Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Adra recupera su piscina

Francisco Fernández Guardia
Portavoz de Plataforma Abderitana

En el próximo pleno del Ayuntamiento de Adra se aprobará por fin el inicio de los trámites necesarios para cancelar el contrato de explotación de la piscina municipal suscrito con Sport Assistance Andalucía, S. L. En el año 2008 el gobierno del PP, con Mari Carmen Crespo de alcaldesa y Manuel Cortés como teniente de alcalde, adjudicó la explotación de la piscina cubierta, durante 15 años, a esa empresa privada, cuya gestión ha ocasionado tantos problemas al propio Ayuntamiento y a los usuarios. Pero el desastre de ésta y otras privatizaciones, impulsadas por el actual alcalde, está llegando a su triste final con el inicio de los trámites de este expediente.

La piscina de Adra

Desde Plataforma hemos venido denunciando las presuntas irregularidades cometidas por el Partido Popular en su control de la gestión de la piscina. Una de ellas se remonta a noviembre del 2012, cuando decidieron "perdonar" a la empresa los 25.000 euros del canon anual que debían pagar al Ayuntamiento, sin comprobar fehacientemente si eran ciertas o no las supuestas pérdidas que alegaba la concesionaria. A eso se añadía, y asimismo lo denunciamos, que el Ayuntamiento asumiera también correr con el coste del combustible, cuyo importe ha supuesto 60.000 euros al año, que han salido de nuestros bolsillos. Todo un ejemplo de que el PP ha velado mucho más por los intereses de la empresa que por los de los abderitanos.

A raíz de nuestras denuncias y exigencia de las auditorías que el Ayuntamiento estaba obligado a realizar sobre la gestión económica de la empresa, el propio gobierno del PP propuso la creación de una Mesa de Trabajo para la Piscina, reconociendo así que algo no iba bien en ese servicio privatizado (como en tantos otros) y que no sabía cómo arreglarlo. La última desfachatez de la empresa ha sido negarse a pagar la sustitución de las cuatro calderas necesarias para el funcionamiento de la instalación municipal, lo que ha supuesto un gasto de otros 25.000 euros a todos los vecinos de Adra. Plataforma exigió un informe jurídico que dictaminó la responsabilidad de la concesionaria, y no del Ayuntamiento, ante la falta de mantenimiento e inversiones de la empresa en la piscina y en el resto de la instalación.

Para Plataforma la cuestión está clara: la solución de los múltiples problemas que se han dado en los ocho años largos de gestión privada de la piscina sólo puede venir de su desprivatización. Y en eso seguimos, ahora afortunadamente acompañados del resto de la oposición e incluso del propio gobierno del PP, cuya situación de minoría mayoritaria no le permite ya hacer y deshacer a su antojo con el dinero y los equipamientos de todos los abderitanos.

Si todo va según lo previsto, la piscina municipal pasará en breve a estar gestionada directamente por el Ayuntamiento. Un gran triunfo para el pueblo de Adra, del que el Grupo municipal de Plataforma se siente especialmente orgulloso.