Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Siete horas en urgencias porque es sordo… y le llamaban por megafonía

Rosa Ortiz
Periodista

Juan José Aguilera acudió a Urgencias del Hospital Torrecárdenas el pasado 26 de julio con un pie en muy mal estado por culpa de una caída y por la diabetes que padece. En el mostrador de admisión advirtió de que es sordo y explicó que necesitaría que alguien le avisara tocándole cuando fuera su turno, porque de otra forma difícilmente iba a poder enterarse. Pero no ocurrió nada de eso y Juan José paso siete horas esperando a ser atendido.

Siete horas

A lo largo de todo ese tiempo, en un día con las Urgencias del hospital especialmente colapsadas, Juan José cree que su nombre tuvo que sonar por megafonía en algún momento. Al menos, eso supone. Poco antes de las seis de la tarde -había llegado a Urgencias a las 11 de la mañana- puso una reclamación y se marchó a su casa.

Dos días más tarde, el paciente volvió de nuevo al hospital y aunque esta vez sí fue atendido, tuvo problemas una vez más: debía hacerse una analítica y una radiografía que le había mandado el especialista, pero no pudo realizarse esta última prueba porque, otra vez, le avisaron por una megafonía que él, con una severa discapacidad auditiva, no pudo escuchar.

“Lo único que quiere es que a otros pacientes no les pase lo mismo que le ha ocurrido a él y que se active un protocolo que sea realmente efectivo”. Así lo explica la parlamentaria popular Rosalía Espinosa, que conoció el caso a través del ex alcalde de Gádor Eugenio Gonzálvez, localidad en la que reside el afectado. El hombre es muy conocido en el pueblo como vendedor de cupones.

El PP presentará en su nombre una queja ante el Defensor del Pueblo y el próximo mes de septiembre llevará la denuncia hasta el Parlamento andaluz. “Aquel día, según nos ha contado este paciente, Urgencias estaba a tope, había mucha gente y ya sabemos que en verano Torrecárdenas no funciona bien porque falta personal. En su caso no se ha seguido un protocolo que debía haberse aplicado a pacientes como él”, contó ayer Espinosa.

También la plataforma Marea Blanca se ha hecho eco de la denuncia de Juan José. Ayer subió a su perfil de Facebook un video en el que este hombre explica, con una serie de folios escritos que muestra a cámara, lo que le ocurrió en Torrecárdenas. “El protocolo de actuación que tiene el hospital hay que actualizarlo o desempolvarlo o no se lleva a cabo, porque no es normal que, en dos ocasiones consecutivas con el mismo paciente, pase una situación idéntica. Esto lo que demuestra es que una persona sorda no puede ir sola a un hospital público porque no va a ser atendida”, denuncia Fernando Plaza, portavoz de Marea Blanca en Almería.

Tras esta experiencia, el hombre ha reclamado al Gobierno andaluz que invierta en la adaptación de los hospitales para que las personas con discapacidad puedan ser atendidas en “igualdad” y “sin barreras”. “Menos plantas para una sola persona para dar a luz y más adaptar hospitales para todas las personas minusválidas”, manifiesta en el vídeo que acumula más de 5.000 reproducciones.

Fuentes de la Consejería de Salud explicaron ayer que se trata de un “incidente puntual”, por lo que trasladaron sus “disculpas” al afectado a través del gerente del hospital al tiempo que lamentaron las “molestias” causadas. “Estaremos atentos para cumplir en todo momento el protocolo con el que cuenta este centro para los pacientes sordos que acuden a Urgencias”, señalan desde la Administración autonómica, donde han especificado que el procedimiento que actualmente se sigue incluye la anotación de la hipoacusia desde que el paciente pasa por triaje para que los profesionales que lo atienda “sepan de su situación y salgan a avisar a la persona para que entre a la consulta”.

Si quiere ver el vídeo de reclamación de Juan, pinche aquí.