Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El tema de la piscina muestra lo ‘impresentable’ del PP de Adra

Esther Gómez Fernández
Concejala del Ayuntamiento de Adra y
Secretaria General de Plataforma por Adra

La inutilidad de la gestión municipal del PP de Adra hace aparición otra vez y además lo hace con un asunto, como es el de la gestión de la Piscina Cubierta, en el que ha demostrado, como en otras ocasiones, la incapacidad que el alcalde, Manuel Cortés, y los concejales del PP tienen para gestionarla. En esta ocasión, el PP de Adra, junto a su obstinación por privatizar de nuevo la fracasada gestión de la Piscina, fracaso que es fruto de su incapacidad, se le ha unido una terrible y preocupante falta de respeto democrático, al seguir adelante con esa nueva privatización a pesar de haber aprobado los Pliegos de Condiciones en contra de la mayoría absoluta de la Corporación, aprovechando la ausencia en el pleno de un concejal del PSOE.
Para aprobar los Pliegos de privatización de la Piscina el PP se aprovechó de la ausencia de un concejal del PSOE y además ignoró la advertencia de esta concejala de que con esos Pliegos, que además tenían errores, ninguna empresa aceptaría sus condiciones
Para aprobar esos Pliegos con los que de nuevo quiere privatizar la Piscina, el PP se aprovechó de la ausencia del concejal del PSOE y además ignoró la advertencia de esta concejala, que le avisé de que con esos Pliegos, que además tenían errores, ninguna empresa aceptaría sus condiciones, tal y como ahora el PP reconoce públicamente. Además de esos errores y de que ninguna empresa ha concurrido con las condiciones de esos Pliegos, que aprobaron “a traición” en el Pleno el PP y el concejal de Ciudadanos (C’s), Pedro Peña (que también votó a favor), los concejales de PP y C’s sabían, al igual que lo sabía yo, que esa privatización no se podía hacer porque era irregular, al no existir crédito presupuestario en el Presupuesto de Gastos con el que pagar a la empresa adjudicataria los servicios que prestara.
La traición tiene las patas muy cortas y si la voluntad mayoritaria de la corporación es que la Piscina no sea privatizada, lo que debe hacerse es que sea gestionada directamente por el Gobierno municipal
Queda claro que el PP y en esta ocasión también C’s van a tener un problema si siguen adelante con esa privatización que rechaza la mayoría de la Corporación, porque es muy difícil hacer funcionar un Ayuntamiento teniendo que aprobar los asuntos del pleno de forma “traicionera”, esperando a que algún concejal de la oposición se ausente. La traición tiene las patas muy cortas y si la voluntad mayoritaria de la corporación es que la Piscina no sea privatizada, lo que debe hacerse es que sea gestionada directamente por el Gobierno municipal y si no se hace así los vecinos de Adra deben de saber que es porque el el PP no está capacitado para hacer esa gestión, lo que deben de tener en cuenta cuando en 2019 tenga que ejercer su derecho al voto en las elecciones municipales.

Y concluyo por si el PP me replica diciéndome que ellos privatizan de nuevo la Piscina porque no se puede contratar al personal que hay actualmente trabajando en ella, por la situación de ‘quiebra económica’ a la que ellos han llevado al Ayuntamiento de Adra. Si me replican esto yo les demostraré con pruebas que eso no es así porque lo están haciendo en otros contratos que hacen “a dedo” y en el caso del personal actual de la Piscina estos trabajadores han demostrado que son capaces de llevar la gestión de ésta porque es lo que hacen y bien desde hace meses, a pesar de la incapacidad de los concejales del PP de Adra.