el famoso Melero, icono adoptado por los habitantes de la citada barriada sorbeña. 

Entre los firmantes de uno de los artículos se encuentran los colaboradores del prestigioso programa Bosque habitado de Radio 3 de RNE, la paisajista y poeta, Mar Verdejo Coto, y el naturalista y escritor, Ignacio Abella, junto al impagable Andrés Pérez, director de EL AFA. Los tres son ingenieros agrícolas.  El artículo, “La Carrasca de Montahur y otros árboles históricos”, aporta una nueva visión sobre la histórica relación del hombre con los árboles monumentales, venerados, cuidados y usados como lugares de reunión desde que existe la humanidad, máximo en un entorno árido y desertificado donde el cambio global está afectando muy negativamente a estos monumentos venerables. Los autores citan a distintas fuentes, entre las que se encuentran, Francisco Martínez Botella, capellán del Santuario de Monteagud durante varios años y oriundo de Albanchez. Hay referencias al hallazgo de la Virgen de la Cabeza a finales del siglo XVI, encontrada por un pastor según la tradición. “Es difícil extraer conclusiones en un terreno tan resbaladizo como la interpretación del arte prehistórico, pero creemos que hay indicios suficientes para suponer que aquellos arboriformes dibujados en los abrigos, son representaciones de cultos y tradiciones que de un modo u otro se han venido sucediendo hasta la actualidad”.

Los investigadores apelan a la recuperación de un patrimonio tan importante para nuestra identidad y tradición como la Encina de Montahur. “En Monteagud bastaría poner ese renuevo al cuidado de un experto profesional en la gestión de arbolado monumental, para permitir que se recupere un árbol completo. El árbol tiene una importancia destacada para la identidad colectiva, la salud física y la anímica. En pueblos pequeños las tertulias o “tomar el fresco” tienen en el árbol el elemento que aglutina a vecinos y visitantes. “Frente a la desmemoria y la distopía de la plaza vacía, el árbol central nos reconcilia con el lugar con la tierra que nos acoge y pide a gritos que los árboles vuelvan a repoblar las plazas, los campos y las montañas. A traernos la lluvia y los manantiales …Es tiempo de plantar los árboles monumentales del futuro”. 

El artículo lo firma también como autor el Olmo de Terque ya que durante la redacción del mismo les llegó la mala noticia de su marchitez por lo que comenzaron a asesorar para intentar recuperarlo. Alegato de un viejo Olmo es un artículo de gran vigencia que no dejará indiferente a nadie por la defensa que hacen del símbolo de Terque, el punto de encuentro de vecinos y visitantes y cuyo alcalde trabaja con expertos para salvar a uno de los olmos más populares de la provincia y que data de 1781.

Sobre la desertización, el interrogante de la factura del cambio climático y sobre el magnífico encinar de los Molinos del Río Aguas, hay referencias en la revista y la aportación de María Sánchez, coordinadora de comunicación de Sunseed Desert Technology.

Sorbas en particular y el conjunto de la provincia le deben mucho a la generosidad, esfuerzo de dos grandes como el pintor y escritor Pedro Soler Valero, la coordinadora de la revista Ana María Rodríguez Agüero y al director de El Afa, Andrés Pérez Pérez, quien ayer me comentó las dificultades añadidas por las consecuencias de la pandemia: “Mantener y hacer crecer una publicación como la revista cultural requiere de altas dosis de imaginación, esfuerzo, trabajo en equipo, además de gran generosidad de nuestros colaboradores en artículos, estos son los ingredientes gracias a los cuales seguimos adelante, creciendo además en páginas y publicando la totalidad de la revista en color”.

Siempre hay motivos para visitar “Cuenca la chica” por sus casas colgantes, la espeleoteca, la famosa y hermosa cueva en yeso, Parque Natural Karst en Yesos, conocidos mundialmente y cuyos responsables organizan talleres y rutas. En Sorbas merece la pena conocer la legendaria historia de la cerámica, los telares, las huertas sobre el Río Aguas que si no se pone remedio se mueren como denunció el añorado farmacéutico Diego Hermosilla del que se trata un perfil en El Afa o que el gran Pedro Soler Valero nos relate una de las decenas de historias que ha escrito en sus publicaciones o la realidad del momento actual. Todo ello, al margen de la ruta gastronómica que puede empezar en el restaurante Cuevas de Sorbas o el histórico, en la misma entrada a la villa, Sol de Andalucía. El municipio sorbeño cuenta con una buena gavilla de barriadas que en estos días merecen ser visitadas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario