Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El obispo de Almería

Francisco José Fernández de la Cigoña
Infovaticana

Adolfo González Montes no me puede ver. Lo entiendo perfectamente. Le he dado hasta en el carnet de identidad. Pero el problema está en si le he dado con razón o sin ella. Porque si había razón debería corregirse y no encabronarse con quien le dice verdades.

Hoy, un almeriense me refiere historias que ya han sido traídas a este blog por otras personas. Y el obispo no debería recurrir de nuevo a una caza de brujas sino examinarse de si hay verdad o no en lo que se dice. Si todo es falso pues a no hacer caso y ofrecerlo para su propia santificación. Y si la hubiere pues a cambiar.

Adolfo González, obispo de Almería
Sé muy bien que hay personas que odian a sus obispos sin motivo alguno e incluso por motivos inconfesables en los que toda la razón está con el obispo. A mí me llueven denuncias a las que no cabe prestar el menor crédito. Pero con González Montes llueven sobre mojado. Hay notables coincidencias.

No avalo lo que voy a transcribir. Será cierto o no. Pero hay demasiada coincidencia en las denuncias. Pienso, además, que el obispo debería conocerlas. Claro que podría hacérselas llegar en privado pero teniendo en cuenta que el obispo no quiere saber nada de mí tampoco yo tengo que tener mayores consideraciones con él.

Esto es lo que hoy me dicen y coincide exactamente con lo que otros me han dicho anteriormente:

“El Sr. Obispo D. Adolfo se presentó a los seminaristas como “Príncipe de la Iglesia”. Qué lejos de lo que se supone son los nuevos aires del Papa Francisco. Yo no se si tiene algún oscuro complejo pero sí manía de grandezas. En el tríptico que entrega a los confirmados aparece en primera su foto y en otra su escudo y cuando lo describe. uno de los cuarteles dice que son las armas de su familia (su padre era fotógrafo).

La obras del palacio episcopal no se sabe la de años que llevan con ellas. Eso sí: todo lujo de detalles, buenos mármoles, puertas de madera con el escudo grabado. Parece ser que quiere imitar al Papa en lo de la misa en Santa Marta pues del oratorio que había en palacio ha pasado a una enorme capilla añadiéndole lo que era el salón de la biblioteca.

Hace unos años implantó los ejercicios a la curia a los que él asiste. Se suelen dar en una capilla de la catedral. Los sacerdotes en los bancos y él en un sillón de terciopelo, si hace algo de frío se le pone una estufa para el solo.

Qué quiere que le diga que me imagino vd. ya sabe pero el nuevo estilo del Papa Francisco no es muy asumible por nuestros obispos acostumbrados a rodearse de quienes nunca los van a contradecir.

Así estamos en la diócesis, un clero desanimado, los mayores dejados de lado y los jóvenes en plan trepa. Una pena. Como dice el Papa recemos para que esto se arregle. Ojalá fuera verdad que lo trasladaban y nos mandaran un pastor-pastor. No hace falta que sea tan intelectual que sea padre y pastor con eso nos conformaríamos. Menos obras y más acercarse a sus curas”.

¿Es todo una calumnia? Es posible. Pero sería una calumnia repetida. Los almerienses tienen un modo fácil de comprobarlo. ¿Proliferan los escudos episcopales de este obispo de tan ilustre y fotográfica prosapia? ¿Hay más que de sus antecesores en la diócesis? ¿Es todo una infamia para tirar ayer en el pozo? Lo del pozo y ayer los almeriense me lo entenderán.