Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Antonio Peñuela y el Ayuntamiento de Partaloa necesitan ya un 155

Juan Torrijos
Periodista

No se puede permitir que el señor Peñuela (sin mocho él en la cabeza) se pase la ley y sus derivados por el forro de sus caprichos en el Ayuntamiento de Partaloa. Me van a decir que es una exageración implantar en el municipio el artículo 155 de la Constitución; bueno, que implanten otro, la “Consti” tiene muchos de los que echar mano y es de imaginar que alguno habrá para bajarle los humos a don Antonio, pero que no tengamos que estar viendo como un alcalde llega incluso a cesar a un secretario para que éste no pueda convocar el pleno que lo saque del sillón de mando de la alcaldía. Ya ha dicho que la vara no la va a entregar, que se la lleva a su casa para recuerdo familiar, si es que consiguen echarlo alguna vez, cosa ésta que no parece nada fácil. 

Antonio Peñuela

En el pueblo corren las apuestas entre los vecinos como carretillas y con ruido. Una casa de apuestas con domicilio social en Gibraltar para no pagar impuestos hasta allí se ha desplazado y tiene al vecindario soliviantado. Por ahora se paga la apuesta que no se va el señor alcalde ni con agua hirviendo por un dieciocho a dos. Y subiendo. La de que no se va digan lo que digan los ediles de la oposición se paga un veintiocho a dos. Sólo en una variante ganan los que apuestan por que se marchará, la de la Guardia Civil. Si la benemérita sube a sacar del salón de plenos al alcalde Peñuela de Partaloa, el que no tiene mocho en la cabeza, la apuesta se paga quince a cero a que abandona. No se sabe si a pie o en volandas, pero que deja el sillón. Y en eso andan los vecinos de Partaloa ante la tomadura de pelo que con la justicia tiene, presuntamente, el sin mocho almeriense.


¿No podrían tener un poco de seriedad estos señores? Si los ejemplos que nos dan en el norte con los cortes de mangas a la justicia son los que vemos cada día en la prensa y permiten los gobiernos de Madrid, no nos debe extrañar que en Almería, y nada menos que en Partaloa, un alcalde se envuelva en la bandera de su pueblo, su ayuntamiento, sus vecinos y decida que él no deja la alcaldía, que va a seguir defendiendo con uñas y dientes a los que le votaron por encima de lo que haga falta, y que la única justicia es la que emana de esos votos que le nombraron. Y un par.

Rosanna Zanetti le da a Bisbal el "Sí, quiero"

Tania Artajo
@opinionalmeria

"Estoy feliz de compartir con vosotros que llegó un día muy especial... le hice la pregunta y..... ¡me contestó que sí!". Con este escueto mensaje en su Instagram. David Bisbal ha puesto en ebullición a toda la prensa del corazón. "¡Nos vamos de boda! David Bisbal Rosanna Zanetti se han comprometido!, ha titulado con todo despliegue tipográfico la reina de las publicaciones del corazón, la revista ¡Hola!


"Sí, quiero", ha respondido Rosanna
La fecha de la boda aún no se ha establecido, pero lo que parece que está claro es que será en Almería, la tierra del cantante, posiblemente en la catedral o en la Virgen del Mar.  La celebración del enlace no deja de ser casi un trámite, pues la pareja se inscribió como pareja de hecho en el Ayuntamiento de Ajalvir (Madrid), un pequeño municipio que eligieron para pasar desapercibidos.

Desde el primer día que se conocieron David y Rosanna se han vuelto inseparables. La venezolana abandonó su país y estableció en España su cuartel general artístico. Las apariciones públicas de Rosanna son muy frecuentes, y siempre que puede acompaña a David en sus conciertos. Además, la actriz y modelo venezolana ha sintonizado a la perfección tanto con la familia de su novio como con Almería, donde se encuentra encantada.

Encuesta GAD3: triple empate PP-PSOE-Ciudadanos

Juan Folío
@opinionalmeria

El meteórico ascenso electoral de Ciudadanos parece que no ha sido una nubecilla de verano. La confirman todas las encuestas. La última en hacerlo ha sido la elaborada por GAD3, realizada para ABC. Ciudadanos sería en este momento el primer partido de España en número de votos, mientras que el Partido Popular retrocedería más de 8 puntos desde las elecciones de junio de 2016 y podría quedar por debajo de la barrera psicológica de los 100 diputados.

La encuesta de GAD3

Ciudadanos dobla el resultado que obtuvo en las urnas en el verano de 2016: del 13,1 por ciento pasaría ahora al 26,2 por ciento. Adelanta por primera vez a los dos grandes partidos, al menos en número de votos, porque el sistema electoral castiga su menor presencia en las circunscripciones pequeñas, y quedaría por detrás del PP y el PSOE en escaños del Congreso. Sus 86-90 diputados serían, en todo caso, casi el triple de los que tiene ahora mismo, y le convertirían de forma automática en árbitro de la política española. En su mano estaría pactar con el PP o el PSOE, y elegir el color del nuevo Gobierno. 

El partido ganador en el Congreso sería el PP, con un 24,7 por ciento de votos y 97-101 diputados. Desde las elecciones de 2016, su caída es de 8,3 puntos y podría tener hasta 40 diputados menos. El PSOE obtendría el 24,2 por ciento de los votos. En número de diputados, su horquilla se sitúa entre 93 y 97, frente a los 85 que registró en las elecciones de junio de 2016.

Unidos Podemos cae 6,4 puntos desde los comicios generales de 2016, y su grupo parlamentario adelgazaría de golpe, desde los 71 diputados a los 42-44.  En el resto de los partidos con representación parlamentaria los cambios son menos espectaculares. Lo más significativo es la caída, imparable, de la antigua Convergencia, ahora PDECat y en el Grupo Mixto del Congreso. Si en junio se quedaron con ocho diputados, ahora perderían otros dos. ERC aprovecha para seguir subiendo unas décimas y gana uno o dos escaños.

Dos políticos y un destino

Pedro Manuel de La Cruz
Director de La Voz de Almería

Si hay un tema en el que los almerienses no se abandonan a la discrepancia interesada (o torpe; siempre hay un tonto de guardia) es el del agua. Desde los agricultores a los políticos, desde el primer experto hasta el último vecino, todos son conscientes de que su escasez es la principal amenaza que se cierne sobre el futuro. A pesar de su optimizado uso en los invernaderos y de las infraestructuras y obras que se han construido en los últimos años, el aumento de las hectáreas productivas y el crecimiento demográfico ha aumentado el nivel de demanda, situándonos en el abismo cuando la sombra eterna de la sequía cubre nuestros campos y, como escribió Álvarez de Sotomayor, “los soles y el viento han desquebrajao/astiles y trillos: to lo que es maera./Crujen los postigos, s´agrieta el arao/y zurren a cañas d´una rastrojera /los palos de olivo del viejo chambao”. 

Ala derecha, José Luis Sánchez Teruel y Gabriel Amat junto a Pedro Sánchez, Gerren y Consuelo Rumí (Foto: archivo de La Opinión de Almería)

He regresado a estos versos de La Seca, la poesía mas famosa del escritor de Cuevas del Almanzora, para que ningún fundamentalista de urgencia achaque a la expansión del sector agrícola las causas del déficit hídrico convirtiendo, así, a la víctima en verdugo. El problema de la escasez de agua en la provincia es milenario y es precisamente ahora cuando mejor se utiliza un recurso tan escaso siempre.


Hasta ahora han sido los agricultores los que más decididamente han optado por el uso racional del agua. Les iba y les va la vida en ello, y hubiera sido y será un suicidio no continuar haciéndolo
Durante siglos los almerienses dedicaban media vida a mirar al cielo para atisbar si habría tormenta y la otra media para ir detrás de un santo rogándole por la mañana que lloviera y rezándole por la tarde para que dejara de llover. Afortunadamente esta dependencia celestial ha perdido su exclusividad y se ha despojado de la maldición de inevitable. Los políticos no gobiernan la lluvia, pero los gobiernos sí pueden -y deben- gestionar la abundancia o escasez del agua. Hasta ahora han sido los agricultores los que más decididamente han optado por el uso racional del agua. Les iba y les va la vida en ello, y hubiera sido y será un suicidio no continuar haciéndolo. Pero ellos solos no pueden disipar la sombra amenazante de la escasez. Es preciso que los responsables políticos asuman que es a ellos a quienes compete acabar con la amenaza.

Hasta ahora todos han mostrado su preocupación por el problema y la voluntad por ocuparse en su resolución. Les creo. Sinceramente, les creo. Pero la voluntad, como la creencia, es un viento efímero si no encuentra en la realidad normativa, en las cifras presupuestarias y en las decisiones consensuadas su acomodo. Por eso -y para que las palabras traspasen el umbral de las buenas intenciones- sería bueno que Gabriel Amat y Jose Luis Sanchez Teruel hicieran lo que no han hecho nunca: reunirse y elaborar una estrategia compartida que disipe la amenaza y contribuya a construir una solución eficaz y duradera a nuestro déficit hídrico. En privado, sin altavoces, huyendo de cualquier ruido que pueda perturbar el alcance de un acuerdo razonado.


Amat y Teruel no se fían el uno del otro. El síndrome cainita, tan inevitable, tan inútil, no concede ninguna razón al adversario y acaba generando un sentimiento de desconfianza de imposible desaparición hasta que el tiempo les aleja del Poder y el rencor duerme y la crispación descansa
No tengo muchas esperanzas de que esta sugerencia de encuentro entre los lideres de los dos partidos con responsabilidades de gobierno en Madrid y Sevilla satisfaga a ninguno de los interpelados. En el espacio tribal de la política, para los hooligans de uno u otro partido la discrepancia es siempre inocente y el acuerdo sospechoso. Pero esa desesperanza se aminora si los dos son capaces de mirar a los ciudadanos antes que a sus militantes. Amat y Teruel no se fían el uno del otro. El síndrome cainita, tan inevitable, tan inútil, no concede ninguna razón al adversario y acaba generando un sentimiento de desconfianza de imposible desaparición hasta que el tiempo les aleja del Poder y el rencor duerme y la crispación descansa.

Las rutinas que a nada conducen se pueden cambiar. Solo hace falta que uno y otro piensen más allá de lo que alcanza la vista de sus intereses de partido
Es muy difícil que los dos dirigentes rompan esa desconfianza construida durante años en los que no han mantenido ni una sola reunión a solas sobre los temas que mas afectan, no a sus partidos, sino a los almerienses. Pero las rutinas que a nada conducen se pueden cambiar. Solo hace falta que uno y otro piensen más allá de lo que alcanza la vista de sus intereses de partido. Y eso, cuando se anteponen los intereses de la provincia a los de partido, no es tan difícil. Solo es cuestión de voluntad. Almeria se juega el futuro con el agua. Que Amat y Teruel no jueguen con el por un puñado de votos. Si quieren acertar con su destino están condenados a buscar estrategias compartidas. Si no lo hacen, el sentimiento íntimo del desgarro por no haber hecho lo que debían hacer les acompañará siempre. En la política hay citas a las que hay que acudir.  

"El Autor", de Martín Cuenca, galardonada en los Premios Forqué: 'Mejor largometraje de ficción' y 'Mejor interpretación masculina'

Tania Artajo
@opinionalmeria

La película El autor, del director ejidense Manuel Martín Cuenca, ha sido la película más reconocida en número de galardones en la 23ª edición de los Premios Forqué celebrada en el Palacio de Congresos de Zaragoza. Ha recibido el galardón a Mejor largometraje de ficción -compartido con La librería, de Isabel Coixet- y el galardón a la Mejor interpretación masculina, que ha sido para Javier Gutiérrez.

Los dos galardonados anoche con 'El autor': Martín Cuenca, premio al mejor largometraje de ficción, y su intérprete, Javier Gutiérrez, mejor interpretación masculina

En el apartado de Mejor interpretación femenina, la galardonada ha sido la actriz Nathalie Poza por su papel en la película No sé decir adiós, de Lino Escalera. Muchos hijos, un mono y un castillo, de Gustavo Salmerón, ha sido galardonada con el premio al Mejor documental. El premio al Mejor cortometraje ha sido para Madre, de Rodrigo Sorogoyen. El de Mejor película latinoamericana ha sido para Una mujer fantástica, de Sebastián Lelio. Y el Premio Forqué al cine y educación en valores, ha recaído en Lo que de verdad importa, de Paco Arango.

Manuel Martín Cuenca (El Ejido,​ 30 de noviembre de 1964) estudió Filología Hispánica en la Universidad de Granada y se licenció en Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid (1989). Econocido por dirigir, escribir y coproducir películas como La flaqueza del bolchevique o La mitad de Óscar.

En 1988 comenzó a trabajar en el cine como asistente de direcciónscript y director de reparto, colaborando con directores como Felipe Vega, Alain TannerMariano BarrosoJosé Luis CuerdaIcíar Bollaín o José Luis Borau, entre otros. En 1999 comienza a escribir y dirigir sus propias películas. Ha escrito y dirigido los cortometrajes El día blanco (1991), Hombres sin mujeres (1998) y Nadie (Un cuento de invierno) (1999).

En 2001 escribe y dirige un largometraje documental, El juego de Cuba, que gana numerosos premios internacionales, entre los que destacan el primer premio del Festival de Málag. En 2003 participa en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián en la sección Zabaltegui con su primera película de ficción como director y coguionista, La flaqueza del bolchevique, siendo nominada a cinco premios del Círculo de Escritores Cinematográficos o al Goya al Mejor Guion Adaptado y a la Mejor Actriz Revelación, que gana María Valverde.

En 2005 estrena en San Sebastián su segunda película de ficción, Malas temporadas, con la que también obtiene la nominación al Goya a su Mejor Actriz Protagonista, Nathalie PozaEn 2009 estrena en el Festival de Málaga de Cine Español un nuevo largometraje documental, como director y coguionista: Últimos testigos: Carrillo comunista, que es nominado Goya al Mejor Documental y obtiene el premio Cartelera Turia al Mejor Documental del año. Su última película, Caníbal (2013), recibió múltiples galardones nacionales e internacionales.

Encuesta Celeste-Tel en Almería: Ciudadanos adelanta a Podemos pero no cambia el reparto de escaños (5-5-1-1)

Simón Ruiz
Periodista

El último Estudio Sociopolítico Provincial realizado por Celeste-Tel referido a la provincia de Almería revela que el mapa político ha cambiado en los últimos seis meses aunque no con tanta intensidad como para variar el reparto de escaños en el Parlamento andaluz. Así lo revela la encuesta en la que se subraya que el Partido Popular mantendría sus cinco parlamentarios en Sevilla, los mismos que el Partido Socialista.

Pocos cambios

Del mismo modo, Ciudadanos y Podemos conseguirían repetir con un escaño en el antiguo Hospital de las Cinco Llagas, si bien el informe demoscópico incorpora una novedad. La formación naranja pasaría a ocupar el tercer lugar en el escalafón político provincial, superando a los morados. Es éste el principal cambio que aporta el sondeo respecto a uno similar que la misma empresa realizó en julio del año pasado.
Si hoy se celebraran elecciones andaluzas en Almería volvería a producirse una clara victoria del Partido Popular, aunque el seguiría recortando distancias
La encuesta está basada en 250 entrevistas telefónicas realizadas por toda la provincia de Almería entre los días 4 y 18 de diciembre de 2016 y con un margen de error del 6,32 por ciento para el conjunto de la muestra. Respecto a julio de 2017, el escenario político, si hoy se celebraran elecciones andaluzas en los 103 municipios almerienses, volvería a estar dominado por una clara victoria del Partido Popular. El PSOE seguiría recortando distancias. Se colocarían los socialistas a tres puntos porcentuales de los populares.

Las últimas elecciones autonómicas se celebraron en marzo de 2015 y en ellas el PP obtuvo un 36,9 por ciento de los votos. Ahora su respaldo electoral sería de casi un punto menos, según Celeste-Tel. En el caso del PSOE, hace poco menos de tres años su respaldo electoral quedó en un 32,9 por ciento y ahora sumarían unas décimas más.
Ciudadanos consigue auparse hasta la tercera posición con un respaldo del 10,8 por ciento. En 2015 obtuvo un 9,4 por ciento
Pero, sin lugar a dudas, el gran protagonista político del trabajo demoscópico, realizado en plena campaña electoral de las catalanas, es Ciudadanos. La formación que lidera a nivel andaluz Juan Marín y en Almería la parlamentaria Marta Bosquet consigue auparse hasta la tercera posición con un hipotético respaldo electoral del 10,8 por ciento. En marzo de 2015, Ciudadanos obtuvo un respaldo del 9,4 por ciento, lo que les sirvió para entrar en el Parlamento.
Podemos pasaría del 11 por ciento de los votos a un 9,2 por ciento. Perdería unos 5.500. IU obtendría más votos que en 2015, aunque sin llegar a obtener un acta de parlamentario
En un escenario electoral con una abstención cercana al 42 por ciento, Podemos sería otra fuerza política con pérdida de respaldo en las urnas. Así las cosas, con Lucía Ayala en el Parlamento como representante almeriense, la formación morada pasaría de recoger un 11 por ciento de los votos de los almerienses a un 9,2 por ciento. O, lo que es lo mismo, casi perdería dos puntos (unos 5.500 votos). En el caso de IU, de concurrir sin confluencia con Podemos, obtendría más votos que en marzo de 2015, aunque sin llegar a obtener un acta de parlamentario.
Teresa Rodríguez (Podemos) ocupa el farolillo rojo entre los políticos mejor valorados
La encuesta también desvela qué políticos andaluces son los que aprueban en Almería. Al igual que en el informe elaborado hace seis meses, ninguno llega al ‘suficiente’ si bien Susana Díaz (PSOE) llega a una nota media de 4,8. La presidenta de la Junta alcanza el aprobado en el sector de la población mayor de 55 años de edad. Tras Susana Díaz, en nota media, se sitúan el popular Juan Manuel Moreno (4,7), Juan Marín (4,2) y Antonio Maíllo (2,8). La peor nota es para Teresa Rodríguez (2).