Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Tormenta política por la ratificación de Ortiz Bono como delegado de Agricultura

Simón Ruiz
Periodista

Dos semanas después de ser ratificado como delegado territorial en Almería de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta, José Manuel Ortiz Bono se ha situado en el centro de una tormenta política en Andalucía. Ayer, representantes del Partido Popular, Podemos y Ciudadanos a nivel autonómico pidieron su salida del cargo y reclamaron explicaciones a la consejera, Carmen Ortiz Rivas, al recordar que Bono se encuentra inmerso en un proceso judicial derivado de un cambio de uso en el Campo de Tabernas para un cultivo extenso de olivar sobre una superficie de 290 hectáreas.

José Manuel Ortiz Bono
La ratificación de Ortiz Bono se aprobó por el Consejo de Gobierno el día 28 de julio y no fue hasta ayer, a raíz de una publicación del diario El Mundo, cuando estalló la polémica política, de la que se mantienen al margen tanto portavoces del Gobierno andaluz como del PSOE. La primera representante política en pronunciarse en la jornada del 12 de agosto fue la secretaria general del PP andaluz, Loles López. “Ya van cinco los altos cargos de la señora Díaz que están imputados. Y esto no es nada nuevo. Todos recordarán cuando la señora Díaz dijo que no iba a tener ningún imputado en su Gobierno. Está incumpliendo a su palabra y es un reflejo claro de la hipocresía con la que juegan en materia de corrupción”, señaló la número dos de los populares.

La secretaria general del PP-A reclamó explicaciones a la presidenta de la Junta -ahora de baja maternal- y al mismo tiempo censuró que Ciudadanos “esté mirando para otro lado”. Poco tardó en usar su turno de réplica el presidente del Grupo Parlamentario de la formación naranja en la Cámara autonómica, Juan Marín. En un comunicado, el grupo parlamentario de Ciudadanos pedía también explicaciones y exigía una respuesta inmediata a la Junta de Andalucía “por los diferentes cargos públicos de la administración y otros entes públicos imputados por la Justicia”.

En este sentido, el líder andaluz de Ciudadanos, Juan Marín, ha advertido que su formación “está analizando cada situación pormenorizadamente”, y que, llegado el caso, “exigiremos su destitución si se trata de imputaciones por casos de corrupción política, tal y como se refleja en el acuerdo de investidura”, que propició que Susana Díaz fuera elegida presidenta. “No nos temblará el pulso. Gracias a Ciudadanos se produjo la expulsión de la vida pública de dos ex presidentes de la Junta por estar presuntamente implicados en los ERE. Ahora y siempre actuaremos igual”, añadió Marín.

La posición de Podemos fue defendida por la parlamentaria María García y el secretario general en Almería, Antonio Heras. Heras pedía el “cese inmediato” del delegado de Agricultura, José Manuel Ortiz Bono, y consideraba esta cuestión como “bochornosa para la gente de Almería, que vuelve a ver cómo su provincia sale en los medios de comunicación nacionales por escándalos de corrupción”. El dirigente de Podemos ha pedido “un acto de responsabilidad” a la consejera del ramo y ha recordado el “daño ambiental” en Tabernas.

El ahora delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, José Manuel Ortiz, declaró ante la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Almería a finales del pasado mes de abril. Durante su declaración en la sede judicial de la Carretera de Ronda, Ortiz Bono aseguró que él se limitó a dar el OK a los informes relativos a un cambio de uso de 290 hectáreas en la zona del Campo de Tabernas para poder plantar olivos.