Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Prevaricación en El Algarrobico

Rafael M. Martos
Director de Noticias de Almería
 
Enésima sentencia sobre el hotel del Algarrobico. Enésima vez que los tribunales condenan la construcción de ese mamotreto a pie de playa. Al final la conclusión es que hay que tirarlo abajo, que nosotros, los ciudadanos, con el dinero de nuestros impuestos, costearemos la demolición y recuperación (es un decir, porque eso es como recuperar el agua derramada) del entorno, e incluso es posible que tengamos que indemnizar a la empresa Azata. ¿Dónde está la responsabilidad de los políticos que nos han provocado este daño patrimonial en del doble sentido?
 
La exministra Narbona, la impulsora de la guerra contra el hotel, afirma en la información que publica Noticias de Almería, que "alertó" al Ayuntamiento y a la Junta de la "ilegalidad", una ilegalidad que ahora las sentencias, una tras otra, en distintas instancias, distintos jueces, distintos motivos, afirman. La sentencia del Supremo insiste en lo mismo, el entonces alcalde debió revisar la licencia para ajustarla a la nueva normativa, y no lo hizo aun sabiendo que debía hacerlo.
 
Prevaricación es cometer una ilegalidad a sabiendas de que lo es, y Narbona reconoce personalmente que "alertó" de la ilegalidad a sus compañeros socialistas del Ayuntamiento y a sus compañeros socialistas de la Junta... y no le hicieron caso, licencias y subvenciones no atendieron a las palabras de quien entonces era miembro del primer gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. ¿Nadie va a presentar una querella por prevaricación contra el exalcalde Cristobal Fernández y los miembros del Consejo de Gobierno andaluz que lo secundaron?
 
Tras iniciarse las maniobras para acabar con el hotel, Narbona fue destituida, y Fernández fue indultado tras su condena en firme por delito electoral y volvió a presentarse a las elecciones municipales (o sea, el gobierno socialista le perdona la pena a un alcalde socialista que ha cometido un delito que a la postre le ha permitido volver a ser alcalde, y permite que a pesar de ser un delincuente pueda encabezar nuevamente la candidatura y su entorno vuelve a ser procesados por presuntos delitos similares)... unir ambos argumentos puede dar un resultado explosivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario