Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La familia Lao pone a la venta Cirsa por 2.000 millones

Emilio Ruiz

Una de las familias más ricas de España, la formada por el almeriense Manuel Lao Hernández y sus hijos, ha decidido deshacerse de su empresa más emblemática, Cirsa Gaming Corporation, por una cantidad que rondaría los 2.000 millones de euros. Cirsa forma parte del grupo Nortia, propiedad en un 52,6 % del propio creador del grupo, mientras el 47,6 % restante pertenece a L&G, una sociedad que controlan el padre y sus hijos.

Manuel Lao, fundador de Cirsa (Foto cedida por Revista Azar)

Cirsa (empresa fundada inicialmente por los hermanos de Doña María Manuel y Juan Lao, emigrantes en Tarrasa, con el nombre de Compañía Internacional de Recreativos, S. A.) es líder mundial en juego y ocio. Tiene más de 14.000 empleados y alrededor de 200 empresas filiales con presencia en 70 países. Cuenta con 134 casinos, más de 41.500 máquinas recreativas, 68 salas de bingo, 171 salas recreativas, 2.000 puntos de apuestas deportivas y más de 3.000 puntos de venta de lotería en España, Italia y América Latina. Manuel Lao Gorina ejerce de vicepresidente ejecutivo.
En 2016 su facturación alcanzó los 1.613 millones de euros y su beneficio bruto rondó los 400 millones
En 2016, último ejercicio económico cerrado, su facturación alcanzó los 1.613 millones de euros y su beneficio bruto rondó los 400 millones de euros. Su mayor competidor español, Codere, que cotiza en bolsa y está bajo el control de diversos fondos de inversión, tuvo el mismo año un ebitda de 252 millones.


Hasta ahora han manifestado su intención de presentar ofertas los fondos de inversión estadounidenses Advent International, Apollo Global Management LLC, Blackstone Group LP y Cerberus Capital Management. Cirsa trabaja con la consultora financiera Lazard Ltd. para estudiar las opciones de futuro de la empresa. Si las ofertas recibidas no satisfacen las pretensiones de la familia Lao, ésta no descarta estudiar una Oferta Pública de Venta (OPV) encaminada a una salida a bolsa o una colocación entre accionistas privados.