Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Ortiz sustituye a Cabeo en el Puerto

Juan Torrijos
Periodista

No dejó de ser una sorpresa el cese fulminante de la señora Ortiz como consejera de Agricultura y Pesca por parte de la presidenta andaluza, doña Susana Díaz. No se le ha dado excusa alguna a la opinión pública por ello, ni se esperaba, pero no ha tardado demasiado la presidenta socialista en dar un nuevo destino político a la exconsejera. El consuelo y la jubilación política de la señora Ortíz se llama Autoridad Portuaria. ¡Que no está nada mal!

Presidentas saliente y entrante

El rumor de hace tres semanas se ha cumplido. El pasado martes era nombrada presidenta de la Autoridad Portuaria en sustitución de Trinidad Cabeo, que tras diez años en el cargo no deja una gestión donde los números hayan brillado demasiado, más bien al contrario. Dejamos los números de esos años para otra ocasión. El rumor saltaba hace tres semanas y si no se produjo, nos contaron después, fue por el congreso andaluz que tenía la presidenta Susana a final de mes y no quería injerencia alguna en el mismo.

Trinidad Cabeo, tras diez años en el cargo, no deja una gestión donde los números hayan brillado demasiado, más bien al contrario

¿Qué le van a dar a la señora Cabeo? No vayan a pensar que la sultana andaluza deja tirada a la señora Cabeo, que de eso nada. Todo apunta a que la quiere hacer presidenta o responsable dentro de la Junta de todos los puertos de Andalucía. No adelantemos los acontecimientos, que en política puede ocurrir de todo.

El problema del puerto es que ha perdido pasaje, ha perdido mercancía, se ha dejado comer el bocadillo por el puerto de Motril, sigue con los graneles molestando a los vecinos y no ha conseguido que la capital disponga de un puerto deportivo como se merece

A doña Carmen Ortiz le espera una ardua labor al frente del Puerto. Se quiere poner el acento en el proyecto Puerto-Ciudad, que es importante, necesario y lleva esperando desde los tiempos de Nono Amate al frente de la Autoridad Portuaria, toda una década esperando, pero el verdadero y real problema del puerto almeriense es que en estos diez años ha perdido pasaje, ha perdido mercancía, se ha dejado comer el bocadillo por el puerto de Motril, sigue con los graneles molestando a los vecinos y no ha conseguido que la capital disponga de un puerto deportivo como se merece. Para qué seguir.

No lo tiene fácil Ortíz. La ilusión es lo último que se pierde, y la esperanza, espero que tenga mucha doña Carmen, las va a necesitar. Conoce el funcionamiento de la Junta, sabe cómo es la política diaria y la supongo bastante escéptica  ante lo que pueda ocurrir en el futuro. Con todo, mucha suerte, la suya será también las de muchos almerienses que viven del puerto y para el puerto. Enhorabuena, el cambio era necesario.