Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Blesa o el saqueo de las cajas

Joaquín Abad
Exdirector de La Crónica de Almería

El recientemente fallecido ex presidente de Caja Madrid, suicidado o asesinado, según se lo crean los ingenuos lectores, fue durante años un personaje siniestro ocupado sólo a enriquecerse a costa de una entidad de ahorro que fue modélica.

Muerte en Córdoba /Elocuencia.org

Recuerdo haber visitado las oficinas de la entidad en Brickell Avenue, la suite 2100, en Miami, Florida, como español despistado que se interesaba por su caja en ese continente. Y mi decepción fue mayúscula al encontrarme con unos empleados que se rascaban la tripa sólo esperando que llegara el presidente de su caja, en avión privado desde Madrid, para llevarle a la mansión reservada en una urbanización de lujo para disfrute de él y sus amigos. Yates, fiestas…

Durante los años en que gobernó la caja tuvo que repartir a diestro y siniestro con las llamadas tarjetas Black a unos consejeros que miraban para otro lado mientras dilapidaba los dineros de los impositores, con el descaro del señorito andaluz que se creía dueño y señor de los dineros de Caja Madrid, y la llevó a la ruina con compras sospechosas como la del Banco de Miami.

Una oscura operación donde se movieron cientos de millones en comisiones que aún no se han determinado quizá porque en el reparto hay determinados personajes que no deben salir a la luz, no sea que nos llevemos sorpresas.

Ayer nos informaron que quizá se había suicidado, después de desayunar con sus amigos previo a una cacería en su finca cordobesa. Vamos, que se pegó un tiro, en el pecho, con un rifle de caza mayor. No me cuadra y veo una conveniencia en que no tire de la manta ya para enriquecerse debió tener cómplices poderosos que trincaron y luego se asustaron cuando empezó a correr la versión de que estaba dispuesto a tirar de la manta.