Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Cospedal pone a dieta a los legionarios de Viator

Emilio Ruiz

La obesidad no es un problema menor. Son muchos los científicos que empiezan a calificarla como la plaga del siglo XXI. Un estudio de The Lancet señala que en el mundo hay cerca de 1.500 millones de adultos con sobrepeso, y 500 millones más son obesos. En México el 70% de su población adulta tiene sobrepeso. En España tampoco el problema es ajeno. Se aprecia una tendencia creciente del número de personas que padecen esta enfermedad. Nuestro país ocupa el triste honor de ser el segundo de Europa con más casos de obesidad y sobrepeso, por detrás del Reino Unido. La Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad Mórbida y de las Enfermedades Metabólicas (SECO) asegura que la prevención en España no ha sido suficiente para frenar los casos de obesidad, por lo que es necesario hacer campañas y políticas para frenar esta problemática. Un 60,9% de la población española tiene un índice de masa corporal (IMC) de entre 25 y más de 30, lo cual se traduce en graves problemas de obesidad y sobrepeso. A este ritmo, en 2030 el 80% de los españoles tendrán problemas de exceso de peso.

A algunos botones les cuesta trabajo sostener la barriguita

No hay ningún sector de la población española, ni por edad, ni por profesión ni por género, que viva ajeno al problema de la obesidad. El pasado día 12 de octubre, día de la Fiesta Nacional y de la Hispanidad, la Legión española, una de las fuerzas militares más prestigiosas del Ejército de España, desfiló con la brillantez que le caracteriza. Pero lo fornido del cuerpo de sus miembros y su veloz marcha (160 pasos por minuto) no ocultaron que algunos de ellos excedían, aparentemente, el peso normal.
La BRILEG (Brigada de la Legión) se halla inmersa en una situación que demanda una serie de medidas para paliar el sobrepeso entre su personal
“La legión tiene al enemigo dentro”, empieza a decirse ahora. Algunos de sus componentes empiezan a estar fondones y lucen michelines, algo que no casa con el credo legionario, cuyo espíritu de marcha proclama que “jamás dirá que está cansado hasta caer reventado” y que su cuerpo será “el más veloz y resistente”. “La BRILEG (Brigada de la Legión) se halla inmersa en una situación que demanda una serie de medidas para paliar el sobrepeso entre su personal”, reconoce el cuartel general de la unidad en un documento al que ha tenido acceso El País. Según este diario, la reacción al problema ha sido mediante la elaboración de lo que se conoce como Plan IMC. El IMC (Índice de Masa Corporal) es, como se sabe, una fórmula matemática que asocia la masa y la talla del cuerpo de una persona.

La primera fase del plan es de concienciación. La obesidad es un problema de salud, pero también un deterioro de la imagen del legionario. “Una adecuada presencia y preparación física, así como un estado de salud adecuado, son exigencias del militar que han de ser desarrolladas en su grado máximo por la Legión”, advierte el citado informe que ha conocido El País.
Todos los efectivos de la Brigada de la Legión con base en Viator deben someterse a un reconocimiento médico que determine su IMC
Todos los efectivos de la Brigada de la Legión con base en Viator deben someterse a un reconocimiento médico que determine su IMC. Los que tengan un índice superior a 27, calificados como con sobrepeso, se incluirán en un plan de seguimiento en el que, además de ofrecerles pautas de alimentación, se les podrá exigir la realización de electrocardiograma, analítica de sangre y prueba de esfuerzo, así como un programa específico de educación física. El plan no hace diferencia por sexos. A los legionarios cuyo índice oscile entre 27 y 30 (que están en sobrepeso) se les hará un seguimiento anual. A los que están en obesidad leve (30-35) el seguimiento se les efectuará semestralmente, y a los obesos (más de 35 de IMC), trimestral. La inclusión forzosa en el programa contempla la no participación en paradas militares, desfiles de Semana Santa, juras de bandera o charlas.

Las claves de la dieta legionaria

Desayuno: Al levantarse, yogur y fruta (plátano); a media mañana, infusión /café, tostada y fruta (naranja).
Comida: Ensalada, un plato (si son dos, no llenos), postre (fruta, yogur) y agua.
Merienda: Infusión / leche / actimel; fruta / barrita.
Cena (no justo antes de acostarse): verdura hervida / ensalada; algo a la plancha
Generalidades: Cinco comidas diarias; más fruta y verduras; alcohol (cerveza) no a diario, esporádico; aumento del consumo de agua (1,25 a 2 litros día); evitar fritos y alimentos muy procesados (salchichas, croquetas, bollería); comer despacio (no menos de 20 minutos); pienso en lo que hago (comiendo no veo la televisión).
Entrenamiento: Fase genérica, 12 semanas (conseguir la fuerza suficiente para acometer siguientes fases); Fase acondicionamiento, 12 semanas (aumentar la fuerza y resistencia); Fase específica, 12 semanas (alcanzar el mayor estado de forma física); Fase mantenimiento, 12 semanas (mantener el desarrollo alcanzado y recuperar la forma física).

En Viator desde 1995

La Brigada de La Legión Rey Alfonso XIII (BRILEG), que tiene el cuartel general en la base Álvarez de Sotomayor, de Viator, cuenta con más de tres mil legionarios. Es la mayor unidad de la legión. Se creó en 1995, cuando el entonces Mando de La Legión se convirtió en Cuartel General de la BRILEG.

La Brigada de La Legión dispone de unidades capacitadas para afrontar las más diversas situaciones, desde el apoyo a autoridades civiles en tiempo de paz al combate generalizado de alta intensidad.

5.000 pacientes obesos a la espera de una operación

Según un informe de Ethicon sobre Cómo hacer frente a la obesidad en España: La necesidad de una mayor concienciación e integración de políticas, elaborado con datos de 2011 y 2012, los gastos sanitarios destinados a obesidad en España son del 7%, por lo que, según el estudio, hay más de 5.000 pacientes esperando someterse a una operación.

Asturias, Galicia y Andalucía lideran el ránking de obesos

Las comunidades autónomas con mayor porcentaje de personas obesas son Asturias (con un 25,7%), Galicia (con un 24,9%) y Andalucía (con un 24,4%). Los porcentajes más bajos los tienen Baleares (10,5%), Cataluña (15,5%) y el País Vasco (16,85%).