Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Santos Yubero: Crónica fotográfica de medio siglo de vida española (1925-1975)

Antonia Bocero
Escritora  

No es la primera vez que vemos una exposición de fotografía que retrata la vida española de buena parte del siglo XX, como sucede con la que actualmente se exhibe en el CAF; y sin embargo, una vez más comprobamos que el revolucionario invento de la fotografía nos sigue pareciendo el arte que con más certeza da forma a un tiempo que no fue el nuestro. Muchos de los acontecimientos captados por Yubero nos son completamente novedosos. De otros sabíamos por los medios de comunicación y los libros, y están aquellos que en días de confidencias y desahogo nos fueron contados por nuestros mayores. Al fin, unos y otros, forman parte de un imaginario que sólo a través de exposiciones como esta se nos hace evidente. Hoy, con nuestros móviles, todos llevamos una cámara en el bolsillo, o las sorteamos por doquier, pero éste no era el caso décadas atrás, como bien sabemos. Así que poder asistir al retrato de ese periodo de la vida española, a través de grandes como Yubero, nos parece toda una suerte.

Yubero (1903-1994) fue un grandísimo reportero gráfico que capturó los acontecimientos más señalados del Madrid de la preguerra, la guerra y la postguerra española, retratando los cambios en la sociedad civil y la transformación urbana en la capital de España. Son más de 100 imágenes y diversos videos de un valor histórico incalculable lo que presenta el CAF en sus dos plantas. Del periodo de la preguerra hay tomas entrañables, como la del mercadillo que se desarrolla en La Corrala de la calle Mesón de Paredes, edificio que aún se mantiene en pie, y es ejemplo de un prototipo de vivienda madrileña. Otra imagen curiosa es Carrera de camareros, que nos habla de la importancia que ya tenían los cafés en los ‘madriles’ de la época, y lugar donde miles de quintos esperan el resultado del sorteo de destino (1933). Los artistas no faltan, como Margarita Xirgu o la Argentinita; ni los escritores, boxeadores, toreros, o los niños de San Ildefonso tras cantar el gordo de Navidad. Una familia de indigentes deja patente que hay hambre. Se juzga a conocidos políticos y se condena a militares.

1936: los mítines se suceden. Un grupo, entre los que está José Antonio Primo de Rivera, es sorprendido a la salida del celebrado en el Teatro de la Comedia. Al poco, Manuel Azaña toma posesión de su cargo como presidente de la Segunda República. Julio del 36: el cadáver de Calvo Sotelo yace en plena calle. Las imágenes con el brazo en alto son numerosas, y a su vez el campesino extremeño eleva los brazos sosteniendo la hoz y el martillo. La tragedia sobre la que se han escrito miles de libros está a punto de estallar. Los niños juegan a ser milicianos en las calles del barrio de Lavapiés. El drama sucede. Tras él dan comienzo los desfiles victoriosos de los vencedores y los presos son obligados a celebrar la liturgia de la victoria en el patio de la cárcel. Soldados alemanes desfilan en la Monumental de Madrid, antes de la corrida celebraba en su honor (1940). Estamos en la posguerra, estampa afligida de un país arrasado, y periodo al que pertenecen las mejores tomas de Yubero y su equipo. Dos imágenes narran el fin de la dictadura: la capilla ardiente de Carrero Blanco (1973) y la de Francisco Franco (1975). “Tristes guerras -que escribiera Miguel Hernández- si no es amor la empresa”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario