Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Almería tiene el muro del tren que divide a la ciudad y frena el desarrollo medioambiental

Antonio Torres
Periodista

Almería tiene que acabar con la valla que divide a la capital, el muro de la carretera de Sierra Alhamilla con la Avenida Montserrat, afirma el arquitecto y paisajista Juan Plaza. Con la desaparición del muro se ganará en calidad de vida y con menos contaminación. El director general, CEO, de Paissano, estudio especializado en proyectos de arquitectura y, sobre todo, de paisajismo y acciones urbanas, es Juan García Plaza, Juan Plaza, (Almería, 1985) Ha sido galardonado, junto con Guillermo Jiménez Granero, con el premio anual que concede, desde hace 21 años, el Colegio de Arquitectos de Murcia, conjuntamente con la consejería de Fomento e Infraestructuras y la Dirección General de Territorio y Arquitectura.

Juan Plaza es de esas personas sabias que se fija en las pequeñas cosas cotidianas, y que muchos no vemos, para hacernos la vida mucho mejor. Ofrece alternativas para responder a las demandas de la sociedad. Movilidad, medio ambiente o las respuestas alternativas. “Las dos Almerías deben unirse ya”, afirma Plaza, “y acabar con las vías del tren”. Uno de los problemas eternos de Almería es la separación de la ciudad. “Almería tiene que acabar con la valla que divide a la capital, el muro de la carretera de Sierra Alhamilla con la Avenida Montserrat. Se evitarían problemas graves de tráfico y de contaminación. Desde mi oficina de la calle El Alcázar para ir a casa de la familia de mi esposa, que está a menos de 200 metros, tengo que coger el coche”.

Los referidos arquitectos han sido premiados en Murcia por su labor en el desarrollo del proyecto de rehabilitación del Río Segura en su paso por la región de Murcia, a través de paseo fluvial, una columna vertebral que es nexo de unión entre los parques urbanos y los periurbanos de la ciudad, creando un ambicioso corredor verde a lo largo del río Segura. Este proyecto realizado es hoy toda una realidad y en conjunto con el Master Plan de Murcia Río ha supuesto un antes y un después en la fisionomía de la ciudad y en la forma de entenderla. 

Plaza es un agente activo, persona que va más allá de su profesión para no ser un egocéntrico de lo suyo. Reitera que no existe un choque real entre arquitectos y paisajistas, ya que la única manera de llegar a ser un paisajista titulado es cursar un máster oficial que solo está disponible para arquitectos e ingenieros técnicos. “Es cierto”, dice, “que en ocasiones lo que si vemos es un intrusismo en nuestra profesión, es decir, que profesionales sin formación especifica en paisajismo realizan proyectos diferentes. El principal problema de esta intrusión es que sin la especialidad y la formación adecuada un arquitecto o un ingeniero no puede tener conocimiento completo de las áreas relacionadas con el material vegetal y los ecosistemas o los criterios de diseño y estética necesarios en esta área. En Paissano tenemos un lema: ´Amor por el detalle´. Creemos que nuestro principal valor añadido es justamente ese, la unión de las dos materias -arquitectura y paisajismo- lo que hace que podamos dar soluciones eficaces a cualquier obstáculo que pueda presentar un proyecto”. 

La figura del paisajista en Almería no es algo que se suela ver u oír muy a menudo, y aun cuando sale a relucir genera mucha incertidumbre porque no se tiene claro cuales son sus funciones y cual es exactamente su trabajo. “En muchas ocasiones se confunden los términos jardinero y paisajista, pero lo cierto es que distan mucho entre sí. Cuando se contrata a un paisajista realmente se está contratando a un profesional multidisciplinar que se ocupará de realizar un diseño funcional, de elegir la vegetación con conocimiento de causa teniendo en cuenta las variables climatológicas del entorno. Las decisiones constructivas no se basarán únicamente en criterios puramente funcionales si no que el paisajista va más allá de las soluciones normalizadas y dar con los matices que realmente harán del proyecto un trabajo especial y único. Ha habido personas, confundidas, que nos han pedido si les podíamos podar unas palmeras. De ahí que reitere la figura del paisajista”.

¿Qué se puede hacer para cambiar la fisionomía de nuestra tierra en cuanto al paisaje? 

“En Murcia se ha apostado estos últimos años en crear un pulmón verde que recorre la ciudad y que ha aumentado el valor de la ciudad exponencialmente para sus ciudadanos, y no solo esto, sino que además potencia el turismo por lo que los negocios locales que se beneficiarán del aumento de visitantes tanto locales como extranjeros”. 

Sueña con la conectividad entre las grandes zonas verdes de la capital como ocurre en Gandía, Alicante y Murcia. Pone el ejemplo de las palmeras del parque urbano Nicolás Salmerón con el área de La Molineta para tener un eje verde, un pulmón en Almería.

Queda mucho por hacer. Se necesita un proyecto transversal que supondría un giro de 180 grados, un aumento del turismo de calidad y recuperar parte del auge del centro y el casco histórico que se ha perdido en los últimos años, destaca Plaza desde su estudio Paissano: “Almería es una de las ciudades con más sol de Europa y nadie puede negar que tenemos un clima envidiable, por lo que tener un eje verde que recorriese la capital supondría sin duda un antes y un después de la fisionomía de nuestra provincia. Y no hablamos solo de tener más parques sino de tener una columna vertebral real que abrace los parques periurbanos y los conecte con los urbanos, hablamos de una selección de especies elegidas con mimo y que sean adecuadas al clima mediterráneo que tenemos en Almería, hablamos de fomentar la aparición de especies autóctonas e incluso hablamos de que estos espacios abiertos sirvan de foco lúdico y educativo para todos los almerienses a través de la instalación de zonas estanciales, playgrounds y áreas biosaludables”. 

Juan Plaza es arquitecto por la Universidad Politécnica Alfonso X El Sabio y máster en Jardinería y Paisaje. En la actualidad el estudio trabaja por mejorar las ciudades de Gandía, Alicante, Murcia, Granada y Jaén. “No somos vendedores. Son los ayuntamientos los que nos llaman por nuestro prestigio y seriedad”. La puerta de Almería sigue abierta para sumar con la inteligencia y pasión que muestra por el paisajismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario