Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El voto de los británicos residentes en España tras el Brexit

Lenox Napier
Un mojaquero británico

Se ha hablado mucho sobre el Brexit y sus posibles secuelas en España. Es posible que vengan a España varios organismos europeos, ahora en el Reino Unido, y quizás algunas empresas multinacionales con sus sedes actuales en Londres. Se habla también en los medios españolas sobre los 200.000 ciudadanos nacionales trabajando o estudiando en la actualidad en el Reino Unido. Es fácil comparar a esta gente con los británicos afincados en España.

Grupo de británicos en España

Según parece, y con los números del INE, los británicos residentes e inscritos en el padrón suman (con fecha de 1 de enero 2017) la cifra de solo 236.669. La embajada, la prensa británica y hasta el Ministerio de Asuntos Extranjeros británico sospechan que la cifra correcta es más cercana a 800.000. Quizás con las dudas sobre el futuro, están inscribiéndose más en los padrones. Es de esperar. Pero no hay pruebas sobre los números reales, y con la facilidad actual para los europeos de visitar y quedarse en España, sin formalidades para cumplir, es imposible llegar a una cifra consensuada.
En contraste con los españoles en el Reino Unido, los británicos aquí suelen ser mucho más mayores: son jubilados o viven de sus rentas
En contraste con los españoles en el Reino Unido, los británicos aquí suelen ser mucho más mayores: son jubilados o viven de sus rentas. No hay muchos que trabajan en España (al menos, fuera de las grandes ciudades). El típico británico, como los demás residentes europeos en España (exceptuamos a los de los países del este), vive en pequeños pueblos, donde hacen estimular las economías locales, entre albañilería, jardinería y (sobre todo) la restauración y las tiendas. El dinero suele llegar en rentas desde el extranjero, y los pequeños pueblos se benefician, evitando en algunos casos su desaparición por falta de trabajo de sus habitantes.
Las próximas elecciones municipales caerán en mayo de 2019, solo dos meses después de la salida del RU de la Unión Europea. ¿Tendrán derecho los británicos residentes en España a votar y presentarse?
Estos británicos, así como el resto de los europeos de la EU, tienen voto en las elecciones municipales. No votan todos, pero votan con consciencia. Algunos de sus conciudadanos se presenten en listas y hay un puñado de concejales extranjeros (Almería por ejemplo tiene concejales extranjeros en Albox, Zurgena, Bédar, Mojácar y Arboleas) y hasta existe en Málaga un alcalde belga (Alcaucín). Pero las próximas elecciones municipales caerán en mayo de 2019, solo dos meses después de la salida del RU de la Unión Europea. ¿Tendrán derecho a votar y presentarse?

Naturalmente, no es tema importante para las reuniones entre el RU y la UE, y no es, como pueda ser el caso de Gibraltar (población: 30.000 habitantes), tema de trascendencia para España. Mientras que nadie sabe qué va a pasar (quizás porque no ha sido planteado), los británicos posiblemente pierdan sus votos (y sus concejales). Quedarán como cualquier otro extranjero, sin derecho de sufragio.

España tiene firmados  acuerdos bilaterales con Noruega, Chile, Colombia, Islandia y diez más. Ellos pueden votar, pero no presentar candidatos. España puede considerar que los británicos pueden haber perdido su derecho al sufragio, para después restaurarlo. En ese paréntesis de aproximadamente seis meses los británicos residentes en España pueden perderse los comicios de mayo 2019.
Si pierden su voto, no afectaría solo a los británicos residentes en España, sino a todos los extranjeros
Si pierden su voto, no afectaría solo a los británicos residentes en España, sino a todos los extranjeros, ya que, sin ir más lejos, el alcalde belga de Alcaucín no logró su victoria por los votos belgas, ya que apenas tiene conciudadanos en su pueblo. Ha sido el voto británico. En Albox, la teniente-alcaldesa es irlandesa. Lo mismo le pasaría a ella: su apoyo venía de los británicos. Nombramos a estos dos personajes en concreto (Mario Blancke, de Alcaucín, y Maura Hillen, de Albox) porque también son presidentes de sendas asociaciones contra las ‘viviendas ilegales’ (que tanto daño ha hecho a las economías locales y provinciales). El teniente-alcalde de Zurgena es Jim Simpson, muy activo en temas sociales y muy importante con su presencia para traer votos a su partido, el PSOE.

Para que estos pueblos y pueblecitos, algunos casi moribundos, no caigan en una división social, los derechos básicos de la democracia para todos sus ciudadanos son importantes. Para los británicos afincados legalmente en España no hay información sobre lo que les van a imponer a ellos después del Brexit. Dicho de otra manera: no tienen un campeón.