Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La caída de Joaquín Jiménez como delegado de Fomento

Juan Torrijos
Periodista

Joaquín Jiménez ha dejado de ser el delegado de Fomento de la Junta en Almería. En el PSOE aseguran que ha sido el delegado más tibio a la hora de apoyar al actual secretario general del partido durante las últimas movidas, y que esa tibieza le ha llevado a perder su cargo. ¿Son ciertas y sinceras las palabras del edil Castellón, cuando manifiesta que Jiménez ha sido un gran colaborador como delegado de Fomento para sacar adelante los problemas que tiene la ciudad de Almería?

Joaquín Jiménez, con Susana Díaz

Sería una pena para la ciudad y la provincia que el hombre que más ha colaborado desde la Junta para acercar y solucionar (dicen en el PP) los problemas entre las Administraciones haya recibido el cese por cuestiones políticas internas y de interés particular del Sánchez Teruel. Es grave si esta situación es cierta y se cesa a un hombre que está trabajando bien por cuestiones de tibieza con el secretario general del partido.
Poca confianza se puede tener en la política, en los partidos y en sus dirigentes si se ponen por delante sus intereses a los de los ciudadanos
Poca confianza se puede tener en la política, en los partidos y en sus dirigentes si se ponen por delante sus intereses a los de los ciudadanos, y todo apunta que esta situación se ha podido dar en el cese de Joaquín Jiménez como delegado de Fomento de la junta en nuestra provincia. ¿Hay algún tibio más con la actual dirección en el engranaje político del PSOE almeriense? Si es así que se vaya preparando, lo siete muelles de las negras navajas se han abierto y no parece que se vayan a cerrar hasta que no dejen el camino totalmente despejado.

La Junta y el Ayuntamiento de la capital políticamente nunca se han llevado excesivamente bien, hay que reconocerlo, pero las reuniones entre ambas Administraciones en las que participaba Fomento y su delegado parecían tener unos finales más acordes con los intereses de los ciudadanos que con los partidistas de los políticos. Y eso era bueno para Almería y los almerienses.
Habría que desear que el nuevo delegado, Antonio Martínez, que al mismo tiempo es el secretario de organización del PSOE, cuando negocie problemas de los almerienses con los rivales políticos se olvide de su cargo dentro del PSOE
Habría que desear que el nuevo delegado, don Antonio Martínez, que al mismo tiempo es el secretario de organización del PSOE, cuando negocie problemas de los almerienses con los rivales políticos se olvide de su cargo dentro del PSOE y de la defensa de su secretario general y ponga por delante los intereses de los que le pagan con sus impuestos su sueldo: los ciudadanos. Ni en Navidad tienen respeto con las familias los partidos. Se podían haber esperado a los Reyes para el cese.