Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Las subvenciones a la Memoria Histórica y el diputado Hernando

Juan Torrijos
Periodista

Empecemos diciendo que Rafael Hernando se ha disculpado de alguna manera ante unas declaraciones desafortunadas, muy desafortunadas, en un programa de televisión. Y no se trata de que se hayan sacado de contexto sus palabras, que están y son muy claras en el vídeo que ha visionado medio país y que la “puñetera red” guarda para futuras generaciones.

Rafael Hernando
Comprendo que algunos políticos quieran que desparezca internet, los pilla la red y ahí se quedan para la posteridad. No valen componendas. Lo siendo, señor Hernando, debió ser más cuidadoso a la hora de sus declaraciones sobre las subvenciones y los abuelos, padres, hermanos y tíos fusilados y enterrados en las cunetas de nuestra España.

Si tuviera usted que dimitir por unas declaraciones desafortunadas, que quizás lo debería hacer, ¿qué tendrían que hacer los políticos y otras especies de seres humanos que andan con las manos metidas en la masa, unos llevándose la pasta gansa de todos los ciudadanos con total desvergüenza, otros ante la desolación de unas víctimas que ven cómo salen de la cárcel asesinos de todo pelaje que han matado a abuelos, padres, hermanos, tíos, hijos e hijas a los que solo pueden llorar en sus días de soledad?

Entiendo que la oposición pida que Rafael Hernando deje la política. Cree que lo ha pillado en un grave renuncio y va a intentar que lo pague. Él estaría haciendo lo mismo ante la metedura de pata de un rival.

Lo extraño es que se pidan dimisiones por palabras y no por obras. Si de lo que se trata es de defender la libertad de expresión, el señor Hernando es muy libre de decir lo que quiera. Otra cosa muy distinta es que se esté de acuerdo con lo manifestado por el diputado del PP.

“Jugar” con el dinero de los ciudadanos no parece que sea motivo para dimitir según algunos políticos, decir que alguno se puede estar acordando de algún familiar por el dinero publico de las subvenciones sí tiene que ser motivo para esa dimisión según otros padres de la patria. ¡Menudos padres nos han tocado!

Lo que no puede hacer don Rafael es intentar enmarañar el tema ante el ciudadano. Dijo lo que dijo y grabado está. Que pida o no pida disculpas es cosa suya, lo mismo que dimitir, pero la frase no ha sido sacada de contexto.