Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La Fiscalía pide cuatro años de cárcel para el alcalde de El Ejido

Juan Folío
@opinionalmeria

Noticia bomba hoy en El Ejido con imprevisibles resultados. La Fiscalía ha solicitado cuatro años de prisión y multa de 1,2 millones de euros para el alcalde de El Ejido (Almería), Francisco Góngora (PP), acusado de causar un perjuicio económico a la Hacienda Pública alterando la base imponible del impuesto de sociedades que gravaba la operación de compraventa de una finca realizada en 2004 por una sociedad que constituyó junto a su padre, su hermano y un socio. El Ministerio Público indica que Góngora, su hermano, su padre y un cuarto socio constituyeron la sociedad Agrícola Euro Alpujarra SL en junio del 2000 al objeto de adquirir una finca pública ubicada en el paraje Loma de los Hornillos por 300.506,05 euros. En abril de 2004, el Ayuntamiento aprobó el PGOU por el que la finca se calificaba en una parte como suelo urbanizable.

Francisco Góngora

El fiscal recoge que en ese mismo mes los cuatro socios firmaron un contrato privado con Murgi Edificaciones SL en virtud del cual se le trasmitía la parte urbanizable de la finca por 1.538.560 euros. Sin embargo, con el ánimo de causar un perjuicio a la Hacienda Pública, alteraron presuntamente la base imponible del impuesto de sociedades que gravaba la indicada operación de compraventa en la escritura pública otorgada en agosto de 2007 sobre la compraventa realizada en 2004. "Con ánimo falsario -dice- en vez de fijar el precio en 1.538.560 euros, consignaron el precio en 791.648,30 euros”.

El fiscal pide que se condene al alcalde, a su padre, a su hermano y a su socio, así como al administrador de Murgi Edificaciones, a la pena privativa de libertad de cuatro años y la multa de 1.184.288,12 euros. Además, que respondan ante la Agencia Tributaria con la cantidad de 296.072,03 euros.

Para que nuestros lectores comprendan mejor este enrevesado asunto, reproducimos a continuación el artículo que el día 28 de julio de 2014 publicó en el diario Ideal el periodista Pepe Fernández, así como las declaraciones realizadas por Góngora a la subdirectora de La Voz de Almería, Antonia Sánchez Villanueva:

Góngora, tres sobres y una imputación

Pepe Fernández
Exdirector de Onda Cero Andalucía

El 8 de febrero de 2011 era martes. Ese día, una mano anónima distribuyó tres sobres bajo tres puertas distintas en El Ejido. Uno en una emisora de radio, la que se había destacado por destapar la 'Operación Poniente' -OP- cuatro años antes. Otra en el despacho de un activista anticorrupción en la Red. Y un tercero bajo la puerta de la sede de Izquierda Unida, la coalición que primero empezó a denunciar las corrupciones del clan Enciso.

¿Qué había en esos sobres? Pues una serie de documentos, fotocopiados, donde quedaba en evidencia la honradez política y la honestidad personal del entonces candidato del PP a la Alcaldía, Francisco Góngora Cara. Pocos días antes, a finales de enero concretamente, en el batiburrillo político montado a cuenta del levantamiento del secreto sumarial de la 'Operación Poniente', empezaron a aparecer extrañas conexiones de políticos del PP con los «apestados» del PAL, cuyo líder ya había pasado por dos prisiones en ocho meses. El 28 de enero publiqué una crónica en mi blog bajo el título 'IU pide que se investiguen empresas de la O. P. vinculadas al candidato del PP en El Ejido'.

«La primera reacción procesal de una de las partes personadas en el sumario de la OP -Izquierda Unida- ha sido pedir esta mañana que se amplíen diligencias de investigación en torno a una serie de empresas, algunas vinculadas con la familia del candidato del PP, Paco Góngora, y que aparecen en la abundante documentación liberada por la juez(...). No es la primera vez, en poco tiempo, que el joven candidato del PP debe responder a esta cuestión. Hace unos meses, el exeditor de 'El Mundo de Almería', Luis Montoya, le colgó en su perfil de Facebook documentación sobre empresas relacionadas con su familia y con Jesús Aragón. Tras una áspera polémica, el asunto quedó zanjado con la aportación de documentos 'reales', según dijo Góngora, en su propio perfil. Pero hoy ha sido, contra todo pronóstico político, la coalición IU-Los Verdes la que le toma la delantera al tándem PAL-PSOE y anuncia que pedirá formalmente que se investiguen esas relaciones familiares y societarias. Paco Góngora, el pupilo más destacado de Juan Enciso -llegó a ser su responsable de Urbanismo-, desde el PP se convirtió en uno de los azotes más duros del alcalde encarcelado durante ocho meses, al que acabó pidiendo la dimisión bajo el balcón, dos días después de su puesta en libertad».

Aquello de IU levantó las iras del candidato, que habló de «juego sucio». Hasta el punto de llamar a un programa regional de radio, en directo, para debatir y rebatir a Rosalía Martín y desmentir las «falacias» de las que, decía, había sido objeto. Era tal el nerviosismo de Góngora en esos días, que llegó a insultar a un periodista cuando le preguntó por los extraños negocios familiares.

El destino de los sobres
IU no cumplió con su anuncio y compromiso de acudir a los tribunales, como tampoco actuó tras recibir uno de los tres misteriosos sobres que se repartirían solo once días después del anuncio frustrado por su responsable en El Ejido. El segundo sobre, enviado a la emisora de radio, acabó en manos de su director provincial y, posteriormente, en el cajón de su despacho, prohibiendo que se diese noticia sobre tan escandaloso contenido. Algo insólito que no había ocurrido en esa redacción cuando destapó la 'Operación Poniente'; pero Góngora era una «apuesta editorial de la cadena en Almería», se justificó el tipo que presumía de ser el adalid de la libertad de expresión en Almería. El tercer sobre, remitido al activista anticorrupción en Internet, tuvo más recorrido. Yo mismo recibí en mi buzón de correo electrónico una copia escaneada de dicha documentación.

Tras leerla detenidamente, comprobé que, con menos indicios documentales, habíamos elaborado años antes informaciones que resultaron auténticas bombas informativas contra el grupo de Juan Enciso y Pepe Alemán. Aquella misma noche de febrero, llamé a Juan Cantón, presidente local del PP, al que le expuse el contenido del material recibido y pidiéndole su opinión. Cantón, apesadumbrado, no daba crédito a lo que le contaba, hasta que le reboté la documentación recibida. Fue larga la charla, en tono confidencial, no ocultando el bueno de Cantón su preocupación por «el pasado raro de Paquito». Me contó que hacía días que le llegaban rumores y datos preocupantes sobre oscuras operaciones de Góngora en su etapa junto a Juan Enciso; Cantón era de los que, en ese momento, pensaba dentro del PP que mejor sería optar por otro candidato, porque «aún estamos a tiempo». Me agradeció la información y hasta hoy. Taponado mediáticamente el escándalo, pasarían semanas hasta que el PAL -Enciso, Añez, etc.- tomó la decisión de venganza y judicializar el asunto.

Pero Paco Góngora y sus cómplices en el silencio, convenientemente remunerado desde el PP, olvidaron que, ya por aquel entonces, Internet y las redes sociales se habían convertido en un arma letal contra la corrupción y los corruptos. En la Red queda constancia documental de los supuestos mangazos económicos del clan Góngora, los mismos que se ocultaron a la opinión pública desde los grandes medios. En ese contexto, llega el asunto al Juzgado y, tras una instrucción rarita e inconclusa, una jueza sustituta da el carpetazo y archiva a finales de 2011.

La representación jurídica del PAL insiste y recurre ante la Audiencia que, en marzo pasado -¡ casi tres años después de la denuncia!-, dicta un auto por el que ordena que prosiga la investigación, aunque exonera al alcalde de varios delitos por haber prescrito. Quedaban, no obstante, otros por investigar: tráfico de influencias y delito fiscal. El juzgado, con otro juez distinto, ha actuado esta vez con celeridad. Y el viernes pasado, Góngora comparecía como imputado junto a su familia, ocultos y protegidos por la puerta trasera del Juzgado, obligados a depositar 2,3 millones de euros para hacer frente a las responsabilidades a que hubiere lugar.

De esta forma, el hombre que ganó la Alcaldía de El Ejido prometiendo honradez, bailando sobre el cadáver político de su mentor, se ha visto en la Plaza Mayor señalado por vecinos que, cuando le votaron, quizás olvidaron que había sido el alumno más aventajado de Enciso, el líder político de la 'Operación Poniente'. Una historia que empezó con tres sobres y ha acabado con una imputación que tendrá serias consecuencias políticas para el PP.

Francisco Góngora:
"Mi partido está tranquilo y confía plenamente en mi inocencia"

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, ha realizado unas declaraciones a la subdirectora de La Voz de Almería, Antonia Sánchez-Villanueva, de las que ofrecemos un extracto:

¿Soprendido con la petición de Fiscalía?
No me sorprende demasiado porque desde un principio la predisposición del fiscal ha sido tratar de llevarlo a juicio oral. Desde el principio mi intención ha sido clarificar al máximo y se han aportado muchísimas pruebas. Se aportó un informe de la Universidad que concluía que no había ningún delito fiscal, además de una forma muy clara. Se ha aportado un informe pericial, expedientes administrativos que demuestran claramente actos de disposición por parte de la compradora, como un proyecto de delimitación de un sector, la redacción de un plan parcial, etc.

¿Y qué espera que suceda en el juicio oral?
Me llama la atención cómo el fiscal habla todo el rato del regidor, regidor, regidor, en fin, lo único que espero es que se entre en el fondo del asunto, soy el más interesado. Confío plenamente en el estado de derecho, y ojalá cuanto antes vaya a juicio oral y cuanto antes se puedan analizar todas esas pruebas, que entiendo que algunas de ellas son irrefutables.

Entonces cree que las pruebas de las que habla se van a admitir. 
Están admitidas, lo curioso es que están admitidas, se han incorporado al procedimiento, pero nadie dice nada de ellas, no se ha entrado a valorarlas. 

¿Y confía en que sí se haga en la fase de juicio?
Claro, es que se debería entrar a valorar. Yo creo que aunque estemos hablando de una fase de instrucción no se debería estar simplemente engrosando documentalmente con pruebas, sino que se deben de valorar porque al final, de cara a la opinión pública, hace un daño casi irreparable. 

¿Qué va a alegar su defensa?
Curiosamente todavía no se nos ha notificado ese escrito de acusación del Ministerio Fiscal, lo cual me parece también muy extraño. Pero insisto, estoy muy tranquilo. Esto es muy molesto para mí porque yo trabajo también día a día para garantizar el estado de derecho y espero que aquí también se garantice. Estoy muy convencido de que no he cometido ninguna irregularidad, y mucho menos ningún delito, y creo que hay pruebas más que suficientes. Insisto, si no se ha querido entrar en fase de instrucción, se debe entrar en fase de juicio oral, y cuanto antes se celebre, antes me podré quitar este sambenito de encima.

Le piden la dimisión. 
Sí, bueno, pero es que los hechos están ahí, las pruebas están ahí, los documentos están ahí.

¿No se lo plantea?
No,  no, no, no me puedo hacer responsable de que no se haya querido entrar en el fondo del asunto y valorar todas las pruebas que hay, insisto, algunas irrefutables, que dejan muy claro, muy claro, cuál es el régimen de tributación. Mire, yo me voy a guiar por el estado de derecho, no por lo que opine un grupo de la oposición o por lo que pueda decir el Ministerio Fiscal, porque al final son conclusiones de una persona que no ha entrado a valorar el fondo del asunto.

¿De su partido ha recibido apoyo?
Sí, he recibido llamadas antes y ahora. Esta tarde mismo [por ayer]. Mi partido está muy tranquilo, mi partido confía plenamente en mi inocencia. Este es un tema que he estudiado mucho y muy a fondo y con expertos de todos los ámbitos, y todos lo tenemos muy claro. Lo único que pido es que cuanto antes la Administración de Justicia entre en el fondo del asunto. Insisto en ese tema porque ahí hay elementos que entiendo que son irrefutables.