Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El Ejido: verdades parlamentarias

Manuel Recio
Diputado del PSOE en el Parlamento de Andalucía

Si hay un pueblo emprendedor y ejemplo de superación ese es el de El Ejido, en Almería. Superando las difíciles condiciones naturales de su entorno con inteligencia y con trabajo han sido capaces de construir un vergel agrícola donde antes había un desierto. Una obra de ingeniería económica y social que ha sido en muchas ocasiones mal valorada, fundamentalmente por desconocimiento.

Baste un par de datos para comprender mejor de lo que estamos hablando. Los invernaderos de El Ejido son una de las dos obras de la humanidad, junto con la muralla China, que son visibles desde la Luna. Por otra parte, el pueblo de El Ejido acoge a algo más de 83.000 vecinos que proceden de más de 100 nacionalidades distintas.

Pero no sólo el Ejido destaca por su Agricultura. El turismo es otra actividad pujante y que empieza a dar importantes réditos aprovechando tanto las excelentes playas con las que cuenta el municipio, como una oferta cultural y gastronómica diversa y de calidad. Concretamente en el ámbito cultural, cuenta con un Festival de Teatro que se celebra desde hace más de cuatro décadas y que es un referente no sólo a nivel regional sino también nacional.

En lo político, El Ejido no ha tenido tanta suerte. Y decimos esto a la vista de lo que se puede deducir de la denominada Operación Poniente. El 20 de octubre de 2009 se intervenía el Ayuntamiento de El Ejido y se detenía a su alcalde y al interventor municipal como supuestos responsables de una trama de corrupción que podría haber malversado por encima de los 150 millones de euros de las arcas públicas. Era la denominada ‘Operación Poniente’, el mayor caso de corrupción de la historia de Almería.

Profundizar en la investigación para intentar esclarecer los hechos que ocasionaron la Operación Poniente en el Ayuntamiento de El Ejido es sumergirse en décadas de presunto uso lucrativo privado de fondos públicos. Y es bueno recordar en este punto que fue el Sr. Arenas el que llegó a proclamar en el Círculo Cultural Recreativo de El Ejido que Enciso, el alcalde por aquel entonces, era “el mejor alcalde de España.

Sin querer entrar en mayor profundidad en el análisis de un caso que está subjudice, dedemos reconocer que los principales perjudicados han sido los vecinos de El Ejido y que el actual alcalde no lo tiene fácil. Por eso, quizás sorprende que en el programa electoral con el que se presentó a las últimas elecciones en las que ganó la alcaldía prometiera que ” un gobierno municipal del Partido Popular saneará la situación financiera del Ayuntamiento, de tal manera que pueda asumir sus obligaciones, prestar unos servicios de calidad, saldar deudas antiguas contraídas con proveedores, cumplir con sus compromisos de pago y devolver la credibilidad y la confianza de los ejidenses a sus instituciones más cercanas”.

El alcalde ha acudido a solicitar ayuda tanto a la Junta de Andalucía como al Gobierno de la nación. Y hoy ha hecho el PP una petición concreta en el Parlamento de Andalucía consistente en aprobar, como medida financiera de carácter extraordinario, la concesión al Ayuntamiento de El Ejido de un préstamo de 25 millones de euros. Conviene analizar esta petición desde el punto de vista competencial.

La vocación de la Junta de Andalucía es inequívocamente municipalista. Somos la única Comunidad autónoma que tiene regulado un mecanismo de financiación para sus ayuntamientos. En concreto, con la Ley de Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma, la conocida como PATRICA, los ayuntamientos andaluces ven incrementada las transferencias de fondos incondicionados en un momento en el que luchan día a día para superar las graves dificultades financieras que atraviesan.

Y es precisamente la voluntad de reforzar el apoyo a los ayuntamientos y de contribuir en la medida de lo posible a paliar la difícil situación que atraviesan la que ha llevado, desde hace años, a regular la concesión de anticipos a las corporaciones locales con cargo a la participación en los Ingresos del Estado y a los Tributos de la Comunidad Autónoma. Para el conjunto de las Corporaciones de la Comunidad Autónoma, de 2008 a 2014, la financiación incondicionada a las CC.LL. ha sido de 2.345 M €. Pese a que el gasto financiado con recursos propios ha caído en este periodo un 277%.

En las actuales circunstancias, cuando el presupuesto de la Junta cae un 3,5%, mantener la PATRICA tanto en su cuantía como con los criterios que se distribuye es la mejor muestra de municipalismo. Un municipalismo que no es partidista y que se basa en los principios de eficiencia, equidad, corresponsabilidad fiscal y lealtad institucional.

Siempre que El Ejido ha necesitado ayuda, la Junta de Andalucía, dentro de sus competencias, ha respondido. En concreto, en los últimos 4 años los fondos incondicionados que recibe el Ayuntamiento de El Ejido de la Junta de Andalucía se han multiplicado por 5,7. Pero tal y como le trasladó la delegada del Gobierno al alcalde del Ejido en una reunión que mantuvieron recientemente sobre la propuesta que se recoge en esta PNL, la Junta “no da ayudas extraordinarias a los ayuntamientos” puesto que las competencias en financiación local corresponden al Gobierno central.

Más que buscar soluciones extraordinarias en la Junta de Andalucía, que está poniendo todo lo que puede de su mano en la ayuda igualitaria a todos los ayuntamientos andaluces, habría que preguntarle al Gobierno de la Nación porqué asfixia a los ayuntamientos haciéndoles concertar un préstamo para el pago a proveedores con unas condiciones abusivas en cuanto al tipo de interés, casi un 6%, y obligando a realizar recortes que suponen una merma sustancial en la prestación de los servicios básicos de los municipios así como provocando despidos e impagos del personal de los ayuntamientos.

Para el ayuntamiento de El Ejido el pago del préstamo de proveedores que tienen concertado, que asciende a 116 millones de euros, va a suponer un coste en concepto de intereses de más de 40 millones de euros. Eso sí que pone en peligro las arcas de este ayuntamiento.

Me imagino que estas cuestiones se abordarían en la reunión que mantuvo el alcalde de El Ejido, el Sr. Gongora, en el Ministerio de Hacienda con el vicesecretario general del Política Autonómica y Local, Javier Arenas, el secretario ejecutivo de Política Autonómica y Local y diputado nacional por Almería, Juan José Matarí, y altos cargos del Ministerio el pasado mes de abril. O en la más reciente, llevada a cabo hace sólo unos días, con la secretaria general de Coordinación Autonómica y Local del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, Rosana Navarro, y con la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, para tratar de hallar soluciones para El Ejido.

Dentro de los mecanismos extraordinarios de financiación puestos en marcha por el Estado, el importe asignado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas a nuestra Comunidad Autónoma cubre sólo parcialmente las necesidades de financiación recogidas en el Presupuesto de la Comunidad, por lo que no nos deja margen para poder realizar ninguna actuación extraordinaria puesto que los pagos deben cumplir la estricta prelación establecida por el Fondo de Liquidez.

La situación de crisis financiera que está atacando a todos los ayuntamientos andaluces hacen que la Junta de Andalucía intente paliar la situación con mecanismos de financiación como la PATRICA que coadyuvan a mejorar las arcas municipales, dentro de nuestras competencias como Comunidad Autónoma, y ofreciendo un trato igualitario en todo el territorio andaluz.

Y querer comparar la situación de El Ejido con Marbella es querer tapar la incapacidad de gestión del PP con un engaño. El anticipo que se le concedió a Marbella en el año 2006 fue de carácter extraordinario. Ha sido el único ayuntamiento disuelto en España y esa excepcionalidad es lo que motivó que la Junta de Andalucía intentara paliar el efecto de expoliación de las arcas municipales.

Sería conveniente que una vez más el PP no trate de engañar a los andaluces, y en este caso a los ejidenses, con petición de imposibles que no son competencia de la Junta de Andalucia. Que asuman sus responsabilidades y que desde el gobierno de España, de quien verdaderamente son las competencias de financiación local, se de solución a un problema que fue originado por quien su líder, D. Javier Arenas, declaró que era el mejor alcalde de España.

Desde la Junta de Andalucia no me cabe duda que se seguirá apoyando al Ejido, como siempre se ha hecho.