Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Juan y Medio

Emilio Ruiz

Nuestro paisano de Lúcar Juan José Bautista, Juan y Medio, no es ningún advenedizo al mundo de la televisión ni un aventurero mediático de esos que ahora tanto abundan. Al margen de su formación académica –sociólogo y abogado, profesión ésta que llegó a ejercer-, es un profesional de larga trayectoria en el mundo del espectáculo y los medios audiovisuales. Ha trabajado para Luz Casal y Hombres G, ha hecho teatro y monólogos, ha participado en varias películas (Suspiros de España y Portugal, El día de la bestia, Un rey en La Habana…) y, tras su debut televisivo en el popular Inocente, Inocente, sus incursiones en el mundo de la televisión se cuentan por docenas, casi todas con notable éxito: Vaya nochecitaAquí no hay quien duermaFiebre del domingo noche, Más madera, El bus


La relación de Juan y Medio con Canal Sur se hace intensa a partir de 2003 con la presentación de Punto y Medio. Pero el mayor éxito en nuestra cadena de televisión autonómica le llegó con La tarde aquí y ahora, que permanece en pantalla desde 2009. El programa lo produce su propia productora, Indalo y Media, que ha convertido en una de las empresas audiovisuales más importantes de Andalucía, con más de 1.300 horas anuales de emisión, la mayoría en directo.

La tarde aquí y ahora tiene un enorme éxito de audiencia proclamándose con frecuencia líder de audiencia en Andalucía

La tarde aquí y ahora comenzó emitiéndose en un formato muy sencillo. Su contenido se limitaba básicamente a invitar a personas mayores que buscaban pareja para ponerlas en contacto con otras que estaban en la misma situación. Se entrevistaba –y se entrevista, porque esta parte del programa continúa inalterable- a esas personas ahondando en su vida, recreándose especialmente en las vivencias personales. El éxito del programa prolongó su horario de emisión y se abrió a nuevos contenidos, como el humor, la actualidad social, la promoción de cantantes andaluces y acciones de tipo humanitario.  El programa tiene ahora un enorme éxito de audiencia, proclamándose con frecuencia líder en Andalucía en su franja horaria. El formato se ha exportado a la Televisión de Castilla-La Mancha, también con gran aceptación, con el nombre de En compañía, bajo la batuta de Ramón García.

El mensaje de Eva Ruiz

Juan y Medio y Eva Ruiz siempre tratan a los invitados con bastante dignidad, delicadeza y sensibilidad

La tarde aquí y ahora es un programa de entretenimiento. Juan y Medio y Eva Ruiz forman una pareja de presentadores simpáticos y muy profesionales que siempre tratan a los invitados con bastante dignidad, delicadeza y sensibilidad. Las muchas horas de Juan y Medio en un plató le dotan de una capacidad especial para estar alerta ante cualquier atisbo de exabrupto o salida de tono durante el desarrollo del programa. Salta a la vista que cada emisión ha sido precedida de un intenso proceso de elaboración con los propios protagonistas para no dejar ningún cabo suelto. Las bromas entre Eva y Juan son frecuentes, pero nunca improvisadas por más que los telespectadores aprecien espontaneidad. Es ese uno de los méritos del programa.

Durante la emisión del programa del pasado día 4 los presentadores tuvieron un pequeño desliz. Un error, una metedura de pata, si se quiere. Traspasaron la frontera del humor para adentrarse en un terreno delicado, el de la cosificación de la mujer. Juan y Medio comienza a cortarle un lateral del vestido a Eva y, cuando ésta se resiste, el presentador comienza a cortar por otro lado. Ella le grita "¡para!", pero Juan y Medio no se detiene hasta que un miembro del equipo del programa le frena. Mientras, otra compañera tapa a Eva, cuya falda ha quedado destrozada.  El cámara la sigue grabando, y ella le grita: "¿Quieres dejar de enfocarme?". La prensa ha presentado este momento casi como un acoso sexual, aunque la propia protagonista ha salido al paso para indicar que todo se ha desarrollado conforme al guión.

Que todo se desarrollara conforme al guión no justifica que Juan y Eva se hubieran metido en un charco innecesario

Ciertamente, que todo se desarrollara conforme al guión no justifica que Juan y Eva se hubieran metido en un charco innecesario. Lo llevan haciendo desde hace varios meses con unos arrumacos y unas insinuaciones que no vienen a cuento. Es muy difícil establecer los límites del humor para no chocar con la sensibilidad del espectador ante ciertos asuntos. Pero esa es la misión de un buen director. Los dos presentadores y la propia cadena han pedido perdón.

Pero una cosa es denunciar un desliz o un momento desafortunado del programa –que lo fue, insisto- y otras muy distinta es descalificar a un programa que anda a más de mil leguas de la telebasura que inunda a otras cadenas. Los enemigos de la televisión pública andaluza, que son muchos y algunos de ellos muy interesados (esto, que nadie lo ignore cuando lea algunas críticas periodísticas: existen fuertes intereses, principalmente económicos, para cargarse la televisión autonómica), aprovechan incidentes como éste para denigrar al medio en su totalidad. No es justo. Canal Sur no es ningún modelo de televisión pública, ya lo sabemos, pero, si la juzgamos por lo que se ve por ahí, creo que cumple dignamente su papel de servicio público. El socialista granadino José Antonio Pérez Tapias la ha calificado de irrecuperable y la ha acusado de “ofender la dignidad y la inteligencia de la gente del sur”. Por exageración que no quede. Juan y Medio es un excelente profesional y La tarde aquí y ahora, un programa lo suficientemente digno como para mantenerlo en la parrilla de Canal Sur. Una mancha no queda bien sobre un traje, pero por una mancha no hay que tirar un traje. Esto último es lo que quisieran algunos, incluso aunque no haya mancha alguna. Así que Juan, ánimo, y, eso sí, pule esas aristas.