Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Pleitos tengas y los ganes

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

Con los votos favorables de la presidenta, Lourdes Molina, y de los magistrados Manuel Espinosa y Laureano Martínez y el voto particular del magistrado Juan Antonio Lozano la sección primera de la Audiencia Provincial ha absuelto del delito de prevaricación al que fue alcalde de Zurgena Cándido Trabalón (PA) y a los que eran concejales Manuel Tijeras (PA), Emilia Jiménez (PA), José Antonio Ramos (PSOE), Juan Morales (PSOE), José Juan Sánchez (PP) Josefa Sánchez (PSOE) y Aniceto López (PA), al que fueron condenados hace ahora un año.

Cándido Trabalón y Manuel Tijeras
Para quienes somos legos en Derecho, la lectura de la sentencia invita a interpretarla como un cántico a la evidencia y el sentido común. ¿Cómo se puede decir que comete delito el concejal que en sesión plenaria vota favorablemente la concesión de una licencia que viene avalada por el informe favorable del técnico municipal y de la secretaria de la Corporación? Más bien debía ser al contrario, que el delito lo cometiera si votara negativamente. Pues no, la magistrada Ana Salmerón Armario, titular del Juzgado de lo Penal nº 2, dictaminó que sí, que cometieron delito.

Desde la sentencia condenatoria a la sentencia absolutoria ha transcurrido un año. Los miembros de la corporación zurgenera han visto reparado su honor. Pero, ¿quién repara ahora el daño económico y moral ocasionado a los injustamente condenados? Nadie.

Hace un par de años escribí aquí mismo un artículo que titulé así: ‘Operación Costurero, ¿mal hilvanada?’. Creo que ésta es la cuarta sentencia absolutoria. Habrá más. Sigo creyendo que, tras aquella mediática operación jurídico-policial, hay mucho ruido y pocas nueces.