Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El 28-F, Almería y Pablo Iglesias

Simón Ruiz
Periodista

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, la ha vuelto a liar cuando ha querido comparar el referéndum del Estatuto de Autonomía de Andalucía del 28 de febrero de 1980 con el proceso independentista que se vive en Cataluña y su insistencia en buscar un acuerdo político. Lo ha hecho Iglesias Turrión “reescribiendo” la historia al recordar lo que pasó en Almería ese 28-F cuando “votaron hasta los muertos” y el sí no ‘triunfó’ porque era necesario que los votos afirmativos sumaran, al menos, mayoría absoluta del censo.
Pablo Iglesias vino a decir que como la Ley se cambió para hacer posible la autonomía andaluza, también se puede hacer para buscar un acuerdo político en Cataluña
El sí ganó de manera amplia a los noes a la autonomía andaluza y a los votos en blanco en Almería (119.550 votos a favor, 11.450 en contra y 12.527 en blanco). Como no hubo mayoría absoluta de los síes, los políticos tuvieron que buscar una fórmula legal para incorporar a esta provincia a la autonomía andaluza. Y se hizo tomando como base el Título VIII de la Constitución. O, lo que es lo mismo, fue una incorporación almeriense a la comunidad andaluza “totalmente constitucional”.

La semana pasada, en un encuentro en Sevilla con la líder andaluza de la formación morada, Teresa Rodríguez, el secretario general de Podemos poco menos que vino a decir que como la Ley se cambió para hacer posible la autonomía andaluza, también se puede hacer para buscar un acuerdo político en Cataluña. Pablo Iglesias (hasta hace poco Pablo Manuel Iglesias en su DNI) empezó diciendo lo siguiente en el acto organizado desde la Cadena SER Andalucía:
Susana Díaz: "Pablo Iglesias reescribe con mentiras la historia de Andalucía. El 28F reclamamos igualdad dentro de la Constitución Española. No es ignorancia, sino mala fe"
“Una inmensa, masiva e histórica movilización popular en Andalucía fue capaz de hacer posible lo que parecía imposible. E incluso, a pesar de las restricciones imposibles que establecía la ley que regulaba las diferentes modalidades de referéndum, después del famoso referéndum del 28 de febrero, resulta que el acuerdo político sirvió para superar los límites de la ley”.

Y entonces entró en faena: “La ley no servía y decía que si no había mayoría en Almería, Andalucía no iba a poder tener los mismos derechos o no iba a poder aplicar lo que habían decidido mayoritariamente los andaluces. Y con aquel proceso se demuestra que cuando a veces las leyes establecen límites, pues hay que cambiar las leyes y sentarse a dialogar y buscar acuerdos políticos”.

Tras esos dos argumentos, el líder nacional de Podemos opinó que ese “espíritu de la dignidad de un pueblo y del acuerdo político, ojalá sirva a las élites políticas para sentarse a dialogar”. “Cuando ha saltado por los aires la constitución territorial, ... lo que hay que hacerse es intentar modificar las leyes como se modificaron para dar conducto democrático a la voluntad del pueblo andaluz”.

Poco tardó en responder a Iglesias la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en Twitter. “Pablo Iglesias. Pablo Iglesias reescribe con mentiras la historia de Andalucía. El 28F reclamamos igualdad dentro de la Constitución Española. No es ignorancia, sino mala fe”. El vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios, le espetó al líder de la formación morada que “cada vez que baja a Andalucía, tergiversa la historia y la lucha de este pueblo, vuelve a desvariar al mezclar el asunto catalán con la historia de Andalucía, que no tiene parangón”.

En defensa de Iglesias salió  el pasado viernes la citada Teresa Rodríguez. Afirmó en la misma red social que “hubo que cambiar la ley para que se hiciera realidad el 28F. Eso fue lo que dijimos ayer, que la ley debe servir a la democracia y no al revés”. Y añadió en otro tuit en respuesta a Susana Díaz: “Si todo fue tan acorde a la legalidad preestablecida como pretenden, no entiendo por qué pedían ustedes repetir el referéndum en Almería”.