Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Cantón, la oportunidad perdida

José Antonio Martínez Soler

Este comentario sobre la retirada de Antonio Cantón (cofundador de Jaztell, Yoigo, etc.) como concejal socialista del Ayuntamiento de Almería y aspirante a candidato a la alcaldía va dedicado, en especial, a mis paisanos almerienses. Quien no tenga interés por las rencillas locales (y cutres) de mi tierra, puede (y debe, se lo recomiendo) dejar de leerlo ahora mismo. En realidad, es un desahogo personal. Si no lo escribo reviento, porque me revientan las injusticias y porque -todo hay que decirlo- Cantón es amigo mío y creo que ha sido maltratado, en su buena fe, por unos y por otros. Concluidas mis vacaciones en Noruega y en Almería, ahí va mi comentario, en caliente:

La mano que mece la cuna

Las presuntas injurias y calumnias que, en el momento político oportuno, han alejado a Antonio Cantón, por dignidad y vergüenza torera, de su aspiración legítima a ser candidato socialista a la alcaldía de Almería –y con muchas posibilidades de gobernar- salieron, en efecto, de la boca del portavoz socialista José Antonio (Nono) Amate pero, en mi opinión, fueron implantadas allí, con fuerza irresistible, por los mismos poderes económicos de siempre: la mano que mece la cuna.

No me sorprende el presunto delito de un político resabiado sino la total impunidad del socialista Nono Amate (64 años) tras acusar públicamente a Cantón 53, sin prueba alguna, de no tener las manos limpias.

La razón me recomienda no publicar lo que voy escribir a continuación. Sin embargo, el corazón –tan traicionero- me impulsa a defender a un amigo y ex compañero en el Consejo de 20 Minutos, a actuar como si fuera libre y a compartir con mis paisanos almerienses la preocupación que me embarga sobre el futuro de la tierra donde nací y donde me gustaría morir.

“Hay circunstancias –escribió Unamuno- en las que callarse es mentir”.

Ésta es, para mí, una de ellas. Vaya por delante que jamás fui militante de ningún partido político y que me gustaría que se produjera regularmente la alternancia en el poder, tan saludable para la democracia. Sin embargo, con más de 15 puntos de ventaja en las encuestas que conozco, los conservadores seguirán gobernando la ciudad de Almería, manteniendo inalterable el “status quo” del poder económico local y llenando de nuevos bichos anaerobios el sobaco derecho del Ayuntamiento.

En esta situación, no me han sorprendido las declaraciones presuntamente injuriosas y/o calumniosas del portavoz socialista municipal, Nono Amate, en su declive político final, contra su compañero de grupo Antonio Cantón ni el momento procesal oportuno. Nono siempre ha vivido de la política y el miedo es libre. Lo que sí me ha sorprendido, y escandalizado, como digo, ha sido la impunidad total de la que goza el presunto delincuente.

Peor aún, me parecen miserables los abrazos y apoyos que algunos líderes socialistas andaluces le dispensan ostensiblemente a Nono Amate en actos públicos. Tras sus durísimas declaraciones en la televisión municipal, acusando al concejal socialista Cantón de no tener sus manos limpias y de ser un aspirante indigno y no respetable a la candidatura para la alcaldía de la capital, el PSOE andaluz dio la callada por respuesta. Nunca activó la comisión de disciplina o de ética (o como se llame) para investigar y, en su caso, castigar, al culpable de tamaño crimen contra la honra y el buen nombre de un concejal socialista; un compañero que Amate incluyó en su lista cuando Cantón ya era rico, copropietario del Hotel Catedral, y ya había creado miles de empleos en Telefónica, Jaztell, Yoigo, etc., y había pagado sus correspondientes impuestos. Y ya sabemos que el ejército que no cuida a sus heridos pierde la guerra.

He oído muchas voces, en privado, contra la impunidad de Nono Amate y la vergonzosa y cobarde actitud de algunos líderes socialistas andaluces y almerienses. Sin embargo, muy pocas críticas en público. Tiran la piedra y esconden la mano. Solamente se alzó la voz valiente de Nerea, la secretaria de organización del PSOE de Almería, a instancias –me consta- de su jefe Diego Asensio, secretario general del PSOE de Almería, quien, por un pésimo cálculo político, y a falta de Cantón, se ha visto obligado a tragar carros y carretas al apoyar a Juan Carlos Usero como candidato de descarte a la alcaldía. Como don Quijote, mi amigo Diego Asensio tendrá duelos y quebrantos.

Y lo entiendo: el miedo es libre, sobre todo para aquellos cegados por la pasión política o que nunca tuvieron otro empleo que el que les proporciona el PSOE, el PP u otro partido. La cobardía en política me produce tristeza, pero la entiendo perfectamente porque también yo he sido, en ocasiones, bastante cobarde. De hecho, salí corriendo cuando, hace mucho tiempo, unos amigos –entre ellos, Diego Asensio- me pidieron que fuera candidato independiente a la alcaldía de Almería en la lista del PSOE.

Pero el mensaje que quiero transmitir aquí no es sólo de tristeza sino, más bien, de rabia y de impotencia contra los poderes económicos locales crónicos que impiden, a cualquier precio, el cambio necesario y urgente que precisa mi tierra y que merecemos todos los almerienses por muy pusilánimes y abandonados que seamos.

Por eso, para mí son más relevantes los abrazos y palmaditas que Nono recibe en secreto de quienes le han utilizado como marioneta útil para alejar a Cantón, con malas artes, del eventual gobierno de la ciudad. Así, han impedido eficazmente el cambio del “status quo” económico y político, tan perjudicial para ellos y tan necesario para el progreso de Almería.

¿Por qué tenía que liquidar la derecha económica almeriense la eventual candidatura ganadora de Cantón a la alcaldía?

Conozco bien a Cantón desde hace años y me constan su integridad ética, independencia económica y eficacia profesional. Ha sido miembro del Consejo de Administración del diario 20 Minutos, del que soy Director General. Por cierto, dimitió como consejero para dedicarse más a su concejalía.

Cantón era digno y respetable y no tuvo problemas con Nono Amate, su jefe en el grupo socialista municipal desde que le puso en su lista hace cuatro años, hasta el mismo día en que dijo públicamente que aspiraba legítimamente a ser candidato socialista a la alcaldía de Almería.

A más de un rico prócer del “status quo” debieron ponérsele entonces los pelos de punta. Y es que Cantón también es rico, aunque no tanto como ellos. En la web del PSOE declaró haber ganado 9 millones de euros en toda su vida antes de entrar en la política local. Lo que quiere decir que, sencillamente, tiene la vida resuelta y puede actuar libre de las presiones y ataduras que impone la supervivencia económica. O sea, que podría tomar decisiones, si quisiera, en beneficio de la ciudad y no necesariamente al servicio tradicional de los que manejan el cotarro y mecen la misma cuna en la que sestean juntos el portavoz socialista Nono Amate y el alcalde del PP Luis Rogelio Rodríguez Comendador.

Visto así, Antonio Cantón era un alto riesgo no controlado para los controladores económicos habituales. En cuanto identificaron el peligro, pusieron en marcha el proceso que liquidó al aspirante previsiblemente díscolo, y dejó las cosas como estaban: un disparo en la televisión del Ayuntamiento y ¡barco al agua! Rodríguez Comendador seguirá de alcalde y Juan Carlos Usero administrará su derrota como portavoz socialista en el Ayuntamiento de Almería.

El PP ya tiene preparada, por si acaso, aunque no le hará falta (“entre bueyes no hay cornás“), la campaña electoral contra Usero: los famosos y vergonzosos videos de sus asesores en la Diputación que, seguramente, desconocía el presidente Griñán cuando le apoyó como candidato.

El imaginario escenario dramático de Griñán enterrando al ingenuo ex consejero rebelde Martín Soler, con las herramientas de Nono Amate como experto sepulturero, ha desviado la atención sobre la madre del cordero. Con toda la guerrilla desplegada por Griñán contra Martín Soler (que no es pariente mío) nada hubiera impedido a Antonio Cantón ser elegido candidato socialista a la alcaldía de Almería (e incluso alcalde)… si hubiera tenido deudas, en lugar de activos, o hubiera tenido que depender de su sueldo de político o de las instrucciones irresistibles de ciertos ricos para vivir.

Pero -¡ay!- un hombre de familia modesta, hecho a sí mismo con becas, con ideales socialistas, un ingeniero creador de empresas y triunfador en las principales plazas económicas del mundo, que ha cortado orejas a muchos miuras, quiere ayudar a su tierra y a sus paisanos y… ¿qué le ocurre en nuestra Almería? Pues que unas vaquillas del ladrillo le dan un revolcón de muerte. Y, entretanto, quienes temen perder el sueldo de la política aplauden con su silencio al ganadero que mece la cuna, mientras corren en auxilio del presunto vencedor, un Nono Amate que tristemente acaba su carrera política (no económica) como marioneta de la derecha.

Desde luego, en mi opinión, Almería merece algo mejor que estas sucias guerras cutres entre políticos hipócritas y caciques locales de horizonte chato. ¡Qué lástima! Otra oportunidad perdida. Otra vez será, porque para los políticos honrados (que los hay a miles) no vale todo. Y la esperanza es lo último que se pierde.

¡Uff! Ya lo he dicho.

Almería crece con su feria

Javier Aureliano García
Secretario General del Partido Popular de Almería

La celebración de las últimas ediciones de la Feria de Almería permitieron percibir con claridad que el espacio en donde se ubicaba esta celebración no admitía, por más tiempo, una concentración de personas y materiales como supone la Feria de Almería. Los problemas de concentración, instalaciones, equipamientos y presencia masiva de ciudadanos crecían cada año debido al hecho de que estábamos celebrando la Feria en un sitio que no estaba preparado y en donde, sencillamente, no cabía. La respuesta a ese problema era extraordinariamente sencilla, pero a la vez muy complicada: había que crear un nuevo recinto ferial. Y no bastaba sólo con encontrar una ubicación adecuada: había que diseñar un recinto polivalente que permitiera no sólo la celebración de la Feria en Honor de la Virgen del Mar de cada mes de agosto, sino también su uso como espacio destinado a exposiciones, celebraciones y conciertos. Pero eso no era todo: no sólo había que hacerlo bien, sino que teníamos que hacerlo rápido, porque el final de la Feria de 2009 evidenció que el recinto del Auditorio no servía ya para esta ciudad y que Almería tenía que estrenar un nuevo recinto para la Feria de 2010.

Bueno, pues dicho y hecho. A nadie se le escapa que se ha trabajado, como decía antes, rápido y bien. Ahí está el recinto y a las opiniones de la inmensa mayoría de almerienses me remito. El nuevo recinto ferial de Almería es todo un acierto que permite a la Feria una escalada de calidad y prestigio a nivel nacional, como nos han comentado los profesionales especialistas en este tipo de recintos con los que ha colaborado el Ayuntamiento. Pocas ciudades de España cuentan en la actualidad con un espacio tan racional, tan moderno y bien diseñado para este tipo de encuentros multitudinarios. El indiscutible acierto no sólo es fruto de una estupenda labor técnica por parte del Ayuntamiento, sino también fruto de la demostrada capacidad del equipo de Gobierno Municipal que lidera Luis Rogelio Rodríguez Comendador para cumplir sus promesas. El alcalde dijo al finalizar el año pasado que haríamos un esfuerzo para tener un nuevo recinto ferial para este verano y lo hemos conseguido. Y creo sinceramente que Almería ha superado este reto con nota alta. No sólo por la magnífica distribución de espacios, sino también por el modo en que los almerienses han respondido a esta nueva dotación pública que sin duda contribuye a hacer crecer la ciudad.

Almería crece, mejora y se transforma, por primera vez en muchos años, gracias al impulso que está sabiendo darle este Ayuntamiento. La gestión que estamos llevando a cabo nos permite afirmar, desde la responsabilidad y el orgullo, que hemos demostrado que el Ayuntamiento de la capital puede convertirse en un factor de progreso social, cultural e infraestructural para todos los almerienses. Desde hace ya siete años hemos probado que, a pesar de las limitaciones económicas que tienen todas las corporaciones locales a consecuencia de la nefasta financiación que sigue permitiendo Zapatero, el Ayuntamiento puede servir como herramienta de transformación de Almería. Ahí están todas las obras en todos los barrios de la capital, la mejora en las condiciones de respuesta directa y servicio al ciudadano y la agilidad administrativa a la hora de resolver los problemas de los vecinos. Son muchas las cosas que se han hecho, pero estoy convencido de que lo mejor está todavía por llegar. Comparar la Feria de hace un año con la que acabamos de vivir es buena muestra de ello.

Por la labor de la Guardia Civil en Afganistán

Diego Asensio
Secretario General del PSOE de Almería y Senador

Vaya por delante mi más sentido pésame a las familias y amigos de los dos Guardia Civiles asesinados esta semana en Afganistán, el capitán José María Galera Córdoba y el alférez Abraham Leoncio Bravo. También quiero expresar mis condolencias por la muerte de Ataollah Taerik, ciudadano español de origen iraní que igualmente perdió la vida en el mismo ataque terrorista realizando una labor civil como intérprete al servicio de España.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuentan con el apoyo y el respaldo total del Partido Socialista y por ende de todas y cada una las instituciones públicas en las que gobierna.

El dolor de los seres queridos de los Guardias Civiles y del intérprete español que han sido asesinados en un ataque terrorista en Afganistán es irreparable pero estas personas tienen que saber que es un pesar al que nos sumamos todos los demócratas españoles y que compartimos.

Cualquier pérdida de vidas humanas de quienes prestan un servicio a la sociedad garantizando su seguridad supone un motivo de pesar para la ciudadanía española. Además, nuestra historia nos ha hecho especialmente sensibles al dolor de las familias y amigos de quienes han muerto en un atentado terrorista, que siempre es incomprensible, nos indigna y nos repudia a los ciudadanos y ciudadanas de bien.

El trabajo de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que la población de Afganistán disfrute de un país democrático, libre y para que sus ciudadanos puedan ser dueños de su propio destino, es posible únicamente gracias al arrojo, al valor y a la entrega de nuestros soldados y de nuestros Cuerpos de seguridad, que son además quiénes garantizan que pueda llevarse a cabo la labor de los cooperantes civiles, rehaciendo carreteras, construyendo hospitales y facilitando la asistencia sanitaria.

En este caso, los Guardias Civiles y el traductor asesinados esta semana se encontraban en Afganistán trabajando en tareas de formación de la policía afgana.

Algunos de los logros que ya se han llevado a cabo por los cooperantes y por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de España en Afganistán son, entre otros, la construcción de 160 kilómetros de carreteras y de más 150 escuelas, y la reducción de la mortandad infantil en un 70% en la provincia de Baghis, donde se encuentra Quala-i-Naw, la base militar en la que trabaja el grueso de los militares españoles destinados en este país árabe.

Ante esta labor, los ciudadanos y ciudadanas no podemos más que expresar nuestra gratitud y nuestro reconocimiento, así como seguir firmes en el convencimiento de que el trabajo de los españoles en Afganistán es necesario.

Ningún ataque terrorista nos va a hacer variar ni un ápice en nuestros objetivos y aspiraciones, en este caso para con el pueblo afgano, pero tampoco en el resto de contingentes desplegados en misiones en el exterior; al igual que ETA en España no nos hará variar nuestra determinación acerca de que tiene que abandonar las armas, respetar la Ley, asumir las instituciones con que cuenta el Estado de Derecho y emplear la vía de la política democrática como único camino posible para plantear y defender sus reivindicaciones.

Ninguna de las bajas españolas en las misiones internacionales ha sido en balde, ninguna de las muertas a manos de terroristas han caído en el olvido y el servicio prestado al país por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y por la población civil en las misiones del Estado estará siempre presente en la memoria histórica de España y en la de los países donde se ha desarrollado.

Palabra de Presidente

Juan Antonio Segura Vizcaíno
Parlamentario andaluz del PSOE

La reciente reunión mantenida por los presidentes de la Junta de Andalucía y el Gobierno de España se ha saldado con un anuncio que esperaban como agua de mayo ciudadanos y empresarios de Granada y de las provincias limítrofes de Málaga y Almería. José Antonio Griñán y José Luis Rodríguez Zapatero acordaron la continuidad de inversiones que son imprescindibles para nuestra comunidad autónoma en materia de infraestructuras, y entre estas infraestructuras prioritarias se incluyó, como no podía ser de otra manera, la finalización de la autovía A-7 a su paso por la costa granadina.

Aunque la A-7 en la provincia de Almería está finalizada, consideramos muy importante para los almerienses y para el desarrollo económico de nuestra provincia que esta infraestructura que comunica la costa mediterránea esté completamente acabada, para facilitar los desplazamientos de forma más rápida, más cómoda y más segura, en beneficio de ciudadanos y empresas.

A partir de aquí, lo que no se comprende fácilmente es la cruzada que han puesto en marcha algunos alcaldes del Partido Popular, quienes no se han detenido ni siquiera cuando se ha conocido el compromiso expresado por Griñán y Zapatero. Por las declaraciones realizadas en los últimos días, parece que no confiaran en que la A-7 se va a terminar. Yo me pregunto qué más garantías pueden pedir, además del compromiso expresado públicamente por las máximas autoridades del poder Ejecutivo en Andalucía y en España. Los presidentes de la comunidad autónoma y del Gobierno del país han dado su palabra y ahora no es el momento de pedir nada más, sino de dar el tiempo necesario para que la cumplan.

Lo que alguien debería recordarles a los alcaldes del PP que ahora se disfrazan de defensores del interés general es que fue un Gobierno socialista, el de Felipe González, el que comenzó la A-7. Y fue precisamente un gobierno del PP, el de José María Aznar, el que paralizó esta infraestructura. Afortunadamente los tiempos han cambiado, y estoy convencido de que será un Gobierno socialista el que de nuevo, impulse esta autovía y la finalice.

De la reunión entre Zapatero y Griñán salió la promesa de invertir en Andalucía 120 millones de euros para infraestructuras de comunicación. Es una excelente noticia, porque significa que Andalucía será la comunidad autónoma que más inversión pública reciba, al recibir 120 de los 500 millones disponibles. Es una gran noticia que Andalucía siga siendo prioritaria para Rodríguez Zapatero. Lo lamentable es que lo que es bueno para el conjunto de los andaluces vuelva a ser malo para los dirigentes del Partido Popular.

Taurinos y antitaurinos

Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
www.emilioruiz.es

Las corridas de toros, tal como se entienden hoy, tienen su origen en el siglo XVIII. Y prácticamente desde el mismo día de su nacimiento han vivido inmersas en un ambiente de polémica. Sorprende que haya tanta gente que crea que es nuevo este debate de “toros sí/toros no”. Ni pensarlo. Fernando VI sólo admitía corridas de toros con fines benéficos y Carlos III llegó a prohibirlas en 1771, lo mismo que Carlos IV a principios del XIX, si bien es cierto que en ambos casos la gente hizo caso omiso. Más recientemente, Francia acotó la celebración de corridas a “aquellos lugares donde se demostrase que son una tradición arraigada ininterrumpidamente”, las plazas del sur, y Canarias las prohibió en 1991 promulgando una ley que impide “la utilización de animales en peleas, fiestas, espectáculos y otras actividades que conlleven maltrato, crueldad y sufrimiento”.

El caso de Cataluña ha sido, pues, el último, pero no el único. Es cierto que la conjunción de dos elementos coetáneos, como la sentencia del Estatut y el debate sobre la prohibición, han dado a éste un aire especial. Pero nadie puede ignorar que todo el proceso catalán se ha desarrollado en un ambiente de respeto a los principios democráticos. La propuesta surgió de una iniciativa popular, se han oído y escuchado a defensores y detractores de la fiesta y los legítimos representantes del pueblo, en uso de sus atribuciones, han determinado lo que consideran lo mejor.

Precisamente porque el debate no es nuevo y porque, querámoslo o no, va a estar presente durante mucho tiempo en la vida española, sería conveniente que taurinos y antitaurinos se acostumbraran a convivir en un ambiente de respeto mutuo. Espectáculos como el del otro día, a las puertas de la plaza de Almería, son lamentables desde cualquier punto de vista que se mire. Ni los taurinos son asesinos ni éstos tienen por qué identificar a la fiesta con el sentimiento hacia lo español. Eso de “¡soy español, español, español…!” hay que dejarlo para el fútbol, que es donde nos va bien, y lo de “¡asesinos…!”, gritenselo, por favor, a quienes se dedican a destruir vidas humanas.

Sostenibilidad local para crear empleo

Juan carlos Usero
Presidente de la Diputación de Almería

Los proyectos puestos en marcha por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con el denominador común de la "sostenibilidad" y el objetivo de cambiar el modelo productivo de este país ya están ofreciendo resultados positivos. Sólo en estos siete primeros meses desde la puesta en marcha del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, enmarcado dentro de la Estrategia de Economía Sostenible del Gobierno de España, el 81 por ciento de los proyectos presentados por los ayuntamientos de todo el país ya se están ejecutando o comenzarán a más tardar en el plazo máximo de un mes. Hablamos de nuevas iniciativas en materia de energías renovables y ahorro energético, promoción empresarial e innovación, la mejora del uso del agua y de la gestión de los residuos, así como de la creación de nuevos servicios para la tercera edad y las personas dependientes. El futuro ya no está entre quienes sean capaces de producir más o lo hagan más barato, sino en aquellos que sean capaces de vislumbrar el camino a seguir para el desarrollo económico y social de las sociedades que están por llegar, aquellos que sean capaces de ver antes que nadie las necesidades de quienes nos sucederán.

Es un hecho evidente que España es punta de lanza en energías alternativas, ésas que con tanto escepticismo fueron contempladas por algunos hasta hace no mucho tiempo y que hoy nos convierten en pioneros y ejemplo a seguir por otros países. El Ejecutivo central ya ha puesto en marcha casi 4.000 actuaciones en este ámbito, no sólo en lo que respecta a la investigación sino también en la implantación de estos nuevos sistemas de producción energética y en la aplicación de medidas para reducir el consumo, como la renovación de los alumbrados públicos de los municipios de España, siguiendo la línea ya iniciada por otros organismos, como la propia Diputación de Almería, a través de la tristemente denostada Oficina para la Mitigación del Cambio Climático, que tantas inversiones y puestos de trabajo está proporcionando a nuestros pueblos, como bien pueden corroborar alcaldes almerienses de todos los signos políticos.

Pero la Estrategia de Economía Sostenible de Zapatero también está contribuyendo a la mejora de nuestras empresas, con la puesta en marcha en sólo siete meses de 800 proyectos destinados a la promoción empresarial, entre ellos 166 para la creación de centros tecnológicos y de investigación. De la misma manera, ya se están implantando más de 3.500 proyectos para mejorar el uso del agua y la gestión de los residuos urbanos por 700 millones de euros, y se han construido 40 centros de día y residencias para dar respaldo a esa nueva oportunidad de empleo que constituye la Ley de la Dependencia, junto a otras inversiones que también juegan un papel decisivo en la Estrategia de Sostenibilidad, como la eliminación de barreras arquitectónicas, la mejora de servicios sociales, culturales o deportivos y otros servicios sociales.

De la Marsellesa y otros himnos

Pedro Ruiz
Secretario provincial del Partido Andalucista


Seguramente es algo que debe causar sorpresa a los escasos turistas extranjeros que nos visitan en estas fechas, especialmente si son franceses. Se preguntarán qué hacen todos estos almerienses cantando la Marsellesa alrededor de un “elemento” tan singular como ese extraño monolito que luce la Plaza de la Constitución.

Pues sí, no es frecuente que un país cante (o canturree, que más allá de las cinco primeras palabras, sólo pasan tres o cuatro avezados) el himno de otro, pero aquí somos especiales.

Aquí, en Almería, cantamos el himno nacional francés cada año, sencillamente porque en su momento, un alcalde socialista así lo decidió, al instituir el homenaje a Los Coloraos, esos decididos hombres que dieron su vida por la Libertad, durante decenios olvidados. Y lo seguimos cantando porque así lo mantiene un alcalde del Partido Popular.

Lo curioso de todo esto, es que ni PP ni PSOE muestran el más mínimo aprecio por otros símbolos que son muchos más nuestros, como es la bandera de Andalucía, la bandera de nuestra patria.

Los andalucistas no nos hemos quejado de que el PP ande poniendo banderas españolas en cada rotonda, pero echamos en falta que muestren cierto cariño por la andaluza, que es tan constitucional como la otra, y por cierto, es mucho más antigua históricamente, y la primera referencia escrita que hay de ella (en realidad es la primera referencia a una bandera en todo el continente europeo) está hecha en Almería.

Mientras el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, se autoproclama “andalucista” -aunque le faltó tiempo para irse a Madrid cuando se lo pidió su jefe, y lo volverá a hacer si pierde las próximas elecciones autonómicas- lo que sí vemos es que los suyos desprecian de modo constante y permanente los símbolos andaluces.Hablamos de que el Ayuntamiento de Almería no pone una sola bandera andaluza si no es obligado por la Ley.

Pero como en tantas cosas el Partido Andalucista y los nacionalistas andaluces en general, estamos solos. No se ha oído ni una sola vez al PSOE quejarse del trato que el PP da a los símbolos andaluces en Almería, ni se les oirá, porque en el fondo son iguales, sólo les importa lo andaluz como instrumento para tener poder.

O igual es que les da pánico que Andalucía vuelva a gritar aquello de “Andaluces, levantaos”. Pues que sepan, que si pánico les da que lo gritemos, más pánico les dará si volvemos a hacerlo.

Cuevas del Almanzora: el culebrón del verano

Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
www.emilioruiz.es

En Cuevas del Almanzora, estos días, hay tema de conversación. Resulta, dicen, que al Ayuntamiento se le han perdido 250.000 metros cuadrados de terreno que parece que son de su propiedad. Recapitulemos la historia, que es de novela. Era el día 29 de julio de 1934. Ante el notario don Félix Pablo Gundín comparecen, como comprador, en nombre del Ayuntamiento, el síndico Antonio Fernández Martínez, y como vendedor, el vecino Francisco Soler. Objeto de la compraventa: 25 hectáreas de terreno en el pago d la Algarrobina. Precio: 6.000 ptas. Destino: puesta a disposición del Ministerio de la Guerra para construir un aeródromo militar. Ora que si la República, ora que si la guerra, ora que si la dictadura, la verdad es que el campo de vuelo en cuestión nunca llegaría a hacerse y el terreno quedó, en cuanto a propiedad, en “tierra nadie”. Hasta que un curioso, el letrado Marcos Sánchez, se ha puesto a indagar y ha acudido incluso al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Almería, que ha requerido al Ayuntamiento para que abra un expediente de investigación y recupere la propiedad, si a ello ha lugar.

El problema es: ¿dónde demonios se han metido los dichosos 250.000 metros cuadrados de terreno? El periódico comarcal “Actualidad Almanzora” ha llegado a la conclusión de que esas veinticinco hectáreas son hoy propiedad de la empresa holandesa Bay Investments -titular del complejo turístico Desert Springs-, quien se los compró en los años 90 por 56 millones de pesetas a unos vecinos del pueblo, que, a su vez, se los escrituraron por el artículo 205 de la Ley Hipotecaria, esa extraña vía por la que, tiempo ha, muchos pilluelos se apoderaron de finca inmatriculadas que nunca les pertenecieron. La compañía holandesa, más tarde, en las operaciones con su matriz, valoraría la finca en cerca de 3.000 millones de pesetas.

El asunto anda entre el Juzgado y la investigación municipal y nadie sabe cuál va a ser el desenlace final. En el pueblo se comenta que la corporación municipal ya se relame los labios pensando en el destino que a ese dinero se le va a dar.

Excusas de mal pagador

Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
www.emilioruiz.es

Tiene un poco dura la cara –dicho sea con el máximo respeto- el alcalde del municipio sevillano de Castilleja de Guzmán. Quería, el hombre, cachondearse un poquito hasta de la misma justicia y le ha salido el tiro por la culata. Y todo por una deuda de 600.000 euros que su ayuntamiento mantiene con una empresa desde hace ya más de diez años. Cuando fue elegido alcalde se encontró con la deuda recién contraída y no tuvo mejor idea que decir que él no iba a soltar un euro porque “yo no le he encargado ninguna obra a este constructor”. La justicia de cansó de recordarle algo tan elemental como que los asuntos municipales no funcionan así, que la continuidad de la gestión requiere que él tiene que asumir los acuerdos adoptados legítimamente por sus antecesores de igual manera que sus sucesores tendrán que asumir los suyos. Pero, por lo que se ve, no lo entendía, o no quería entenderlo. Hasta que al TSJ de Andalucía se le han hinchado los cataplines y ha tomado la decisión de imponerle “multas coercitivas en los patrimonios personales” tanto a él como al secretario municipal si en un mes no hacen efectiva la deuda.

Hace un par de meses el Congreso de los Diputados ha aprobado la modificación de la Ley de Morosidad, que pretende igualar con Europa los pagos de deudas entre particulares y de la administración con éstos. A partir de ahora, cualquier administración tiene que pagar a sus proveedores en 50 días, plazo que se acortará a 45 días en 2012 y a 30 días a partir de enero de 2013. Las empresas, por su parte, tendrán que pagar a sus proveedores y subcontratistas en el plazo de 120 días, que bajarán a 90 en 2012 y a 60 en 2013.

La ley, hecha así, es preciosa. Si se cumpliera. Y la cumplieran todos. Seguro que la administración va a estar vigilante para que los particulares la cumplan, pero ¿quién va a vigilar para que la cumpla la propia administración? Alcaldes como el de Castilleja de Guzmán hay muchos, porque todavía, para ser alcalde, a nadie se le exige una mínima dosis de responsabilidad.

Primarias en el PSOE y secundarias en el PP

Marcial Vázquez

Seguramente estamos hartos de oír que los partidos políticos tienen la obligación de funcionar de manera democrática porque así lo dice la constitución y porque además los pagamos todos con nuestros impuestos. Evidentemente el grado de exigencia de este precepto constitucional ha sido prácticamente nulo, porque una cosa es criticar al enemigo por cosas que uno acaba haciendo incluso peor y otra muy distinta el tirarse piedras sobre su mismo tejado, pues no olvidemos que a todos los partidos los cobija un techo común: el poder.

Claro que en España se da la paradoja de que el Partido Popular, y toda la derecha mediática, critican al PSOE porque en Madrid se han atrevido a hacer ¡primarias! para elegir al rival de Esperanza Aguirre. Es evidente que la manera de gestionar la llegada de Trinidad al Partido Socialista madrileño no ha sido, ni mucho menos, la más adecuada ni la más aseada. Es más, la sombra de la sospecha zapateril se proyecta en ambos carriles pero con una misma dirección: presión fallida para que Tomás abandone y estímulo acertado para que Trinidad se presente. Pero, dejando esto a un lado, es absolutamente vergonzoso que sea el PP, ¡el PP del congreso soviético de Valencia!, el que se atreva a dar lecciones de libertad y democracia interna en un partido.

Pero ya en su día nos dijeron los dirigentes populares que eso de las primarias, de la democracia interna, era algo ajeno a su costumbre y tradición, vamos, de otro planeta donde el PP no había habitado ni tenía condiciones para habitar. Es decir, el planeta de la libertad real y la democracia efectiva. Eso al PP le horroriza, pues es conveniente no olvidar que esta derecha rajoyista solamente respeta la democracia cuando le conviene.

No hay más que asomarse a los estatutos del PP, a los cuales he tenido acceso a través de la página web del PP de San Fernando. Sí, sí, de San Fernando, porque en la web del PP nacional, es decir la página oficial del partido, no aparecen los estatutos por ninguna parte. O, si están, están muy bien escondidos. A ver si el responsable de la web del PP se entera de algo y cuelga los estatutos del partido porque es una obligación constitucional que cualquier ciudadano pueda acceder a los estatutos de los partidos que financia con sus impuestos.

Pues bien, ¿qué ha inventado el rajoyismo? Pues, más o menos, el timo del tocomocho. Después del espectáculo absolutista y chapucero que dieron en el congreso de Valencia, se anunció a bombo y platillo que en el PP se había instaurado unas primarias ¡equiparables al sistema de EEUU! que permitiría a cualquier militante presentarse a candidato con solamente obtener 100 firmas de afiliados. Claro, ¿dónde está el truco? En que sigue apareciendo en el proceso la figura del compromisario que defiende al candidato, por lo que la opción del voto directo del militante al hipotético suicida que se presente por su cuenta a presidente no existe. Pero, ¿realmente alguien piensa que existen las condiciones necesarias y neutrales para que alguien se atreva a enfrentarse al candidato del aparato genovés? No hay más que recordar el espectáculo del congreso catalán con los abucheos a Ana Mato y la casi resurrección de Montserrat Nebrera. Por no hablar del desprestigio al que fue sometido Juan Costa cuando parecía que iba a presentar una lista alternativa a Rajoy, ya ves tú.

Pero lo más edificante de todo es la reacción del PP ante las primarias socialistas que se avecinan. La guinda, por supuesto, Arenas. Dice así: "No estamos en tiempo de vanidades personales, ni de estar obsesionados con las encuestas. Cuando esto ocurre, vienen las crisis internas en los partidos por dedicar las energías a cuestiones internas y no a los problemas de los ciudadanos". No hacen falta comentarios, sus palabras se comentan por sí solas.

La cuestión es, sin embargo, que por lo menos en el PSOE sus militantes pueden votar el candidato. Esto es lo que se espera de un partido de izquierdas, y es lo que queremos muchos ciudadanos que se extienda al Partido Popular. Si ya es difícil enfrentarse al aparato con listas abiertas y votos directos de los afiliados, imaginémonos con compromisarios por medio y demás inventos que solamente sirven para distraer la realidad de que el PP no quiere ser un partido democrático porque no quiere darle un derecho esencial a sus afiliados: un militante, un voto.

Y encima nos dice Javier que cómo puede Zapatero gobernar España si no puede gobernar su propio partido. Pues sí, Javier, aquí os retratáis. Tú como no has tenido rival interno en tu vida gracias a tu eficacia despótica, no te enteras de que en un partido la democracia interna no es desgobierno, sino un paso importante y decisivo para comprender que esos candidatos, y futuros gobernantes, no han tenido miedo a enfrentarse al voto libre de sus compañeros, porque desde esta base se empieza a edificar el respeto a los ciudadanos como personas libres y con criterio propio y no como súbditos y ovejas a las que pastorear que es, en definitiva, lo que vosotros hacéis y pretendéis en el Partido Popular.

Planes de Desarrollo Rural

Francisco Sánchez Fernández
Secretario Provincial de Agricultura del PSOE

Casi 80 proyectos se han presentado en los Consejos de Participación de los Cinco Grupos de Desarrollo Rural que abarcan cinco Comarcas de interior (Levante, Alpujarra, Los Velez, Filabres-Alhamilla y Almanzora). Los G.D.R. cuentan con una dilatada experiencia en gestión de proyectos que generan empresas y por ende, puestos de trabajo. En esta ocasión la Junta de Andalucía invierte 6,5 millones de euros a través de la Consejería de Agricultura y Pesca, en colaboración con los Ayuntamientos y las empresas de las citadas comarcas, que supondrá una inversión total de 16 millones de euros.

Son proyectos de actuación muy diversos que van encaminados a la mejora o instalación de nuevas infraestructuras municipales, al apoyo a emprendedores, a pequeñas empresas, a la potenciación de los recursos endógenos de las zonas, que posibiliten la creación de empleo en los lugares en que se ubican.

Estos proyectos de actuación son de carácter comarcal y de distinta índole; desde la prestación de servicios a nuestros mayores, la investigación en temas agrarios, el cuidado del medio ambiente, la instalación de nuevas tecnologías de comunicación, tratamiento de enfermedades que necesitan apoyo social, promoción turística, apoyo a la ganadería, al turismo, etc.

Es importante la colaboración de los Fondos Europeos en estos proyectos y es por ello que recientemente la Diputación de Almería facilitó a los Grupos de Desarrollo una visita a Bruxelas para dar a conocer y explicar “in situ” las necesidades de estos territorios a las Autoridades de la Comunidad Europea y a la Oficina de la J. de Andalucía en el centro de Europa.

Si a todos estos proyectos sumamos los previstos hasta el año 2013 dentro de partidas destinadas a proyectos Faro (100 millones de euros); y los que se destinarán a Zonas de Atención Especial como Filabres-Alhamilla, Alpujarra (Planes de Desarrollo Rural Sostenible) que incluyen una inversión de 72 millones de euros; podemos decir que estas Comarcas de interior afianzarán aún más la población al territorio, generarán más empleo, harán que estos difíciles momentos económicos lo sean menos para la población rural a la que van destinados.

De nuevo los gobiernos socialistas a nivel estatal, autonómico, provincial y local ponen los medios necesarios para que las inversiones lleguen a los vecinos de estos pueblos, a través de mecanismos y entes (GDRs) que fomentan la participación de entidades locales, empresas y representantes sociales.