Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

In memoriam: Juan Ibáñez, pintor

Evaristo Martínez
Periodista

La cultura almeriense, y muy especialmente la de Roquetas de Mar, llora la pérdida de Juan Ibáñez Plaza, fallecido en la noche del lunes a los 69 años de edad. Natural de Tabernas, el artista estaba muy vinculado al municipio del Poniente, donde fue durante décadas coordinador de las exposiciones para el Ayuntamiento. A él se debe el impulso que durante las últimas décadas se dio en la localidad al arte y a la pintura. Además de su faceta creadora impartió cursos y talleres de pintura. Roquetas reconoció esta trayectoria bautizando con su nombre la sala de exposiciones de la Plaza de Toros.

Juan Ibáñez

“He disfrutado mucho con la docencia, desde los talleres que organizaba en El Parador y después en Roquetas junto con la Casa de la Juventud”, expresaba hace ahora un año al recibir, en octubre de 2016, el Premio Poniente de La Voz en la categoría de Comunicación y Arte.

Aunque nació en Tabernas, Ibáñez se trasladó a Vera de niño, donde su familia regentaba un negocio. Comenzó a exponer en 1980 y en su trayectoria destacan un centenar de exposiciones individuales y su participación en más de sesenta colectivas. Formaba parte del grupo de Amigos del Realismo y de la Asociación de Artistas Plásticos de Almería ‘Indalo’. Asimismo, integró junto a Aldo Martínez y Mariquina Ramos (quien le relevó tras su jubilación en las funciones de coordinación de las exposiciones en Roquetas) el colectivo Atelier de Mar, que busca realizar y difundir actividades artísticas y culturales.

Entre 1981 y 1985 realizó cursos monográficos en la Escuela de Artes y Oficios de Almería y de 1986 a 1988 se formó en el estudio del pintor Cantón Checa. Era además diplomado en dibujo y pintura por el Instituto Parramón de Barcelona. Posee más de una decena de premios de pintura logrados en certámenes y concursos y es autor de más de una treintena de carteles oficiales de fiestas y certámenes, y varias portadas e ilustraciones de libros de poesía y literatura.

Una de sus últimas creaciones fue la imagen taurina de la Feria de Santa Ana de 2016. "Es una satisfacción que el cartel esté pintado por un amigo, un excelente artista que ha sido funcionario de este Ayuntamiento hasta su jubilación, y que siempre ha dado todo y más por engrandecer el municipio; gracias a él un año más tenemos un magnífico cartel", dijo entonces Gabriel Amat, con quien Ibáñez mantenía una estrecha relación, así como con Eloísa Cabrera, teniente de alcalde y concejala de Cultura del Ayuntamiento de Roquetas. "Cuando se inauguró el Castillo de Santa Ana [Amat y Cabrera] vieron en mi la persona indicada para dirigir este centro; después me nombraron director del museo hasta mi jubilación”, recordó Ibáñez al recoger su galardón en los Premios Poniente del pasado año.

Su última exposición individual fue ‘Realidad caleidoscópica’, que pudo verse en el Teatro Auditorio de Roquetas entre abril y junio del pasado año. En ella, a través de casi 50 obras de distintos formatos, mostraba un cambio en su registro, sustituyendo los paisajes y bodegones por una selección de flores, marinas y submarinas muy colorista. “Empecé a pintar pensando en la primavera, por eso, aparecen muchas flores. He estado dos años preparándola, echando muchas horas para sacar adelante toda la obra, y si me descuido no me da tiempo a terminarla. Ahora ya una vez montada en un lugar tan bonito como el Teatro Auditorio me encanta como ha quedado. He disfrutado muchísimo  y lo he pasado bien. Antes tenía mucho menos tiempo, pero ahora con todo el tiempo del mundo me he recreado en mis pinturas”, expresó durante la inauguración.