Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


El Ejido cobra el agua por adelantado

María José Lezama
Concejal de El Ejido por el PSOE

El PSOE de El Ejido denuncia que el sistema de cobro del agua en el municipio se ha modificado y ahora se realiza de manera anticipada, lo que contradice lo establecido por el Reglamento del Suministro Domiciliario del Agua de la Junta de Andalucía, que dispone en su artículo 79 que “los consumos del agua deben facturarse por periodos de suministros vencidos”.

Con el nuevo sistema de cobro, se está facturando de forma anticipada, es decir, por periodos que no han vencido. En teoría, las lecturas son reales, pero no se corresponden con los periodos que se facturan, lo que puede generar confusión en los usuarios. Esta nueva forma de cobrar este servicio roza la ilegalidad porque el Reglamento del Suministro Domiciliario del Agua establece claramente que solo se facture el consumo de agua por periodos de suministro vencidos.

"Un servicio tan básico como el agua, cuyo consumo está regulado por un reglamento de ámbito regional, no puede generar la confusión que está generando en este momento"

No tiene mucho sentido que, en este momento, en el que deberíamos tender desde las instituciones hacia la transparencia, se implante un sistema de cobro que lo que hace es dificultar que los usuarios controlen bien lo que consumen, porque tienen que andar contrastando unas facturas con otras para saber si se les ha facturado bien lo que realmente han consumido.

Un servicio tan básico como el agua, cuyo consumo está regulado por un reglamento de ámbito regional, no puede generar la confusión que está generando en este momento. Lo lógico sería que se continuara haciendo como hasta ahora, es decir, que se cobre por lo que realmente se ha consumido, sin que se realicen cálculos extraños.

El equipo de Gobierno debería tomar las medidas oportunas para exigir a la empresa concesionaria del servicio del agua que modifique este sistema de cobro, que lo único que provoca son dudas entre los usuarios, y que no facilita la transparencia que sería deseable en un servicio como el de suministro de agua.