Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

'Jane The Virgin': Bisbal y Diablo revolucionan el Marbella

Betty M. Martínez
Vertele

Hay un dicho que asegura que después de la tempestad llega la calma. En el caso del capítulo de esta semana de ‘Jane The Virgin’ habría que reinterpretarlo y afirmar que después del drama llega la comedia. ¿Por qué? Porque nos han regalado uno de los episodios más divertidos de toda la temporada. Ha habido momentos brillantes en los quince capítulos anteriores, pero creo que es el primero en el que reúnen tantas escenas hilarantes juntas. Así que, gracias, señores guionistas por el gran rato que nos han hecho pasar. Pero ha habido otros aspectos también muy interesantes. ¿Los vemos?

David, con Gina Rodríguez (Vertele)
David Bisbal pone a bailar a todo el Marbella. Era un cameo muy anunciado y también muy esperado. Finalmente David Bisbal llegó al hotel Marbella. Tengo que confesar algo. No soy demasiado fan de Bisbal (vamos, que ni me compro sus discos ni voy a sus conciertos), pero me cae simpático y me daba un poco de miedo cómo pudiera salirle esta experiencia. Me explico. Los cameos son un arma de doble filo. Puedes salir muy airoso o pueden ser un desastre (en ‘Jane The Virgin’ hemos tenido algún claro ejemplo y no digo más). Así que cuando vi aparecer a Bisbal crucé los dedos porque la verdad es que no me apetecía que la cuota española en ‘Jane The Virgin’ fuera recordada como lo peor de la serie.

¿Y al final qué ha pasado? Pues que los asesores de Bisbal son muy pero que muy buenos y los productores de ‘Jane The Virgin’ tienen claro cuál es el eje de la serie y que los cameos solo son anécdotas. Quiero decir. Bisbal tiene cuatro o cinco frases contadas, que, encima, son frases típicas que seguro que dice todos los días, con lo que es muy difícil hacerlo mal. Él es cantante, no actor y exponerse a un texto muy largo o a diálogos complejos no es nada recomendable, salvo que tengas unas dotes naturales para la actuación y no sé si es el caso. Por lo tanto, bien solventada la papeleta. Su imagen no sufre daños.

Pero, además, como he dicho, es cantante y ahí es donde saca partido al cameo. Gracias a ‘Jane The Virgin’, Bisbal ha tenido varios minutos de promoción en las televisiones de medio mundo. Encima, le han regalado una escena preciosa porque el baile de Jane y Rafael ha sido absolutamente maravilloso. Por lo tanto, segundo punto positivo para Bisbal. Los que lo conocían no pueden criticarlo porque ha sido tal cual es y los que no lo conocían ya saben que existe. Punto, set y partido para David Bisbal.

Por lo tanto, digamos que la participación de Bisbal ha sido algo así como la ambientación musical de este episodio. Pero ha hecho algo más importante y que yo le agradeceré siempre. Gracias a Bisbal hemos conocido a Diablo, que ha entrado ya en mi lista de personajes favoritos de ‘Jane The Virgin’ y eso que no me apasionan los animales, pero este perro es definitivamente especial. Señores guionistas, ¿no sería posible que algún personaje lo adoptara?

De verdad, aún me río cuando recuerdo ese momento en el que le “dice” (¿o debería decir ladra?) a Petra “No me llame estúpido, señorita”. Por favor, si lo acabo de escribir y ya me estoy riendo otra vez. Por cierto, aprovecho para felicitar una vez más a los responsables de los rótulos sobreimpresos en pantalla. Desde luego, sin ellos la actuación de Diablo no habría sido igual.

Por cierto, señores guionistas, me va a dar lumbago de tanto hacerles reverencias, pero, una vez más, espectacular el momento final sobre la identidad real de Diablo. Y no digo más que los spoilers deben tener un límite. Solo puedo decir que yo aluciné casi tanto como Rafael y Petra.

Solo tengo que hacerle un pero a este personaje. Ha provocado que Petra y Rafael pasen demasiado tiempo juntos y en algún momento me ha dado un poquito de miedo aquello de que donde hubo fuego cenizas quedan. Con tanto cuidar al animalito, trabajar juntos para mantener el hotel a flote y que “tú me conoces bien” ha habido un acercamiento entre el ex matrimonio y Petra no es de las que deja pasar las oportunidades. Habrá que vigilar los pasos de esta villana a ver si va a resultar ser menos light de lo que parecía.

Publicado en vertele.com. Autorizada su reproducción por 'La Opinión de Almería'. Puedes leer íntegro el artículo pinchando en este enlace: