Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

¿Qué proyecto de tren quiere el Valle del Almanzora?

Miguel José Ávalos González
Ciudadanos por el Tren (CXT)

El pasado mes de agosto se producía la difusión del estudio previo de viabilidad que el Ministerio de Fomento encomendó a la empresa de consultoría Ineco en 2015. Fruto de la acción de Ciudadanos por el Tren, esta asociación encargó una valoración técnica a un comité formado por los ingenieros Carlos Peña y Francisco Cañabate.

Una reunión de Ciudadanos por el Tren
De izquierda a derecha: Carlos Peña, Miguel José Ávalos y Francisco Cañabate 


La primera propuesta oficial que se publica para la línea ferroviaria Guadix-Baza-Almanzora-Lorca no ofrece sorpresas, en tanto da preferencia al aprovechamiento del trazado histórico -con las oportunas correcciones técnicas- . Igualmente se opta por mantener las vías verdes actuales, siempre que sea posible, o en caso contrario, habilitar un sendero paralelo. Así se plantea una alternativa base, la más económica, frente otras dos alternativas: la “Variante de Baza” supone alterar el trazado de la antigua línea por la nueva zona de expansión de la ciudad bastetana, junto a la A-92 (de acuerdo con su vigente PGOU). Por otro lado, la “Variante del Almanzora” consiste en una modificación más importante del trazado inicial para adaptar el tramo (considerado más lento) a velocidades de 220 km/h (alta velocidad). Resulta llamativo que se establezca un soterramiento para la zona del actual recinto ferial de Baza. En conclusión, se presenta el “corredor ferroviario Lorca-Granada” como viable técnica y medioambientalmente, pues entiende el informe que la afección a espacios naturales protegidos es mínima (apenas un tramo de 1 km).

Sin embargo, hemos podido detectar algunas incongruencias en relación a la previsión de demanda futura, lo cual condiciona la viabilidad económica de la infraestructura que defendemos. En particular, el estudio utiliza una metodología que resulta perjudicial para la línea Guadix-Baza-Almanzora-Lorca, al considerar los recorridos más rápidos e ignorando en cambio otros criterios de elección de transporte más aproximados a la realidad, como puede ser la propia distancia. Cabe recordar que el corredor por el interior ahorra distancias respecto a la línea proyectada (Murcia-Almería). En fin, no se llega a recoger su función vertebradora entre el sur y la fachada mediterránea. A modo de ejemplo, basta comprobar el caso del trayecto entre Málaga y Cataluña, cuyos viajeros son asignados vía Madrid por el ahorro de 16 minutos. ¿No sería más lógico el paso natural por Granada y Levante?

De otra parte, la elección del material móvil nos parece inadecuada para el cálculo de circulaciones diarias. El análisis de Ineco se basa en la serie 103 de Renfe, trenes que no se ajustarían a los servicios del ámbito del corredor, por el alto coste por plaza y alta velocidad punta para la velocidad comercial determinada. Por el contrario, de utilizar trenes de la serie 121 de Renfe (282 viajeros), se optimizarían más los viajes y la estimación se incrementaría hasta las 8 circulaciones diarias por sentido.

En lo que concierne al tráfico de mercancías, es discutible la cifra de 170.000 tm./año que aporta el estudio de viabilidad. Queda lejos de los datos aportados por los diferentes trabajos de FERRMED, siendo inferior incluso a la estimación (conservadora) de 800.000 t. anuales, efectuada por Cañabate en 2012. Además se ha pasado por alto la demanda por carretera que captaría el ferrocarril derivada de la exportación de mineral del Valle del Almanzora. Destacar nuevamente que la conexión reclamada sería la única rentable para el tráfico de mercancías, frente a las rampas prolongadas superiores a las 24 milésimas de la LAV Granada-Almería. Una previsión de demanda más acorde con la realidad eliminaría cualquier duda respecto a la viabilidad económica. No se debe valorar un servicio público únicamente por la rentabilidad económica. El ferrocarril en las comarcas de Guadix-Baza-Almanzora-Lorca fomentará la movilidad, la cohesión territorial o la instalación de nuevas industrias.

Para concluir, insistir en la petición por la aprobación del estudio informativo –esta vez sí, trámite obligatorio- en los siguientes Presupuestos Generales del Estado. Igualmente, que la comarca del Almanzora, sus instituciones y la población, tomen parte en este asunto y planteen sus aportaciones a la definición de la futura infraestructura.